Contador web

viernes, 20 de enero de 2012

 
                            
            
 Somos muchos los que nos iniciamos en el mundo de la Literatura. Ideas que aparecen en nuestras mentes y que deseamos desarrollar para mostrar al mundo. Esa ficción que se mezcla con la realidad y toma forma, creando una historia, a veces negra, otras romántica, aventuras.
Todos los amantes de la pluma, soñamos con ese día en el que alguien te diga: "Es maravilloso. Me ha conmovido..." Palabras suficientes para continuar adelante y dar vida a nuevas hazañas que sigan impregnando mi mundo y el tuyo.
Recuérdame Mañana, es una novela producto de los cambios internos, ese encuentro que tarde o temprano, tenemos la obligación de mantener con nosotros mismos. El hallazgo de una llave que abre la puerta de la cárcel emocional en la que, angustiados, podemos encontrarnos. Es el aire fresco que se adentra en el corazón para mostrar la fuerza por la que hay que luchar.
Espero que disfrutes con la compañía de mis letras. Te agradezco tu colaboración y te adentro en mi novela....
 
"En uno de esos paseos inesperados por la vida, conocí a una mujer muy especial.
Acababa de cumplir cien años. Llevaba la paz que proporciona una vida intensa. Mente lúcida y abierta a los cambios sociales, unido a un corazón arraigado a fuertes códigos éticos y morales. Mantenía una sonrisa capaz de impregnar cualquier espacio.
Me mostró el "cofre" que contenía un gran secreto: El sentido para una vida plena. Me adelantó a un lugar en mis reflexiones y vivencias, donde inevitablemente para su acceso, hay que recorrer un camino construido con la suma de los años.
Recuérdame Mañana, nos muestra las obligaciones de fidelidad y lealtad que debemos mantener con nosotros mismos.
Nos alimenta de ese coraje, que en ocasiones, nos debe servir como las velas que dirigen a los barcos.
Nos despierta a las opciones para enmendar nuestros errores y luchar con uñas, mente y corazón por aquello en lo que creemos.
Es una guía que nos empuja a romper los moldes establecidos y que nos imposibilitan el paso para vivir plenamente.
Nos argumenta con datos: Que una existencia sin la locura del amor y la entrega total, no es una vida completa.
Que sólo si perseguimos los sueños, podremos atraparlos y convertirlos en realidad.
Que jamás hay que hacer caso omiso a los vacíos que se instalan en el alma. Porque esos huecos, terminan enfermando esa alma.
Una obra intimista y humana que te hará disfrutar del interesante relato biográfico del Sr: Clement. El círculo mágico de Mario. Los hallazgos humanitarios de Marie. La ensoñación vivida y compartida de los dos protagonistas, disconformes con su realidad y el empecinamiento de ambos por su renuncia definitiva a la misma. En un afán por conseguir sobrevolar esta cruda realidad, prefiriendo otra vida, inventada, en un paraíso de dos y tan sólo para ellos.
Espero y deseo que la lectura de estas páginas te ayuden a navegar por las partes más recónditas de tu interior y te den la fuerza necesaria para mantener la libertad en este paseo inesperado de la vida.
 
 
 
Forma de Pago
La forma en la que he pensado comercializar mi libro es la siguiente:
Si usted desea recibir el archivo con el libro en formato PDF a su correo electrónico, tan sólo debe realizar el Pago por importe de 10 euros:
Una vez realizado el Pago envíeme su correo electrónico para proceder al envío del libro:  solsanchez2012@gmail.com
En el plazo de 24 horas lo recibirá.
RECUERDAME MAÑANA: 104 Páginas. 19 Capítulos
Reservado los derechos de autor.
Espero que una vez leído me transmita en este blog sus sugerencias.
Atentamente
Sol Sánchez
MIS VIDEOS EN YOUTUBE
 
 



                                      Primer premio Publicidad Social Internacional 2007
http://www.youtube.com/watch?v=ZqjulnaigOg
http://www.youtube.com/watch?v=7WRxOjk65zU
http://www.youtube.com/watch?v=0-pFN-BX1jY


PENSAMIENTOS  Sol Sánchez

                      25-01-2014

Hay quien está destinado a no entenderse con los demás. Seguramente es complicado mantener relaciones que se basen en el respeto y la tolerancia, en la libertad personal. Hay personas que mantienen una mejor relación con la naturaleza que habla y no juzga. Con los animales que aman hasta la muerte. Hay quien con el paso de los años deja de entender el lenguaje humano para pasar a desvelar el de las estrellas y el viento. Ellos, son los llamados “locos” hay quien gritamos a pulmón abierto: Bendita locura.

 
                                                                           24-01-2014
"Cuando te acaricié me di cuenta que había vivido toda mi vida con las manos vacías"
Alejandro Jodorowsky

                       13-11-2013
Esta tarde, paseando por un parque, he visto sentada en un muro de piedra, la figura de una niña tallada en hierro. Un vestido azulado le tapaba hasta las rodillas. Llevaba unas coletas recogidas con unos lazos y tocaba una flauta. Entre montañas cubiertas de niebla, en la soledad de las calles, con la intensidad del frío, esa imagen me ha hecho pararme, observar y reflexionar. Todos y cada uno de nosotros somos una canción. Tenemos unos acordes y debemos seguir las notas, aquellas que de verdad nos harán sentir la vida plenamente. A veces nos equivocamos dejándonos llevar por ritmos que no son los nuestros y nos llenamos de desencanto y un vacío existencial. Estoy convencida que al final de una vida, lo verdaderamente importante, es haber conseguido que la partitura de nuestra alma esté completa y seamos nosotros nuestros propios maestros de obra. Atrás se ha quedado, la niña de hierro sobre el muro, haciendo frente al invierno que se aproxima, a las dificultades, a la llegada de nuevos veranos.  Dejando que los otoños la cubran de hojas y que las primaveras la vistan de luz. Allí, con su flauta entre las manos, recordando a aquellos que no dejamos de buscar, que somos una canción, una melodía, unos acordes y unas notas de ilusión…

 


                                                                         12-11-2013
Cuesta mucho imaginar que un día nos levantemos en nuestra cama, junto a nuestra familia, los vecinos…Y que ese día una tormenta deje hecho añicos lo único que tenemos. Que arrastre a nuestros hijos, padres, hermanos. Que aparezcan bajo los escombros. Cuesta trabajo creer, que tras una desgracia de ese calibre, permanezcamos durante horas en una fila, a la espera de conseguir algo de comida, agua y nos digan que no queda nada. Que miremos con los ojos cerrados al pasado inmediato, en el que podría haber pobreza, pero había calor, las personas queridas estaban vivas, una casa en pie…El presente es la desolación, angustia, frustración y un enfrentamiento brutal ante la cruel realidad de la vida. Si difícil es estar en un País como España en las filas del paro…Imaginemos estar en un país, Filipinas en el cual…¿Cómo sobrevivir? En el camino que separa la desgracia de lo que allí sucede de la solidaridad del resto de Países, estarán los inhumanos, canallas que se apropiarán de gran parte de esa ayuda. “Niños que han quedado huérfanos y pueden ser pasto de las mafias que traficarán con ellos” decía ayer la locutora en los informativos. “Adolescentes que serán prostituidas” Desde mi pequeño rincón, escucho y pienso que esto no es un mundo, es una jauría de lobos, en el que constantemente aparece mi frase favorita: “El mundo es una montaña de mierda que hay que coger con las manos para no mancharse el corazón” Ayer era Siria y seres humanos convertidos en números para los que observamos desde otros lugares. Hoy es Filipinas y de nuevo cifras…Mañana será otra cosa que va dejando atrás las tragedias y en la soledad y su suerte a seres inocentes. Los Políticos están en otras cosas más importantes y los demás no tenemos más remedio que “insensibilizarnos” ante tanto dolor. Que descansen en paz todas esas víctimas de una tormenta caprichosa. Y si hay algún otro lugar en el que seguro se estará mejor que aquí…Que lo encuentren.



                                                                                   
                                                                                  
     Mi madre
                                                                                             04-11-2013
A veces voy en el coche y de pronto me llama la atención comprobar que mecánicamente hago los trayectos por las carreteras, recuerdo direcciones, calles. Recuerdo los nombres de las personas conocidas, cierro los ojos y rememoro vivencias del pasado lejano y cercano, incluso puedo imaginar un futuro. Lo valoro porque hay personas que no pueden hacerlo. La vida por la razón que sea les ha robado sus recuerdos, sus pensamientos organizados, incluso sus proyectos de futuro. Tener una menta clara y sana nos parece casi un derecho, es una costumbre, pero realmente es un privilegio. Hay quien no recuerda dónde está la cocina en su propia casa, aquella que ha recorrido durante décadas, ni tan siquiera cómo funciona un pulverizador o que uso se le da al tenedor y la cuchara. Siempre es bueno parar unos minutos y sentirnos súper felices por recordar, por tener dos piernas, dos manos, poder ver, escuchar, hablar y sentir, ser independientes…Incluso haber nacido en la parte del mundo que estamos.  


                                                                                    16-10-2013

He descubierto la importancia que tiene mantener despiertos nuestros sentidos y que esos sentidos reaccionen cuando nuestra alma comienza a vivir de verdad. Me he quedado con muchas de las palabras de María de Villota, pero esencialmente ha pronunciado y escrito una gran frase: “Yo era piloto. Corría mucho a gran velocidad. Tan rápido que apenas calaban en mí las gotas de miserias de la vida. Y no porque no las tuviese cerca, sino porque sólo quería correr, avanzar, logar el objetivo, conseguir el sueño…” Cuántas personas caminamos por la vida cada día mirando y sin VER lo que hay a nuestro alrededor. Cuántos somos los que oímos a otros pero no ESCUCHAMOS sus palabras. Cuántas veces rozamos a la gente querida y no les decimos TE QUIERO. Rompamos de una vez este absurdo mundo social donde se están perdiendo los valores y las relaciones humanas. Hagamos el bien a nuestro alrededor sin dejar pasar una sola injusticia. Impliquémonos en el dolor ajeno y como dice la canción: Vivamos, para que no se duerman nuestros sentidos. María de Villota, tu vida ha servido para más de lo que hayas podido imaginar. Has dejado tus pensamientos llenos de espiritualidad y aprendizaje de vida a todos los que hemos creído en tu fe y tu sonrisa. Nos hemos alegrado enormemente al escuchar que hace dos meses te casaste con el amor de tu vida. Que estabas disfrutando de días mágicos. Personalmente me emocioné con tus palabras: “Cuando me miré al espejo y vi que había perdido mi ojo pensé: ¿Y quién me va a querer así? Pero en este año me han querido como toda una vida” Pocas personas pueden decir eso y tú lo has sentido porque además lo merecías. Hasta siempre, María de Villota. Como no dudo que seguirás haciendo cosas hermosas desde el Cielo, si pasas cerca, sonríeme alguno de estos días desde  las estrellas que es desde donde me llegan las sonrisas de mis seres queridos.

                                                                                   03-10-2013

Hoy, hablaba sobre la suerte y el destino y una trágica noticia ha empañado el día: El naufragio de una barcaza cargada de inmigrantes, quinientos para ser exactos. 94 han muerto y 250 están desaparecidos. El papa ha dicho que sentía "vergüenza" y cualquier ser humano que pise esta tierra con un mínimo de sensibilidad debe sentir lo mismo, además de angustia e impotencia. Me siento tremendamente unida a esas personas que se lanzan a un mar, cargados de esperanza por llegar a las costas donde la vida es más digna. Madres que se despiden de sus hijos quedando a la espera de noticias que hoy se han convertido en una terrible desgracia. Mujeres cuyo vientre arrullan a un nuevo ser, corazones que palpitan subidos a esas pateras de la muerte, por encontrar un sitio donde, por pequeño que sea, al menos les deje ser libres. Cada vez que veo esas imágenes siento que se abren heridas en mi corazón. Porque no debe hacer falta pasar hambruna, ni que nos coarten la posibilidad de vivir, ni conocer como nuestros hijos han quedado en el interior de un mar, cuando iban abrazados a sus propios anhelos...No hace falta nada de eso para convertirnos en personas solidarias, ayudar a aquellos que se cruzan en nuestro camino solicitándonos ayuda, o al menos, no marginarlos y señalarlos como si fueran la peste. Cada uno de esos muertos deberían tener nombres y apellidos, hacernos llorar, levantar altares en las calles como hacemos cuando sucede con personas del primer mundo...Ellos merecen nuestras lágrimas. Merecen que su muerte sirva para dar soluciones, para que todos los seres humanos que pisamos la tierra tengamos el mismo valor. Que nadie los mire por encima del hombro, ni les cierre una puerta, porque solo los miserables son capaces de eso...¿En qué parte estás?...

                                                         03-10-2013

La suerte y el destino. Constantemente nos movemos en esas premisas de vida. El paso del tiempo y las experiencias me han hecho forjar mi propia idea. Creo que hay una parte de las situaciones que podemos modificar y cambiar, pero estoy convencida que hay cosas que deben suceder y aparecen sin buscarlas cuando menos lo esperamos. Son esos giros inesperados de forma de vida que uno jamás se ha planteado. Es posible que sea la propia fuerza de aquello que anhelamos y que todos y cada uno de nosotros llevamos escondida en el interior. O quizá, el impulso de la vida. Lo cierto, es que es mejor abandonarse a esa corriente que consigue que todos los días no sean iguales. El caminar por la vida consiste en la apertura, creación y elección de miles de sendas, etapas que se cierran, proyectos que se abren. Personas que llegan, otras que se van. Conocimientos y descubrimientos que nos guían, horas que cuentan, suman y no deben restar. Me gusta la no planificación a largo plazo, mirar un nuevo día que se abre lleno de nuevas expectativas, cambiar lo que pueda y abandonarme a lo que se impone extrayendo lo positivo y grabando la lección de vida en esta magnífica escuela que es: La existencia.

                                                                                   02-10-2013

Cuando sumamos años a nuestra vida, llega un momento en el que todos podemos decir que hemos tenido un barrio. Aquel en el que jugábamos libres junto a otros niños. Recuerdo sus caras, incluso las de sus padres. Un barrio obrero, junto a los campos de la mancha. El tiempo ha pasado y hoy vuelvo tras muchos años de ausencia. Me siento en el mismo escalón para observar que todo ha cambiado. En los huertos, ahora se levantan edificios, los niños de aquel ayer, hoy son hombres y mujeres con familias. Sus padres, ya no son el reflejo de la vitalidad, al contrario. Los años los han vestido de deterioro y lentitud. Durante un buen rato me doy cuenta que por muchos libros que pueda leer, ninguno será tan interesante y real como la lectura que nos deja la propia vida. En las páginas del tiempo, mi barrio se ha cubierto de arrugas, algunos de sus personajes abandonaron jóvenes su historia, se transformaron los grupos de niños para dar paso a otras nuevas generaciones, la tierra húmeda se convirtió en asfalto. Algunos de sus sueños sembrados se habrán hecho realidad, pero aquellos que no se cultivaron han sido perdidos…Los amores que no se aceptaron no se recuperarán. Nada tiene demasiado sentido excepto los verbos “vivir” y “sentir” con intensidad cada página del calendario. Me llega un aroma a perfume que puede ser del presente, pasado o futuro. Al final es lo que nos queda: El aroma a…


                                                                                             30-09-2013

Hace unos días tuve la suerte de poder desayunar junto a mi madre en una terraza de una cafetería de mi pueblo. Estando allí, rodeada de otras mesas y personas que disfrutaban de un día lluvioso, aparecieron unos chicos de unos veinte años. Arrastraban un órgano que rápidamente instalaron y comenzaron a tocar algunos temas. Animaron el momento, percibí como aquella música ponía movimiento en algunos cuerpos que hasta ese momento estaban tensos. Producía un ambiente agradable. Al rato, uno de los chicos pasó un platillo para que aquel que quisiera depositara unas monedas. Me pareció muy desagradable comprobar como casi todo el mundo le daban la espalda, o le regalaban gestos de indiferencia. El chico llegó hasta mí. Su cara me transmitía buenas vibraciones. Le miré a los ojos y dándole la propina que pude le dije: Gracias. Me sonrió. Otra chica hizo lo mismo. Cerraron su órgano y continuaron deleitando con su música por otras calles a la indiferencia, la insolidaridad y el desaire de aquellos que todavía tenemos la suerte de mantener nuestros monederos con la chatarra suficiente para darnos un capricho. Es gente realiza un trabajo digno donde al menos y ya es mucho, no roban, ni trafican. Creo, que merecen una pequeña recompensa por cada uno de nosotros, por pequeña que sea, a la suma de todos conseguirán para vivir y mantener esa música que nos una como seres humanos y nos ayude a superar momentos duros a aquellos que deciden el camino de la dignidad para ganarse la vida.

                                                                      24-09-2013
He debatido muchas veces sobre el destino que nos vamos creando. Es verdad que hay gente que tiene capacidades para crear cosas y conseguir una buena posición, otras que se duermen en los laureles. Otras que tienen suerte y todo le llega de forma fácil sin mucho esfuerzo. Y están aquellas a las que esa suerte no parece acompañarles por ninguna parte. Me paro muchas veces en los rostros cansados, decepcionados, esos que caminan por la vida intentado sobrevivir cada día. Los que han tenido que dejar sus países, alejarse de sus familias. Los que por falta de formación deben realizar trabajos duros por cuatro perras, incluso los que tienen el deber de conseguir unos billetes a diario para dar de comer a sus familias. Me encuentro personas sentadas en las puertas de las Iglesias, mujeres, hombres, ancianos, niños. Algunos con grandes carencias físicas y un pequeño vaso de plástico pidiendo monedas de piedad. Decimos que mejor no mirarlos ni colaborar porque forman parte de las mafias que ahí los colocan…Pero son seres humanos de carne y hueso, cuyos ojos lloran, cuyos labios se resecan, cuyo corazón debe convertirse en una piedra para poder sobrevivir a esa existencia. Intento no encontrarme con su mirada porque me avergüenzo de los seres humanos. Sé que mi dinero no los salvará de su destino. Me pregunto: ¿Cómo poder pasar por alto esta realidad que ya forma parte de los días? Y entiendo que en el fondo, cualquier persona con un mínimo de sensibilidad también nos convertimos en supervivientes de un mundo injusto que no nos gusta y nos parte el corazón.

                                                                                            23-09-2013

Es espectacular la luna llena que nos está acompañando estas noches de verano y entrada al otoño. Siempre me ha atraído la luna, desde que era una niña la buscaba, incluso la intuía. He vivido muchas cosas en compañía de la luna, pero hay un hecho que marcará para siempre las noches de luna llena. Hace meses, iba caminando por una ciudad de la mano de mi madre que sufre de Alzheimer avanzado. Al cruzar una calle, apareció majestuosa. Le dije: Mira mamá, que luna más preciosa y siempre solitaria” Ella la miró y me contestó mirándola muy atenta: “Está enamorada del sol”. Me enfadé un poco y le dije: “Mamá, la luna no es humana y no puede enamorarse como nosotros”. Ella me respondió muy segura: ¡¡Claro que está enamorada! Se enamoró del sol y está triste porque no puede verlo”. Me reí dentro de la tristeza que produce escuchar a tu madre decirte esas cosas y pensé en esa luna de la que siempre creí que dibujaba estelas en el mar que señalaba un camino a los enamorados. Los mismos de los que era confidente escondidos en cualquier rincón del mundo. Luna milenaria, torrente de creatividad y poseedora de sueños. Imaginé de ti muchas cosas, pero jamás, que fueras una enamorada despechada escondiéndote en las noches oscuras porque en algún momento caprichoso el sol te partió el corazón.

                                                                                     22-09-2013


Cuando me siento vulnerable ante tantas cosas en la vida, me doy cuenta de la importancia de tener una buena relación conmigo misma. Quererme, comprenderme, respetarme, ser mi mejor amiga y ante todo, saber quién soy. Siempre he querido más a los demás que a mí misma. He preferido perjudicarme antes que hacer daño a otros y el tiempo me ha demostrado que es una grave equivocación. Y de esa forma un día decidí conocerme. Lo hice poco a poco. Comencé escuchando mis emociones, aquellas que en tantas ocasiones escondí, incluso rechacé. Descubrí una pequeña vocecilla a la que había ahogado por las veces que la ignoré: Mi intuición. Y poco a poco supe quién soy y qué quiero en la vida y comencé a mantener una relación con mi interior. Arrullar nuestra propia esencia es protegernos de aquellos que no nos quieren de verdad y nos utilizan, porque en definitiva, estamos en una espiral de intereses continuos. De tantos lobos que nos llegan envueltos en una piel de cordero…El mundo podrá ignorarnos, pero si yo no me ignoro, jamás me sentiré sola. La gente podrá no respetarme pero si yo me respeto mantendré mi bandera de la ética en alto y nada me vencerá. Nadie creerá en mis sueños e ilusiones, pero si yo las persigo en la realidad, aun caminando por sendas antes no pisadas por otros y posicionándome en contra de los demás, pudiendo decir que los sueños existen y que por muy escarpado que pueda ser el camino, encontrarlos es lo único que de verdad me ha hecho feliz. Entonces…como dijo el filósofo: “Prefiero una locura que me entusiasme a una verdad que me abata

                                                                        21-09-2013


Me gusta pensar. A lo largo de un día siempre busco momentos a solas conmigo misma para poder adentrarme en pensamientos y reflexiones que me ayudan a ralentizar el tiempo. La fuerza de la cotidianeidad va demasiado rápido para mí. Necesito pararme y valorar los actos, las decisiones, el transcurrir de la vida…Necesito recordar, incluso fabricar sueños como si de un pentagrama se tratara. Hoy, he entrado en una de esas casas de campo muy antigua. Todavía conserva intactos los muebles, los techos, los detalles que en su día a través de las manos de sus dueños, le dieron vida. Allí, sin tele, ordenadores, batidora o cualquier otro nuevo artilugio de esta época, he sentido la calma de la que hoy no disponemos. Entre esas cuatro paredes, se respiraba a las pausas del tiempo que acontecen sin prisas. He salido a su patio y he paseado por las cuadras vacías, los campos sin cosecha. He escuchado el sonido de las aguas de río y he jugado a buscar figuras en las nubes…Se que necesito ir más despacio que el resto del mundo porque no quiero que me pase desapercibido el aire, ni los colores del cielo, ni las pocas palabras verdaderas que puedan llegar a mi vida…

                                                                                            18-09-2013

Hoy me he planteado la importancia del tiempo. He pensado en la posibilidad de que “el tiempo” se pudiera ver expuesto en los escaparates para poder adquirirlo…¿Alguien lo compraría? Quizá por eso no se vende, porque no se valora. El tiempo es el mayor tesoro y nunca sabemos la cantidad de la que disponemos. Lo hipotecamos en horas de trabajo para pagar una casa, un coche, una joya y lo justificamos diciendo: “Ya llegará el momento de la jubilación” pero ocurre que ese día, si llega, descubrimos que ya no es tiempo de vivir con los cinco sentidos, sino de descansar. Quiero que en un escaparate me muestren el tiempo…”Se venden días, semanas, años, meses…Compra tiempo” Tiempo para vivir con tranquilidad, para disfrutar de las cosas. ¿Cuánto tiempo hace que abriste los ojos una mañana y al mirar por la ventana llovía tanto que decidiste quedarte en la cama parte del día? Eso es disponer de tiempo. ¿Cuándo fue la última vez que pasaste una tarde entera haciendo el amor y masajeando con aceite la espalda de tu pareja para sentir juntos el placer del tiempo? ¿Cuándo te levantaste una mañana y decidiste hacer la maleta para viajar cerca del mar a vaguear? Llenemos nuestra vida de tiempo válido, bien compartido, tiempo de calidad…Porque al final es lo único que importa: El tiempo.
 
                                                                                     17-08-2013

¿Podría ser mejor?
Hoy las montañas han amanecido salpiqueadas de las primeras nieves. Por circunstancias he tenido que iniciar un viaje y rodearlas. Sobrepasando los dos mil metros, he podido ver pequeños pueblos solitarios, de esos en los que la mayoría de la gente pensaría que es aburrido vivir. Unas veinte casas, escondidas entre los bosques, en el centro una plaza con la iglesia y un cartel que señala: Ecole. Para mí, casi sería un privilegio poder vivir ahí. Al calor del fuego dentro de esos hogares de paredes de piedra y tejado de pizarra. Esperando la llegada de la persona a la que quieres para cuidarla, mimarla, sentirte protegida y con quien compartir el sonido del viento en las noches de invierno y horas de conversación mientras escalas las montañas en primavera. Observar a los niños y jugar con ellos dirección a la escuela. Esperar a tu vecina que vendrá a compartir un café caliente cada mañana. Realizar las tareas diarias y en el tiempo de ocio escribir sobre los folios en blanco mis relatos, soñando que un día llegarán a las manos de un loco editor que apostaría por editarlos y extender por el mundo mis creaciones, sentimientos y anhelos. ¿Podría ser mejor?...

                                                                                    14-09-2013

Me gustan los momentos que nos enseñan a vivir. Sé, que todos ellos nos causan dolor, que aprendemos de aquello que duele, nos emociona…Pero, qué sentido tiene la vida si en ella no aprendemos a vivir. Me resulta imprescindible no desnudarme en el día a día de la contaminación social de la que se nos contagia en el momento en el que empezamos a caminar. Allí donde te enseñan que una cara bonita vale más que una bella alma. Que las acumulaciones materiales son más importante que la gran hucha de los sentimientos, abrazos y emociones. Necesito lavarme la cara para salir al mundo sin miedo, sin que el corazón se me ensucie. Prefiero acumular bofetadas a llevar sobre mí la carga de proyectar dolor ajeno. Siento que se me hayan escapado los años en los que estuve rodeada de seres queridos y no haber tenido la capacidad de agarrarme a ellos para que jamás se hubiesen ido a ese lugar hasta el que por el momento, no puedo alcanzarlos... Siento no haber dicho tantas cosas que sentía hacia ellos pensando que la vida era eterna…¿Y ahora? Por mucho que los insensibles te digan que hay que dejar atrás el pasado, yo sigo lanzando palabras al viento, ese viento que corre libre y que no sabemos hasta dónde puede llegar. Sigo dejando que los días me embriaguen con nuevas personas y situaciones, creando mi pequeño collage de pasado y presente para no olvidar quién soy, de dónde vengo y principalmente que debo agradecer aquello que me entregan por insignificante que pueda parecer.  Quizá, en un momento de nostalgia como éste es importante agradecer a quien me lee, me sigue y cree en mí: Gracias.

 
                                                                                   12-09-2013

Ayer paseé por un profundo bosque. Lo hago en silencio, con los ojos muy abiertos, intentando dejar que mi mente se vacíe de todos los pensamientos cotidianos que me abruman. Me apasiona observar y ver los pequeños detalles, los rayos de sol que se adentran como pueden entre la espesura y tocan sutilmente los árboles dejando un brillo especial en sus hojas que ya van cambiando de color anunciando el cercano otoño. El silencio lo invade todo, aunque a veces, se puede percibir el sonido que provoca la brisa en las ramas y se crea una melodía que consigue estremecerme la piel y llenar de sensaciones mi interior. Miro al cielo, las pequeñas nubes que pasan y transportan los colores rojizos del atardecer. Un halcón vuela bajo las mismas y siento que no tengo cuerpo, que sólo soy espíritu y que si existe un Dios, es lo más cerca que puedo estar de él. Pienso en el mundo fuera de ahí. Los hombres que han perdido el horizonte, que se han llenado de codicia, que dañan a los seres más débiles. Imagino los bosques que arden, las violaciones de los derechos humanos, las personas que mueren en guerras injustas, los hombres que podrían ser halcones, tener alas y volar libremente. Imagino y nada es hermoso. Vuelvo a buscar el reflejo del sol para recuperar la calidez y entiendo lo fácil que sería ser feliz. La felicidad es disfrutar de aquello que nos rodea, pequeños detalles, los amigos, la familia, el regalo de los días. Me emociona el recuerdo del amor, la amistad, las conversaciones al calor del fuego, al calor humano…Los días en los que he sido feliz al sentir el roce de una mano, las sonrisas de mis seres queridos, el impulso de la empatía, la solidaridad…La emoción se convierte en lágrimas en mis ojos y me arrodillo ante la belleza que percibo porque sé que ahí, sobre mí, están aquellos que un día se marcharon y jamás me abandonarán. El sol va desapareciendo y sigo caminando, se me afianza la necesidad de encuentros conmigo misma, con mi corazón. Me lleno de lo más sencillo y cuando vuelvo a tocar con mis pies el asfalto sé un poco más quién soy y qué quiero en esta vida, que no es nada más que desear hacer feliz a los demás y con ellos a mí misma.

                                                                                    11-09-2013

Se repite en mi mente la imagen de la niña de ocho años que ayer murió en las manos de su marido. Es aquí cuando me planteo que debería existir la pena de muerte para ciertos seres que no merecen tener la posibilidad de arrebatar la vida a seres indefensos. Una niña de ocho años es un ángel y no deben existir leyes, ni culturas, ni hombres que permitan esa depravación. Me pregunto dónde están los derechos humanos, aquellos que nos hablan de una garantía de vida digna, sin distinción alguna de raza, color, sexo, religión, idioma…¿Dónde quedan esos derechos para los muertos inocentes en las guerras, las mujeres violadas en la india y la niña de ocho años desangrada por una bestia que se hace llamar “hombre”. Que nadie nos engañe en este desgarrador mundo de actos que nos dejan sin respiración a aquellos que no somos capaces de matar una mosca. Los derechos humanos pertenecen a las clases sociales, razas, color y sexo y aquellos que han tenido la desgracia de nacer en los peores lugares del mundo seguirán siendo víctimas irremediables de las injusticias, la falta de ética y valor humano de un mundo enfermo. Nos queda, al menos, cerrar los ojos y soñar que existe algún lugar en eso que llaman cielo, donde todos aquellos que van encuentren la felicidad que aquí no pudieron. Descansa en paz niña de ojos grandes…


                                                                                    09-09-2013

La manera en la que formamos parte del consumismo es escalofriante. Sutilmente se nos ha preparado para comprar cosas que no necesitamos, incluso valorar el estado de felicidad a través de la adquisición de artículos que en breve se quedan caducos. Lo peor de todo es que yo creo que estas desmedidas ganas de compra compulsiva ha creado un nuevo modelo de persona con un nivel de ética mucho más bajo comparado con la época de nuestros padres. ¿Cómo podemos gastarnos en un teléfono móvil 400 euros y sentir empatía con las imágenes de niños que salen en los informativos buscando un vaso de agua para beber? La forma de vida que tenemos nos hace no ser reflexivos con  los graves problemas que padecen aquellos que están en la otra cara de la moneda y a nosotros nos convierte lentamente en seres carentes de solidaridad y nos va posicionando en esa peor parte del mundo que describía, Gandhi: “El mundo es suficientemente grande para satisfacer las necesidades de todos, pero siempre será pequeño para satisfacer la avaricia de algunos” Creo que estamos en un momento social en el que sólo la reflexión personal de cada uno nos puede hacer cambiar nuestro pequeño mundo para aunarnos a otros que como nosotros elijan el camino de la humanidad: “Me resulta más fácil ser feliz siendo humilde y consciente de que para vivir necesito ser “persona” por encima de todo” Sol

 


                                                                               05-09-2013

Hay palabras que deberíamos anular de nuestro vocabulario. Son hirientes y guardan un contenido equivocado la mayoría de ocasiones.

BORRACHO: He conocido personas maravillosas que han sido víctimas de lo que considero una enfermedad terrible. Hay gente que se adentra en el consumo de alcohol por debilidad y lo pagan con su propia vida. Detrás de un alcohólico, generalmente hay familias que sufren, niños que esperan que su padre o madre lleguen y se conviertan en personas normales. Parejas que lloran la ausencia del otro, padres que sufren en silencio la desgracia de sus hijos…

PUTA: Detrás de una mujer que vende su cuerpo hay un ser humano, casi siempre marginada socialmente, otras veces humillada, engañadas, obligadas a prostituirse y amenazadas. Cada mujer puede decidir lo que quiere hacer con su cuerpo y siempre que no haga daño a nadie, merece ser respetada y jamás ser abocada a la marginalidad.

MARICONES, BOYERA(no sé si se escribe así): Cerremos los ojos por un minuto y veamos nuestros sentimientos y deseos hacia el sexo opuesto al nuestro. Abrámoslos y imaginemos que nuestra forma física es igual a aquellos que deseamos…¿Qué haríamos? Lo más probable es que simplemente no entendamos el por qué de esa diferencia, pero ante todo, exigiremos que se nos respete tal y como somos: Seres humanos. Que lo correcto es que todos podamos realizarnos en la vida sin creer que tenemos más derechos que otros y sin zancadillas sociales constantes que nos limitan. Blancos, negros o amarillos, pobres o ricos…Todos merecemos nuestra oportunidad.

Ningún ser humano que no daña intencionadamente a otras personas debe ser juzgado, marginado y censurado. Las personas decentes deben ser respetuosos y sutiles con aquellos que mantienen formas de vida diferentes a la nuestra. Todos tenemos nuestras peculiaridades y a nadie nos gustaría que se nos etiquetara en la frente. Humanicémonos para poder vivir en un mundo en paz y así dejar que cada persona realice su vida de la mejor manera posible.



                                                                         28-08-2013

Que alguien me explique el sentido de una guerra porque no lo entiendo. Que me convenzan de que el ser humano es inteligente si a la vez se destruye a sí mismo. Se me hiela la sangre cuando veo las imágenes de Siria, a su población. Es el infierno y allí se encuentran atrapados, porque al fin y al cabo, ellos, los inocentes, los débiles, son los que pagarán con su vida las elecciones de los poderosos. Es imposible meterse en la piel de esas madres que ven como sus hijos no tendrán futuro. Esos padres que intuyen el final. No hay escondites ni ayudas, ni máscaras que puedan protegerlos del daño que puede causar un ataque con armas químicas. ¿Qué alguien me explique hacia dónde tenemos que mirar? ¿Cómo seguimos adelante sin mantener esa carga que supone el sufrimiento ajeno en cualquier parte del mundo? Quizá el antibiótico para los que somos espectadores sea sumergirnos en la frialdad  y mantener la calma sin pensar: ¿Cuándo nos tocará a nosotros?


                                                                                    26-08-2013
No tuve la suerte de tener buenos maestros de escuela. Me enseñaron a contar, leer y escribir, pero nadie me enseñó humanidades, filosofía, el arte de la poesía. Hubiese sido maravilloso tener conocimiento a muy temprana edad del desarrollo de la sensibilidad. Para no tener que padecer de ese ahogo que te adolece las entrañas y que no comprendes, ante el rechazo instintivo de una sociedad materialista. Los años me han hecho ver que es el mundo de los niños lo que me despierta mi interior. Me apasiona todo aquello donde se refleje la fantasía, los colores, el amor y el contacto humano en toda su esencia. Me encanta imaginar y soñar y esperar…El contenido de los adultos de asfalto, me resulta tedioso la mayoría de las veces. No es la primera vez que escucho críticas hacia mí en ese sentido, pero es curioso que aquellos que las hicieron no eran ni han sido personas felices. Nadie podrá convencerme de que hay sendas marcadas por las que pasar. Prefiero descubrirlas por mi misma caminando si es necesario por el medio de los bosques. Nadie me podrá decir que se siente pleno sin expresar sus sentimientos, sin confesar su soledad, dejando pasar los días carentes de contacto humano. El mundo que conozco dentro de mí, lo vivo con mi espíritu, mi alma. Y eso me hace sentir que estoy viva. Cada uno de los días deben contar y debe guardar encuentros, conversaciones, alguna emoción, un significado que nos haga entender el sentido de vivir.
 
                                                                                    15-08-2013
Todos tenemos algo en lo que creer. Un amuleto, una canción, un pequeño objeto que pertenecía a un ser querido…Todos guardamos una pequeña fuerza en nuestros bolsillos, o en nuestro corazón. Es el aliento que nos empuja a saltar los obstáculos, que nos da seguridad. Que nos ayuda a superarnos. Que nos mantiene unidos a la vida y convierte las ilusiones en proyectos vitales. ¿A quién no le ha emocionado alguna vez los acordes de una canción? ¿Quién no ha cerrado los ojos en algún momento y se ha encontrado con la imagen de un amor? ¿Quién no se ha sentido perdido al escuchar que aquello en lo que crees no existe? Todos tenemos algo en lo que creer…No dejes de escuchar esa melodía, ni pierdas, si tienes ese amor y no dejemos de creer en aquello que sentimos desde nuestro interior, aunque el mundo entero nos grite que sólo es una ficción.

                                                                     12-08-2013
Hace unos días, hablé con un chico español que ha venido a vivir a Suiza. Me contó su experiencia en España donde perdió su empresa valorada en tres millones de euros. Me comentó que estuvo dos veces planteándose el suicidio.
Hoy, mirando las noticias me he encontrado con una fotografía de los presos en Marruecos. Algunos son españoles y están en la prisión por encontrarles hachís en su equipaje. Duermen hacinados en el suelo, acompañados de cucarachas y ratas. Apenas les dan comida, el agua es sucia y no tienen derecho a asistencia médica, incluso hablan de torturas. Observando la foto, he pensado en el límite humano. Estoy convencida que nadie sabe lo que puede ser capaz de superar. Aquellos que lo hemos tenido casi todo, mantenemos un listón muy bajo a la hora de enfrentarnos a la adversidad. El sufrimiento y las carencias que soportan muchos seres humanos, debería servirnos para ser más enérgicos, para que nada nos hunda. Para hacernos fuertes y luchar con uñas y dientes. Miro sus rostros y me pregunto: ¿Qué les mantendrá con vida? Pero sea lo que sea, ahí están. Albergando la esperanza de poder respirar un día y volver a ser libres. Si existe un Dios en alguna parte, o la buena suerte, ojala y despierte las conciencias ejecutoras que condenan con tal crueldad. Y al resto, a los que somos espectadores de tanta maldad, que nos sirva para no quejarnos por cualquier cosa y solidarizarnos con los que de verdad deberían quejarse, tener ganas de arrebatarse la vida y ahí continúan dejándonos un gran ejemplo de valor y dignidad…
                                                                                            11-08-2013
Creemos saberlo todo, pero no sabemos nada. Somos como gotas en la gran tormenta, granos de arena en el inmenso mar. Nos creemos importantes, pero no valemos más que la mariposa que vuela, ni tenemos la fuerza del rayo. La juventud nos viste de osadía. La madurez nos enseña que nada es tan importante, ni tan indiferente. Todo lo que hoy sucede, mañana puede cambiar. Lo bueno se convierte en malo y lo negativo puede tomar aires de perfección. La vida es ese accidente, o regalo con el que todos nos encontramos un día cualquiera. Vivirla se aprende con el paso de los días en el infinito libro de la experiencia. Tenemos el privilegio de amar, entonces…¿Para qué odiar? Se nos ofrece compartir, ayudar, el “don” de la comprensión…Entonces, ¿Por qué marginar, practicar la intolerancia y dañar? Vivir sería más sencillo si comprendiéramos una certeza: “Se acabará y de nada nos servirá el poder y la riqueza”. Dicen que es en el último instante de vida cuando uno reconoce sus actos…Pues entonces…¡Vivamos en armonía, respeto y consideración!
 
                                                                                    10-08-2013

No envidio nada en la vida, excepto algo especial. Me produce una envidia (sana) cuando escucho a otras personas decir: “Voy a ver a mis padres”. Creo que es una de las frases más hermosas. La lotería más grande: Tener unos padres que te esperan en cualquier parte, a la hora que sea. Los que te escuchan, te quieren y te acurrucan. Sí, ya sé, que muchos dirán que hay padres que no merecen estas palabras. Pero yo hablo de aquellos que son padres con el corazón. La gente que ha cumplido años y mantienen a sus padres, son privilegiados. Mi padre murió con 51 años. Yo tenía 24. Mi madre tiene Alzheimer y no recuerda que existo cuando no me ve. Durante estos años de ausencia, muchas veces, cuando he estado sola, he mencionado para escucharme la palabra: “Papá” y me he quedado en silencio. Escucharme del mismo modo que lo hacía cuando lo llamaba a él, me ha dado fuerza. Y aunque todo sea una fantasía, me ha gustado creer que en algún lugar, pueda estar su respuesta. Si de algo tengo la certeza, es que mientras viva, seguiré pronunciando la palabra: “Papá”.

                                                                                             05-08-2013
Me apasionan las biografías. Pero no aquellas que cuentas las idas y venidas por este mundo. Me gustan las que se esconden en el interior de cada uno. Los pensamientos que no compartimos, las reflexiones que no decimos. Las impresiones que sentimos. Son las biografías reales de vida que se pierden. Que se van cuando su protagonista termina sus andanzas por los años. A veces, los ojos son los que muestran esos acontecimientos. Pero hay que ser ávidos lectores para interpretarlas. Los seres humanos estamos llenos de lenguajes ocultos que no pronunciamos. Que ni siquiera sabemos que existen. Pero están los sabios que observan y nos ven y son capaces de escuchar nuestro latido a distancia. Ellos se llevarán la verdadera esencia y aprenderán a vivir humildemente cosechando la sabiduría que otros no intuyen. Sería bonito conocer a alguien y decirle: “Cuéntame aquello que callas…Susúrrame al oído lo que jamás te has  atrevido a contar”
                                                                        31-07-2013
Jamás sabremos el sentimiento de otras personas, hasta que no seamos capaces de introducirnos en sus zapatos.  Y con el tiempo he entendido que ese es un viaje interesante y humano. Nos puede dar pena las imágenes de aquellos que sufren en las guerras, que se mueren de hambre. No haber sentido alguna vez la falta de alimentos y de agua, nos posiciona en un lugar de privilegio. No estar en las esquinas vendiendo por unos euros nuestro cuerpo, no haber sentido la pérdida de seres queridos, no conocer las humillaciones, el desprecio, la intolerancia. No tener que abandonar a nuestra familia, nuestro País y montar en una patera de la muerte…Todo ello nos obliga a callar y no valorar otras vidas. Dejemos de pronunciar las palabras: Putas, negros, borrachos, desgraciados, …Y seamos capaces de sentir por un instante lo que aquel a quien criticamos puede sentir. La vida no es para todos la suerte de tener una casa, un coche y una cuenta corriente. La vida para otros es sacrificio, llantos e injusticias. Dejemos de ponernos bajo el grifo de la ducha que limpia nuestro cuerpo y  derrama el agua que a otros le salvaría la vida, mientras que a nosotros nos ensucia el alma al ponernos de perfil frente a la realidad. Estoy convencida que el mundo cambiará cuando la gente del primer mundo empiece a compartir, ayudar y valorar a los que están en situaciones difíciles. En definitiva vivir es sólo un viaje para todos y además dura menos de lo quisiéramos. Subamos a ese tren en familia, rozándonos la mano sin importarnos el perfume, el color, el lugar donde hayamos nacido…


                                                                 30-07-2013
La sonrisa de una madre se va perfilando en el corazón con el paso del tiempo. Nadie que sea decente, podrá no agradecer lo que es una madre. Nadie nos entregará caricias y besos más puros, ni nos cobijará en su regazo sin intereses y sin juzgarnos. Nadie nos perdonará de la misma forma y tampoco nos mirarán del mismo modo. Ni darían la vida por nosotros.

El rostro de una madre, perdura para siempre en el alma. No importa que se cubra de arrugas, o la enfermedad le robe su expresión, quedará su imagen hermosa de aquella primera expresión que vimos y el sonido cercano y enternecedor de la voz que escuchamos.

Estoy convencida que una madre, o un padre se van, pero jamás nos dejarán. Cada vez que un pequeño detalle incomprensible suceda, puede que sea la luz de su aliento. Nada nos atormentará, por muy mal que las cosas no vayan. Si en la oscuridad de la noche, uno se abraza al regazo de los recuerdos y en ellos están sus padres.

Hace poco escuché que las estrellas son los agujeros en las cortinas del cielo, a través de los que las madres que se fueron nos observan.

Hoy, un día cualquiera vaya un abrazo a mi madre, la tuya, las que siguen aquí y las que se fueron.


                                                                                    29-07-2013

Se rieron de mí porque jugaba a construir sueños. El mismo que me ha arropado cada noche mientras que los demás tenían miedo. Crecí persiguiéndolo. Mientras ellos me llamaban soñadora y se convertían en urbanitas programados en el mismo guión impuesto. Maduraron y crearon una vida convincente de cara a la galería, mientras que yo atrapaba mis ilusiones y me bañaba de lleno en ellas saboreando el sentido de mi vida. Envejecieron antes de tiempo porque en esta vida no se puede vivir sin anhelar quimeras y yo disfruto de la niña que fui y nunca dejé marchar. Ahora, levantan sus cuerpos anquilosados en la programación del tiempo y me dicen que estoy a solas con mi locura. Yo les cuento que mi locura es la culminación de aquello en lo que creí un día; el amor, el respeto a mí misma, el sendero de mis propias ideas…Que cada uno juzgue el sentido de vivir. Pero que nadie se ría del camino que elijan otros. El tiempo nos hace ver los errores que cometemos cuando sentenciamos las elecciones ajenas.

                                                                                    28-07-2013
Las personas que tienen un mundo interior, jamás estarán en soledad.
Aquellos que guardan en su retina a los seres queridos, estarán llenos de buenos sentimientos.
Hay gente que todo lo compra con dinero, incluso el respeto, el cariño. Porque hay otros que lo venden.
Están los que no serán comprendidos, frente a los que jamás practicarán la empatía y comprenderán que en la vida hay matices y distintas formas de mirar el mundo.
A falta de belleza interior, es difícil que los sensibles de corazón, puedan ver belleza en el exterior.
Hay quien comete errores y por mucho que cambie, nadie verá la nueva persona que es. En cambio conozco a aquellos que se ganaron una vez el papel de “buenos” y lo mantienen de por vida, a pesar de sus equivocaciones.
Es el mundo que entre todos hemos formado. Un mundo en el que el mal y las injusticias son más poderosas que el bien. En el que nos ensimismamos mirando nuestro ombligo, dejando que el sufrimiento de los demás pase de largo.
Mientras que cada uno de nosotros no nos planteemos que en esta vida lo principal son las relaciones humanas, el compromiso personal. Que nos sobra la mitad de lo que almacenamos y que nuestro valor no se mide por lo que tenemos, las cosas no mejorarán y personas inocentes pagarán por ello. Somos responsables del mundo y sus circunstancias.

                                                                                    18-07-2013
El suceso de los niños envenenados en la India. Los niños españoles que al parecer han sido agredidos sexualmente por el profesor de Religión, las muertes en Egipto…Ese reguero de dolor y sangre que nos acompaña a diario en las noticias. Sucesos con los que tristemente nos hemos acostumbrado a vivir…Recuerdo cuando era pequeña. Lo máximo que veía en la televisión eran dibujos animados. Si me hubiese tocado ser un niño hoy, estoy convencida que mi alma estaría quebrada. Aún así, me hiere el sufrimiento, me revela el mundo en el que vivo cubierto de inmoralidad y falta de sentido común. Hoy son ellos, mañana podremos ser nosotros. Y…¿Quién quiere ser un número en las noticias? Es difícil que pase un solo día, sin que algo me haga agradecer a la vida la suerte que he tenido. Nacer en lugares seguros ya nos hace privilegiados, el resto en muchas ocasiones depende de cada uno de nosotros.


                                                                                    15-07-2013
Quisiera que mis problemas cotidianos, no me crearan ceguera para ver el mundo. Los diminutos detalles de los que está lleno y me rodean. Quisiera que cuando miro algo, pudiese ver con exactitud aquello que esconde, porque todo tiene su propia alma y al hallarlo nos deja su propia visión de las cosas. Quisiera tener y mantener la capacidad mental de entender lo que pueda llegar a ser incomprensible, porque eso me hará humilde y generosa. Todo es más sencillo de lo que parece y somos verdaderos artistas para complicarlo todo. Bastaría con valorar la vida y la felicidad de los demás, como la nuestra propia. Ello nos haría ser más ecuánimes y no necesitar aquello que sólo se posee a través de la lucha y el dolor. ¿Qué significa ser hoy en día un hombre? ¿Cómo se sobrevive a esa guerra que camina en silencio a nuestro lado robándonos la ética y la decencia? Reflexionando como siempre…

                                                                 10-07-2013
Hay actitudes en las personas que consiguen sacar un sentimiento de intolerancia en mi. Y son esas personas que se cruzan conmigo en dos metros cuadrados y hacen todo tipo de movimientos con el cuello para no saludarme. Coinciden en un ascensor a solas y no dicen ni una palabra. Te los cruzas por una calle solitaria y más de lo mismo. ¿Cómo se llama eso? ¿Mala educación?¿Mal carácter? O, como dicen en mi pueblo: “Mala leche…” Sinceramente, la buena educación es imprescindible. Que yo tenga un mal día, no afecta a ese momento en el que me encuentro con un vecino, transeúnte, conocido o desconocido y le pronuncie aunque sea levemente un: “Buenos días”. Personalmente me encanta saludar a la gente que se cruza conmigo, incluso de forma espontánea me suele salir una sonrisa. Y si alguna vez caigo en el grupo de los desagradables, entonces espero que aquellos que me aprecian me zarandeen, porque significará que mi interior está lleno de desánimo y amargura. Un saludo es sano y beneficioso, para quien lo da y quien lo recibe. Un saludo nos ayuda a conseguir una mueca agradable en el rostro y vivir con más alegría. La falta de saludo es como un desprecio, dejas a los otros con un mal sabor y una percepción desfavorable hacia nuestra persona. Se provoca negatividad. Saludar es un valor. Es como besar al mundo cada día. Uno también se puede medir por los saludos y las sonrisas que da. Suma…pero no restes.

                                                                     06-07-2013
El amor. Otro sentimiento contaminado de intereses. Te quiero hermana si respondes a mis expectativas, pero si no es así perderé el interés por ti. Te quiero mi amor, pero si mañana nuestras vidas se separan, entonces te querré sacar hasta el último céntimo, iremos a juicio si hace falta y te haré daño con nuestros hijos. Te quiero, hijo: Pero si decides una vida que no tenga que ver con las nuestras te desheredaremos y serán tus hermanos los que se lleven la mejor parte. Te quiero, mamá: Pero cuando te conviertas en una persona anciana te dejaré en un Asilo en manos de desconocidos, porque yo tengo demasiadas ocupaciones. Te quiero, amiga mientras que estés ahí cuando te necesite. Pero si un día te alejas a otro lugar y me necesitas, es posible que no te vuelva a llamar y te olvide. Te quiero…nos decimos, pero lo hacemos con millones de limitaciones y condicionantes. El amor…¿No debería ayudarnos a ser libres? ¿No tendría que ser incondicional? El amor que se comparte un día, en un instante o toda una vida…¿No debería estar por encima de todas las buenas y malas situaciones?¿No deberíamos ser capaces de dar, incluso la vida por aquellos a los que queremos? Es muy extraña esta manera de amor que hemos elegido. Hoy te quiero y mañana…¡Ya veremos! Todo dependerá de los intereses de ese momento. Un día todos te quieren y otro tu mundo está vacío. Cuando esto sucede, uno se pregunta: ¿Qué es el amor? ¿Una ficción? ¿Un invento?¿Un autoengaño?

                                                                                05-07-2013
Hoy es el cumpleaños de mi padre. Cumpliría 75 años, pero su destino se terminó cuando acababa de cumplir 51. Desde ese momento he conseguido que me acompañe de una forma dulce. Ha formado parte de mis recuerdos sin dañarme y ha sido mi referente para las cosas importantes. Es curioso. Hay personas que no te dejan un legado de palabras, pero sí de hechos. Y eso es lo que cuando alguien se va físicamente, nos queda. Sus actos, su forma de actuar, su actitud ante la vida, han servido en mi caso como un refugio cuando me he sentido dañada. Ha sido la fuerza que me ha empujado a continuar y superar esas pruebas, en las que de niña, con el solo roce de su mano ya estaban superadas. Guardo “Te quieros” esos que me llegaban sin esperarlos. Cierro los ojos y me resulta tremendamente fácil, deleitarme en su mirada azulada como el mar. Y en esa profundidad de tu mirada, he conseguido caminar liviana por mi vida. Sin demasiado equipaje material. Recuerdo una vez, que nos habían citado en la Diputación con el Presidente para un tema de publicidad en el diario que mi padre imprimía. Todos nos vestimos con nuestras mejores galas y él, cuando mi madre le sacó los zapatos nuevos dijo: “Me quedo con estos viejos que son con los que mejor voy. Los zapatos no van a cambiar quién soy” Y así se presentó, con sus zapatos desgastados de trabajar. Esa escena ha sido primordial para mí y me ha enriquecido y hoy después de veintitrés largos años, te vuelvo a repetir: “Gracias papá y Feliz Cumpleaños”. Te quiero.


                                                                30-06-2013
Hace unos días alguien que ha tenido la suerte de sumar años a la vida me dijo: “Me hubiera encantado tener Maestros a lo largo de mi vida” Y pensé, en lo importante que son los Maestros espirituales. Aquellos que por experiencia y buenos conocimientos te transmiten la esencia de la vida. Generalmente los maestros que nos encontramos suelen ser mediocres y contaminantes. El esfuerzo es doble, cuando se trata de lavar de tu mente todos aquellos pensamientos y condiciones absurdas que te inculcan desde la niñez. Hay quien se refugia en los libros, allí donde siempre somos aprendices. Los autores nos transportan a otros espacios de filosofías a través de los personajes elegidos. Hay quien elige como referente a la Naturaleza. Aquella que te da a conocer los detalles de la sensibilidad. Y están los que tienen la suerte de levantarse una buena mañana y toparse con ellos mismos, para conocerse, saber quiénes son. Adentrarse en el silencio de la meditación y de esa forma conquistar el mundo en toda su plenitud. Me apasiona tropezarme con Maestros que dejan impregnada en mi alma su sabiduría. Perderme en el corazón de los libros para que los renglones me atrapen y me dirijan a ese lugar en el que uno se encuentra con su propio ser para que exista en ese día en el que pueda decir: “Yo conocí la verdad de los días”.
                                                                 11-06-2013
Ayer, tras conocer el ERE en Mercasevilla que afectará a un centenar de trabajadores, pensé lo que la mayoría de españoles: Una injusticia. Un desastre. Lo que me parece indecente es lo que vino después. Insultos a los Políticos. Curiosamente, uno de esos políticos ha enterrado a su hijo a causa de un accidente de tráfico y las palabras eran: “Que se os mueran vuestros hijos, hijos de p…”  En las redes, es impresionante lo que puede llagar a leerse. Recuerdo un mensaje que me impactó a Toni Cantó diciéndole barbaridades con respecto a su hija que murió hace un años. Se ataca al dolor. Se saca lo más miserable de cada uno y se expone en la crueldad más descarnada hecha palabras. No se debe aceptar este tipo de comportamientos. La justicia debería actuar al respecto. Esas actuaciones me parecen tan deleznables como la de esos gestores que nos engañan y roban. Me pareció bochornoso. Jamás apoyaría a un pueblo que se rinde, pero mucho menos a un pueblo que reacciona de esa forma. Parece que se está poniendo de moda este tipo de respuesta agresiva, maleducada, repulsiva. Me declaro en contra de esos grupos, del insulto, de la violencia, del otorgamiento. Si todo se sigue permitiendo… ¿Cuál será el siguiente paso? ¿Matar?
                                                                            07-06-2013
Cuando escucho las noticias sobre la cruel guerra en Siria, me estallan los oídos. Entender que la vida en ciertos países no vale nada. Que todos somos seres humanos, si. Pero con valía diferente. Muere un niño en el primer mundo y conoceremos su rostro, a sus familiares, la escuela donde iba. Los dibujos que hacía. En el lugar de su muerte se encenderán velas y se depositarán peluches. Las banderas se levantarán con un crespón negro y todos los que tengamos un mínimo de sensibilidad, lloraremos su pérdida. Eso es digno.
Los niños en Siria mueren por decenas. De ellos, sólo nos llegan las cifras. No podremos ver sus rostros, ni conocer sus vidas. No hay una cara y tampoco existencias dignas. Les imagino mal vestidos, sus pies descalzos, su piel cubierta de arena. Pero…Por más que me esfuerce, jamás podré imaginar su infierno y mucho menos sus sonrisas. Devastador revés del destino, en un mundo de categorías creado por la maliciosa mano del hombre. Y aquí seguimos. Ellos, afortunadamente ya, en ese lugar que llaman cielo. Nosotros, en esto que cada vez es lo más parecido al infierno, cuando se nos obliga a presenciar el terrible escenario de las injusticias humanas sin poder hacer nada. Cada vez que una cifra me indique que niños han muerto en las guerras. Escribiré letras que se conviertan en rostros, rosas y peluches. Que despierten los sentimientos de aquellos que las leen. Que por unos instantes, todos recordemos a esos niños que por siempre serán los primeros.

                                                                     06-06-2013
Hace unos días, paseaba junto a mi madre cerca de un puerto. A lo lejos se veían dos matrimonios de unos sesenta años. De pronto, escuchamos vociferar. Una de las señoras, muy enfadada, gritaba a su marido, sobre una autopista que pasaba cerca. Los otros dos, miraban a todas partes, supongo que avergonzados del escenario. El señor agredido, bajaba la cabeza sin mediar palabra. Mi madre, dijo: ¡Pobre, hombre! En otro momento de mi vida, habría pensado lo mismo. Pero lo cierto, es que ese hombre, como la mayoría de personas maltratadas verbalmente,  se lo ha ganado a pulso. Siempre hay una primera vez, en la que alguien nos pierde el respeto. En nosotros está, permitirlo o cortarlo de raíz. Nadie puede ni debe aceptar esas humillaciones. Y hay muchas personas que conviven de esa forma, bajo la presión de otros, sometidos a sus caprichos, y tratados como muñecotes. Al final, ese tipo de relaciones sumisas, se convierten en una forma de vida. Triste y empobrecida forma de vida. Vida, que repito: Aceptamos y no debemos permitir. Jamás permitas el primer insulto, ni la primera bofetada pensando que no se repetirá. Alguien capaz de hacerte daño, no te quiere ni te querrá JAMÁS

                                                                                    05-06-2013
Si tuviera que crear un gabinete de sabios, escogería a la tercera edad. Las personas mayores llevan consigo la sabiduría más importante: El recorrido por lo que es la vida. Ellos conocen a la perfección la forma de conseguir una buena economía. Saben de los auténticos valores y lo que es importante en la vida. La gran mayoría han grabado en sus biografías la justicia y la honestidad. Nadie como ellos para dirigir una nación, el mundo, el corazón. Adoro a los mayores y cada una de sus palabras son un mensaje importante para mí. Han explorado las entrañas de la existencia y se han enriquecido con las experiencias. La carrera de la vida es más intensa que cualquier otra. Quizá, muchos de ellos, no sepan por dónde pasa un rio, pero saben qué sucederá cuando ven los cambios en ese rio. No sabrán de satélites, pero conocen a la perfección cuando se acercan las tormentas, el viento y las buenas cosechas. Ninguna de las personas de edad avanzada que he conocido me han fallado. Al contrario, se han convertido en mis guías, aun teniendo que formar parte de las estrellas que lucen en el infinito cielo.

                                                                     02-06-2013
Hay personas a las que nunca se les da la oportunidad de ser juzgados con una balanza justa. Hay quien pasa toda la vida siendo generoso, servicial, preocupándose por el bienestar de los demás, incluso haciendo de parapeto en muchas ocasiones. Sucede que toman elecciones personales en su vida con las que los demás no están de acuerdo y lo juzgan y castigan sin el mayor escrúpulo. Injustas valoraciones. Decisiones que te hacen comprobar que casi todo es ficticio. Nos creamos mundos de amigos, de pareja, familiares, que se hunden a la primera de cambio. Nada flota incondicionalmente, porque nada existe ni existió en la realidad, salvo relaciones posesivas y sustentadas por el interés. Que nadie diga: “Yo te quiero” con palabras, cuando no se es capaz de demostrarlo con hechos.

                                                                  29-05-2013
Ha sido conmovedora y devastadora a la vez, la imagen de ese niño, recién nacido, atascado en un tubo que ejercía de conducto para las defecaciones humanas. Es la diminuta alcantarilla donde deberían estar la mayoría de corruptos del corazón y gente mal nacida como esa madre. Duele. Crea una gran herida comprobar la depravación. No hay leyes que puedan tener más fuerza que la ética y la humanidad, pensaba en mis tiempos de ingenuidad. Al mismo tiempo que creía que el dinero no podía comprar a las personas, o sus vidas, o conseguir que se mire hacia el lado de la injusticia y la crueldad. Un llanto alertó a los vecinos del despiadado acto. Un desconsuelo inocente al que la suerte le ha concedido la oportunidad de vivir y a nosotros, los espectadores, entender que estamos ante un futuro muy incierto. Estoy convencida que debemos centrarnos en las pequeñas cosas que nos rodean, porque sólo en ellas podremos encontrar el entusiasmo que la ventana del mundo no nos ofrece. Aunque en esta ocasión, hemos respirado al comprobar que a ese bebé le seguirá latiendo el corazón para poder enfrentarse algún día a esa montaña de mierda que lo vio nacer.
                                                                                  27-05-2013

En una ocasión, un hombre muy querido me dijo: “He vivido intensamente la vida. He hecho de todo” Me lo comentó unos meses antes de morir. Tenía 51 años. Durante muchos años, cada vez que he descubierto un nuevo rincón del mundo, he pensado: “Él no viajó”. Pasó la mayoría de su tiempo trabajando de sol a sol y cuidando de su familia. En cada uno de los momentos que descubro nuevas oportunidades que me hacen feliz, reflexiono y me lamento al tener la certeza de que: “Él no las tuvo”. Una noche, no sé por qué, hice balance de mi vida. Y curiosamente no me planteé los sitios que he visitado, ni las oportunidades que he tenido. Simplemente recordé las veces que he llorado por la tristeza y las que he reído por la felicidad. Esa fue mi balanza y entonces supe lo que aquel hombre quiso decirme. Y sonreí.

                                                                      24-05-2013
Hemos perdido la habilidad de “escuchar”. Prestar atención a aquellos que nos lo demandan. Estoy convencida que a todos nos ha pasado aquello de querer compartir con alguien un problema, una reflexión. Comenzamos a hablar y la respuesta inmediata es: “Ah, si eso me pasa, o me pasó a mí…” y nos quedamos escuchando su historia, silenciando la nuestra. Pocos escuchan.
A quién no le ha ocurrido ante la pérdida de alguien muy querido, que te digan: “Es ley de vida. Le pasa a mucha gente. Hay que superarlo” Y desaparecen sin más. Ni una llamada, ni un gesto…Nada. Quizá, alguna vez, un email de esos que se envían a todos.
Escuchar es importante, mucho. Todos necesitamos encontrar a seres que frente a nosotros, nos ofrezcan el arrullo de la entrega, la empatía y nos ayuden a descargar conflictos.
La solidaridad cuando nos encontramos en la oscuridad de una pérdida, significa hacer valer nuestro dolor. Abrazarnos con la misma fuerza de las emociones que en ese momento nos controlan. Mi pérdida es única, lo mismo que mi angustia. Mis lágrimas son mías y no forman parte  del rio de la vida y debemos darle esa importancia para poder saciar su desconsuelo.
Tenemos demasiada prisa. Nuestra agenda está repleta de obligaciones y apenas hay espacio para los amigos, la familia, las conversaciones sin reloj. Terminamos aparcando lo importante, lo que un día se puede perder. Nos resulta más fácil relacionarnos a través de un ordenador que en persona. ¿Dónde queda un roce, un aliento, un olor…?
Si algo es importante es ser personas ante los demás y ante nosotros mismos. Esta es la crisis más importante de la que debemos salir. Recuperar la sensibilidad, la forma de vida más tradicional y sencilla. El bocadillo de patatas y el aire fresco en la piel. Llenarnos el corazón de amigos, sueños y la posibilidad de ver un horizonte cierto.

                                                                                    23-05-2013
No importa el color, el idioma, o las razones…Lo cierto es, que las imágenes de un hombre con las manos llenas de sangre tras decapitar a un soldado en Londres, nos muestra el aspecto de un mundo roto, enfermo, contaminado de odio, rencor, egoísmo, corrupción…Siniestro acto, no menos que los padres en España que se intercambiaban a sus hijas de seis y siete años para abusar de ellas. Ejemplos de manos sucias de sangre, perversión, violencia, faltas de respeto y una locura que se ha apoderado del ser humano. Y aquí estamos los que no sacamos la entrada y se nos obliga a presenciar el dolor, las miserias humanas. Aquellos que nos llenamos de frustración y luchamos para no mancharnos el corazón. Que tenemos que hacer grandes esfuerzos para que todo lo que sucede alrededor no destroce nuestra esperanza, ni dinamite la ilusión por poder construir, al menos, una vida en paz. Recogemos los valores pisoteados en el suelo y rezamos a los dioses de la buena suerte para que se instale la moral y el sentido de la ética en un mundo con las manos manchadas…De todo menos de sentido común.

                                                                                    22-05-2013
Hoy, una señora muy mayor me ha dicho que por todo lo que había luchado en esta vida, era por sentirse querida. Me ha parecido hermoso y triste a la vez. Quizá, sin darnos cuenta de ello, todo aquello que somos en la vida tiene un fin, y es que los demás nos quieran. He sentido que el amor, venga de donde venga, es como el aire que respiramos, necesario para ese aliento que cada día nos hace levantarnos. Vivir, para que otros nos quieran! Hermoso muy hermoso. Es un buen objetivo. Ahí no hay guerras, ni corrupción, ni engaños. Posiblemente en esa fuerza, vamos amando a los demás. Bendita política. Le he mirado sus ojos, una mirada llena de ternura y profundidad, fruto de una vida interior intensa. Si mañana me cruzo con ella, le pediré que me enseñe esa filosofía del alma que parece estar lejos del pensamiento común de estos días. Le diré: "Quiero ser como tú. Vivir para que me quieran"
 

                                                             21-05-2013

Hoy, miraba con detenimiento algunas fotografías. Es ineludible el paso del tiempo. Los cambios físicos. Las generaciones anteriores que hoy han envejecido y las posteriores que han ido creciendo. Retazos de la una vida que se nos fue. Padres, tíos, vecinos que hoy se han convertido en ancianos. Hijos, sobrinos, que se han transformado en adolescentes. Y ahí estamos nosotros. Aquellos que nos encontramos a medio camino. Que somos capaces de entender el sentido de esta existencia, que pausamos nuestros pasos porque sabemos que el tiempo se nos va. Que hemos aprendido a ver el vaso medio lleno y no medio vacío. Que deseamos exprimir el jugo de la existencia hasta la última gota. Que ansiamos abrazar a los que se van acercando al final para quedarnos con lo máximo posible y se lleven lo mejor de nosotros. Fotografías…piezas de nuestro propio puzzle que son regalos indestructibles mientras que vivamos.  Instantáneas que me hicieron relativizar y valorar que en la vida los mayores problemas son la enfermedad y la muerte, lo demás no tiene demasiada importancia. Sigamos captando el tiempo manteniendo nuestro interior vital, ilusionado, joven y con la necesidad de seguir descubriendo lo que está por venir…


                                                                       20-05-2013
Hoy, las imágenes en los telediarios nos dejaba un rastro de solidaridad en una guerra olvidada, Siria. Tres hombres,  sobre lo alto de los escombros tras derrumbarse un edificio por el impacto de las bombas, buscaban con sus propias manos y esfuerzo un hallazgo de vida. Retiraban los cascotes cuando en unos segundos un nuevo movimiento los ha enterrado. Han desaparecido ante las miradas de los que allí se encontraban, ante la indiferencia del mundo. Ayudaban en una lucha perdida y el propio destino los ha traicionado. Quizá, tampoco ese destino esté de su parte. Allí donde la vida no vale ni unas monedas, se les ha arrebatado la suya, al intentar tender la mano, a los que agradecerán estar muertos. Hay lugares donde la muerte es mejor que la vida. Así lo deciden los poderosos, los intereses, la política. Guerra sectaria y cruel. ¿Dónde quedan los derechos humanos para los miles y miles de muertos? Ha sido una imagen  que como muchas otras quedará grabada en mi retina. Tres hombres jóvenes desesperados, intentando ayudar a su gente, familiares, vecinos. Con las manos vacías de apoyo humanitario y el corazón lleno de su propia compasión. Las ruinas de la desesperación se los ha tragado ante la atónita mirada de aquellos que no podemos hacer más que este pequeño homenaje. Sentirnos orgullosos de gente como vosotros. Descansad en paz y ojala que vuestra muerte sirva para hacer recapacitar a los que no deberían poder dormir.


                                                             19-05-2013
Era tan fácil volar como un pajarillo para posarse de nuevo en la habitación de un hotel. A los momentos más placenteros de su vida. Sobre una silla. Cuerpos lozanos. Pieles tersas. Corazones acelerados. Desnudos. Pegados. Miradas húmedas que se buscan para descubrirse. El mundo fuera. El mundo lejos. Apenas unos metros son el mundo. Son el “todo”. Son el impulso que duele. El roce que traspasa. El aliento que nunca se seca. Es una fuerza que se mezcla pero que es libre. Es el suspiro que se enlaza como si fuera uno, pero son dos. Es la manera de descubrir que existe la libertad. Que elegimos los momentos cuando deseamos y los hacemos nuestros. Es comprender que el encuentro y el adiós se conectan y así amarse como si fuera la primera y la última vez.







                                                                                14-05-2013
Ayer viendo la expectación de ese majestuoso pasacalles en autobús del Barcelona me quedé alucinada. Éste es mi país pensé: ¿Qué puedo esperar? La gente pasa horas, bajo un sol de justicia para colocarse en el mejor sitio. Grupos de niños, en marcha con sus padres, todos perfectamente conjuntados con el equipo y la bandera. Orgullosos, pletóricos, entusiasmados. Uno de los padres satisfechos, comentaba que se estaba creando una estupenda cantera con la educación inculcada a los chavales en esta gran fiesta del futbol. Los niños opinaban, los abuelos, profesores, madres y demás…Miles de personas en las calles. ¡El Barça ha ganado la liga! ¿Qué más nos debe preocupar? ¿Qué pasaría si de la misma forma, los ciudadanos se manifestaran por las injusticias sociales que padecemos? Si se mostraran así de incansables y guerreros en las plazas de los pueblos. Si a los chavales les educara a luchar por las justicias en sanidad, educación, etc., para así, conseguir construir un futuro digno. Si las familias levantásemos unidos la bandera de la unión y la cordura en un País del cual la fotografía de masas unidas queda plasmada para el resto de países, ante un autobús donde hacen el payaso aquellos cuatro idolatrados que no tienen ningún problema para pasar el mes, mientras que haya tontos que los aplaudan. Es la incultura andante. El reflejo de lo que pasó, pasa y pasará. ¿A nadie se le ha ocurrido hacer una fiesta nacional? Creo que no hay arreglo. Como decía mi abuela: ¡Sea lo que Dios quiera!


                                                                                    13-05-2013
Hubo un tiempo en el que pensé que madurar significaba abandonar defectos adquiridos cuando no tienes la experiencia suficiente en la vida. Pero ese paso del tiempo me ha convencido que muchas personas continúan cometiendo los mismos errores y haciendo daño a los demás. Hay quien permanece imbuido en su mundo laboral y de obligaciones, dejando aparcada su parte emocional. Están los envidiosos, codiciosos, rencorosos y además intolerantes. Existen los que juzgan y ponen zancadillas y aquellos que jamás aprenderán a amar y respetar. El mundo es una paleta de maneras y formas diferentes de vivir bajo un mismo cielo. La sabiduría y el conocimiento esencial no llega por la experiencia. En ocasiones ésta es ciega. Están los que permanentemente encienden cirios a Don Dinero y creen que todo se compra y se vende, pisando sin ningún tipo de escrúpulos todo lo que se cruza en su camino. Los que no tienen tiempo para un abrazo, una conversación, o sentir la lluvia que cae, mientras que el tesoro más preciado se les escapa entre los dedos de sus manos. Los que trabajan de sol a sol y jamás conseguirán conocer la libertad, porque se olvidaron de buscarla. Lo mismo que al amor. Se quedaron adormecidos en relaciones por las que un día apostaron y que hoy moribundas siguen siendo su punto de partida, a sabiendas de su infelicidad. Curiosa forma la que tenemos de crecer y vivir. Es posible que de niños nos engañaran inculcándonos reflexiones manidas y obligadas dentro del libro de los códigos sociales. Pero, hoy somos responsables únicos de cada uno de nuestros fracasos. Viajemos al centro de nuestro mundo interior y sepamos quiénes somos y qué queremos.

                                                           04-05-2013
"Vendrán días en que el peso que hoy nos abruma se hará liviano. Vendrán días en que ese peso ya no será carga, sino bagaje. Vendrán días, han de venir... Porque un alma que alberga sentimientos viles no brilla y un alma sin brillo es un tiempo marchito para quien lo soporta"








                                                                                     29-04-2013
 Es bello idealizar. Al menos, es una luz en las tinieblas. Imaginamos lo que deseamos y jamás alcanzamos. Cubrimos de perfección a la otra parte. Idealizar…Ese mundo del otro privilegiado que nos encanta y conmueve. Que nos ayuda a cerrar los ojos y volar de su mano. Es perfecta su prosa, las líneas de su cuerpo, el contenido de su existencia. Sensaciones en las que nos bañamos durante un espacio de tiempo. Palabras que nos sirven de referencia y nos hace ver algo más de pobreza en todos los sentidos, de aquellos que nos rodean. Idealizar, puede convertirse en un deporte que necesitamos para levantarnos cada mañana. En una proeza para superarnos y mostrar lo mejor de nosotros mismos. Idealizar…Simplemente es un invento para soportar mejor la vida y llenar los huecos vacíos por lo que no hemos hallado. Idealizar…Es el hielo que se derrite con el debilitado roce un mínimo rayo de sol. Es la aparición de la realidad en carne y hueso, miserias y virtudes. Es el pequeño espacio que se nos rompe en mil pedazos una vez más. Es lo que nos deja desnudos con lo que realmente somos y consigue que veamos lo que tenemos en la vida. Idealizar…Y si alguno de estos días, se convirtiera en una realidad…



                                                               28-04-2013
Ayer, caminando por una urbanización de lujo, en una de las farolas leí: "Muerte a los pobres" Me quedé helada. Me afecta leer ese tipo de cosas. Principalmente porque últimamente, me cruzo con personas racistas, clasistas, violentos y gente que parece venir de la escuela hitleriana. Pero, ¿esto qué es?¿Nos hemos vuelto locos? ¿Muerte a los pobres? ¿De qué? ¿De pensamientos? Sinceramente, creo que estamos perdiendo el horizonte de las cosas. ¿Cómo puede una persona desperdiciar su tiempo cometiendo el terrible error de la incultura más despreciable y corrupta del corazón? La vida es para tender la mano a aquellos que nos la dan. Para mantener un pensamiento global y que nos sitúe en lo que somos individualmente: Muy poca cosa. Pero, si algo nos hace crecer es ser: PERSONAS HUMANAS. ¿Quién puede pensar que un trozo de tierra le pertenece? Que tiene más derechos que aquellos que han tenido la desgracia de nacer en el lugar menos indicado. Que puede escribir una frase que diga: Muerte a los pobres. Que maltrate a los animales, la naturaleza y todo lo que se cruza en su paso. Admiro a los pobres, a la gente de color. A las buenas personas. Detesto a los racistas y a aquellos que valoran a las personas por lo que tienen. Más nos valdría cambiar el chip mental que en los últimos tiempos sirve como bandera a unos enfermos que se extienden como una plaga. Somos un país que necesita unos políticos que implanten YA la JUSTICIA. La necesitamos como el aire para respirar.

                                               27-04-2013
Me gustan los niños que permanecen escondidos, atrapados en cuerpos de adultos. Ellos forman parte de un universo incomprensible. Se les pide cordura, cuando en su interior conviven con la fiesta de la mejor locura. Miran para otra parte para que pocos identifiquen su sensibilidad. Se dejan llevar por la sorpresa de los días y se emocionan ante un roce...Me gusta jugar a descubrirlos, aunque se escabullen sigilosamente entre las rendijas del tiempo. Ellos llevan a cuestas la vida, se debaten con la búsqueda de paraísos perdidos. !Pobre, niños atrapados! La astucia de vuestra heroicidad os impone un precio duro. Pero la pureza de la vida, en ocasiones abre sus puertas y os regala las sensaciones, sentimientos y emociones inacabables del amor sincero, los juegos infinitos y la posibilidad de una magia eterna. Aquello a lo que los adultos no tienen acceso. Quiero quedar con vosotros en las esquinas de los sueños. Allí donde el horizonte se pueda tocar con los dedos de la mano. Necesito que me regaléis la pócima de los sueños, el alimento del alma. La libertad del espíritu. Los cuentos de la vida, los hechizos del enamoramiento. Que cubráis mi retina de encantamiento para que me impida ver un mundo roto. Deseo vuestro influjo para bañarme en la solidaridad, no dar demasiada importancia a los problemas mundanos y abrazarme a los seres que como vosotros, valen la pena.


                                                                         24-04-2013
Hay un día en nuestra vida en el que nos levantamos y nos damos cuenta que no estamos solos. Que aquello que nos ocurre y vemos como “único” también le sucede a los demás. Ese día dejamos de mirarnos el ombligo como el centro del mundo y nuestro dolor se muestra más liviano, junto a las alegrías que se multiplican si somos gente de bien. Hay un día en el que nos levantamos y nuestro pelo se ha cubierto de canas, el rostro de arrugas y nos toca preguntarnos si hemos vivido con plenitud. La integridad se anuda a la solidaridad y sólo se consigue si aquél día, cuando descubrimos que no éramos únicos, el dolor se hizo más liviano y las alegrías se multiplicaron al comprobar que eran compartidas con los demás.



                                                                                   23-04-2013
Se ha puesto de moda viajar por el mundo. Pero, me pregunto cuándo pondremos de moda viajar por el interior de la gente que nos rodea. Conocer sus atalayas, jardines, zonas boscosas y a veces huracanadas. El viaje por las profundidades de los otros es esencial y obligado, también recomendado. La mayoría nos quedamos en un conocimiento superficial. Jamás nos animamos a comenzar ese paseo adentrándonos por la empatía y el cuidado absoluto de cada uno de los detalles que encontremos. Pasamos la vida cerca de grandes paraísos y no recorremos sus playas y las cálidas arenas para admirarlas. Dormimos con ciudades frías que no nos ofrecen respeto y calor humano y nos convertimos en sus prisioneros. Compremos el billete que nos conduzca al verdadero sentido de la vida que eres tú, que soy yo, que somos nosotros y conozcamos lo que somos realmente. Es el mejor hotel de la vida.

                                                             22-04-2013
Recuerdo una canción de Manolo García donde hablaba de arena en los bolsillos. Introducir la mano en mis bolsillos, me produce cierta inquietud. Es posible que me encuentre con resto de tormentas, aquellas que se quieren obviar. Cierro los ojos y revuelvo el tiempo para encontrar esos momentos en los que creemos en la gente por ser jóvenes. Aquellos en los que la ingenuidad no dejaba que las decepciones llegaran por doquier. Donde los días no se llevaban a la eternidad a los seres queridos, ni teníamos que esconder las risas y las lágrimas que aparecían como esperanzas que desbordaban el manantial de nuestro corazón. Encuentro en mis bolsillos el aprendizaje de la madurez. La serenidad de los días. El regalo de los sueños intactos por encima de los pocos que se rompieron. Encuentro algunos amigos que han permanecido cerca y el recuerdo imborrable de los que se fueron. Tengo la promesa de buenos momentos y un presente que yo creo. Los bolsillos se llenan y de vez en cuando necesitan ser revisados para que su peso no nos provoque la fatiga con lo que no merecemos. El tiempo nos ayuda a guardar en ellos aquello que nos devuelve la emoción de los días, la culminación de todo lo que me encuentro en el camino y me enseña a crecer y creer…Liviana y segura.  Serena y amante de los detalles que conforman mis ilusiones y mi vida. No podemos dejar que las guerras, la falta de valores, un sistema equivocado, un mundo hecho pedazos nos llene de arena los bolsillos.


                                                                     19-04-2013
Según un estudio, parece ser que un cuarenta por ciento de las familias de los maltratadores guardan silencio y no apoyan a la persona maltratada ante los tribunales y socialmente. Es tremenda la decadencia moral del ser humano. ¿Cómo se puede silenciar un maltrato porque quien lo ejecuta sea tu padre, tu hermano o tu hijo? Me pregunto dónde está la dignidad de las personas y qué somos? Actuamos como pequeños monstruos. Imagino como quedan las víctimas. Ya no se trata de tener la mala suerte de no reconocer a una persona que terminará maltratándote y has sido capaz de caer en los brazos de sus mentiras. Es que además se deja de creer en el propio ser humano, capaz de rechazarte simplemente por el hecho de ser eso, una víctima. Y este es el mundo real en el que nos ha tocado vivir. Creemos tener un valor para aquellos que dicen ser tu familia y hace falta muy poco para descubrir que no eres nada. Jamás silenciaría a un asesino, o a un maltratador, tenga conmigo el lazo familiar que sea. Hay que ser vil para acostarte cada noche dejando que personas inocentes sufran nuestra intolerancia e injusticia. Con tantos adelantos en la tecnología, deberían inventar algún artefacto que nos ayude a descubrir a los fariseos traidores que se esconden tras la piel de oveja. Nos ahorraría mucho tiempo de entrega personal a quien no lo merece y desgraciadamente son muchos.

                                                             17-04-2013

La realidad de la vida en ocasiones, nos ofrece el guión para una novela. Podemos trasladarnos al año 1994 y encontrarnos con ocho o nueve años en medio de la guerra Chechena. Nadie puede opinar sobre el horror que debe significar vivir una batalla. Seres humanos mutilados, muertos, destrozados. Familias rotas, sin futuro. Niños acostumbrados a la muerte, la sangre derramada y la pérdida de seres queridos. Niños que huyen del horror con dirección a ninguna parte. Víctimas de un mundo enfermo. Año 2013. A veces podemos creer que todas esas vivencias pueden ser superadas y así parecía en, Dzhokhar. Un checheno que había conseguido graduarse, una beca y estudiar segundo de Medicina en EEUU. Pero la crueldad en una mente vulnerable y débil deja huellas profundas, tanto que hace unos días a ambos hermanos se les ocurre provocar un atentado en Boston ante la multitud. Y allí estaba él, Martín William Richard. Un niño de ocho años que sonriente se subía a la valla que le separaba de la vida y la muerte. Del triunfo de su padre al que esperaba junto a su hermana y su madre. Soñaba con abrazar a su padre en la línea de meta. Un niño que no conocía de guerras y desolación, de fronteras, Políticas, odios e injusticias. Bajo sus pies, depositaron una bomba. Decidieron sobre su destino al igual que otros decidieron en su día el destino de tantos supervivientes del horror. Las vidas se mezclaron, las venganzas, el terror, el desastre de un mundo enfermo, de un sistema global roto, de inocentes que siempre son los que pagan. He sentido una profunda desolación ante esa imagen y ante la historia que desencadena hechos como estos. Si hay alguna justicia divina en algún lugar, que juzgue lo que aquí en este mundo sentenciamos. Descansen en paz

                                                                    16-04-2013
Hace unos meses, escribí muy indignada un artículo contra las declaraciones del Señor, Toni Cantó sobre los animales. Dijo: "Los animales no tienen derecho a la vida ni a la libertad" Me pareció irritante, de una gran falta de sensibilidad y consideré justo que días después, él mismo condenara su error. Anoche me quedé helada cuando escuché la noticia sobre los mensajes que Toni Cantó está recibiendo en su Twitter: "Me alegro de que tu hija se muriera y ojala y tú también te mueras" "No me extraña que tu hija se fuera lejos para no ver a un padre como tú". Ante estos escritos no tengo palabras, excepto sentir un miedo atroz. Sólo las bestias inhumanas pueden ser capaces de decir algo así. Nada puede justificar esta crueldad y se debería buscar a ese animal para darle un merecido justo. ¿Qué está pasando? ¿Hemos perdido el norte? Nadie merece ese daño, maltrato escarnecedor ante los sentimientos y el dolor de un ser humano. Sigamos así, sin justicia que pare todo lo que está sucediendo en este País que cada vez es lo más parecido a los países bananeros. Terrible y desalentador. Todo mi apoyo a Toni Cantó.

                                                                                    09-04-2013
Ayer de refilón pude ver en televisión la noticia sobre el libro que David Rocasolano ha escrito sobre los trapos sucios de la vida pasada de Leticia Ortiz. Realmente ya pocas cosas me sorprenden y una vez más nos encontramos ante lo que yo opino; falta de escrúpulos, clase y algún adjetivo más que prefiero callar. ¿Todo sirve para conseguir dinero?¿ Incluso el daño que se pueda ocasionar a las personas, que además, llevan su propia sangre? Lo cierto es que espero que ese libro no tenga demasiadas ventas, no las merece. Si el autor es capaz de publicar este tipo de cosas, al menos que los lectores aspiremos a otras más interesantes y que nuestro dinero no pague juegos sucios y vergonzosos. Leticia es una mujer que tiene un pasado como cualquier persona y que esa vida privada no debe ser motivo de interés para nadie, y si lo es, seguro que será para los cuatro que no tienen vida propia y necesitan llenarla con los cotilleos de la de los demás. Ya está bien de cutres y de impresentables que actúan con dolo e intentan ser número uno de ventas aprovechándose de otros.

                                                                                     04-04-2013
Jamás tendremos un mundo justo, mientras que existan mentes que justifican cualquier cosa por interés e ideologías. Los políticos están gobernando porque por mayoría se les vota. Los corruptos existen porque se admite la corrupción. Los sinvergüenzas siguen activos porque otros dejamos que nos pisoteen. Jamás veremos un mundo justo, porque cada día cometemos injusticias. Los hombres hemos creado lo que tenemos...Lo que vivimos es fruto de la codicia y la falta de valores. Sólo unos pocos se salvan y ellos son las víctimas que paran los golpes. No lo ha elegido Dios, ni la providencia. Lo deciden los hombres.


                                                                                     03-04-2013
Absurdas me parecen las cosas en las que cada día perdemos nuestro tiempo. Siniestra es la manipulación de unos pocos. Intolerante la dejadez del resto que somos casi todos. El mundo va cabeza abajo, de lleno a la desolación fruto de la sinrazón y la falta de sentido común. Absurdas me parecen las guerras, esas muertes injustas y crueles. Siniestros son los hombres que las silencian por un puñado de poder. Desolable es la corrupción que como una fiebre se ha adentrado en todas las capas sociales. Me pregunto: ¿En qué parte del camino se perdieron los valores y el sentido de la ética? Se ponen cirios al Dios Don Dinero. Se trafica con armas, drogas incluso con personas por conseguir una cuenta bancaria jugosa. Hemos cambiado un roce, una conversación, por las teclas de un móvil o un ordenador. La amistad es virtual y como tal desaparece. Absurdo es el mundo que hemos creado y del que formamos parte como victimas o verdugos. Siempre añoraremos recuperar la simplicidad de las cosas, los sueños que formaban parte dentro de un mundo cierto. ¿Lo conseguiremos?...


                                                                          02-04-2013
Hace unos meses me preguntaba: ¿Por qué no nace una plataforma de ciudadanos en la que TODOS nos acojamos unidos para luchar contra las leyes y formas políticas que no nos gustan? Hoy sé que eso es algo imposible. Los Políticos jamás nos dejaran. Son tan viles y nosotros tan tontos, que consiguen manipular a las masas convirtiendo movimientos sanos en grupos amenazantes para la propia sociedad. Ahora tengo mis dudas sobre si aquellos okupas que se introdujeron en un hotel y regaban las plantas de marihuana formaban parte de los ciudadanos reales. Al igual que con la plataforma de ayuda a los desahuciados. Ada Colau recibe cantidades de dinero capaces de comprar ¿Qué? Es tal la manipulación y la maldad de los políticos que no creo en la posibilidad de movimientos firmes ciudadanos. Mientras tanto nos echan carnaza con temas tan insignificantes como las fotos del Presidente de Galicia, el cambio en la fecha de caducidad de los yogures y los partidos de futbol y ofreciéndonos la maravillosa cifra de la subida del paro en Semana Santa (dato vergonzoso).. Y en esos lapsus Rajoy se reúne con Mas para darle nuestro dinero, Chipre descarna a los ciudadanos. Amenazas de guerra entre las dos Coreas, violaciones de los derechos humanos...En fin si esto somos los hombres y lo que hemos conseguido, tan sólo me queda decir que me parezco más a un perro (de lo que me siento orgullosa) que a un ser humano.


                                                                         26-03-2013
Algunos dicen que los años te cambian y yo pienso que es un grave error culpar al paso del tiempo y una justificación barata. Los años no nos cambian, somos nosotros los que nos volvemos victimas sociales, acomodados urbanitas, adolescentes olvidados. Pasamos a ser padres de sofá con el mando a distancia pegado a nuestros dedos y con el ceño fruncido. Compañeros sentimentales del sábado por la noche con el guión aprendido y perfectos enterradores de sueños porque dejamos de creer en ellos. Nuestra existencia merece reflexión, lucha y creatividad. La juventud o la vejez de nuestro interior no debe ser elegida por las hojas del calendario y tampoco por los demás. Somos nosotros los dueños de nuestra felicidad. Tenemos la obligación de dar más fuerza a la llama de nuestros días y no consentir que el deseo por gustar, seducir, sorprender y vivir nos abandone. Me encanta la gente que se levanta buscando la manera de asombrar. Que mantiene la capacidad de jugar con los más pequeños, de insuflar sueños en los adolescentes, de crear misterio en su relación sentimental y mantener la pasión activa hasta el final de sus días. Y todo ello es gratis. Tenemos esa posibilidad, de nosotros depende activarnos o no. Rejuvenecer o morir. La mejor manera de saber que eres así es escuchar que los demás te digan que estás loco. ¡Bendita locura! El mundo permanece adormecido, niégate a formar parte de ello.

                                                                17-03-2013
El matrimonio no debe ser una cárcel. Tampoco un mundo de limitaciones y un freno al crecimiento personal. Convivir con otra persona en pareja, debe implicar un respeto absoluto por los espacios del otro. Debe existir una admiración mutua y comprender que cada día hay algo nuevo por descubrir en lo que somos. Creo que la oportunidad de vivir en pareja es un regalo y todo un reto. Hay que mantener... la ilusión por seducir, el esfuerzo de sorprender, el deseo de compartir y la suerte de amar. Y lo más importante; comprender que cuando llega el final hay que admitir su fin con dignidad. Jamás adaptarnos a una relación muerta y vacía que nos deja muertos en vida, por normas sociales, lazos familiares o económicos. Todos tenemos derecho a volver a intentarlo, a buscar la felicidad que implica enamorarse, a sentir nuestras emociones a flor de piel, a conseguir el sueño buscado y que nos permite avivar el niño, adolecente y adulto que llevamos dentro. Sería ideal que cada equis tiempo las parejas nos mirásemos a los ojos para hacer un ejercicio de sinceridad y revisión y volver a unirnos en una entrega libre y total, sin condiciones y limitaciones o dejarnos libres. En una pareja JAMÁS debe existir las palabras "aguantar" y "obligación". Volvamos a plantearnos sembrar de VIDA nuestra existencias con aquellos que somos felices o con los que estén por llegar.

                                                                     16-03-2013
Era pequeño, regordete y bonachón. Pocos corazones he conocido como el suyo. A pesar de sus ochenta y tantos años, jamás practicó las malas acciones, al contrario. Todo en él era bondad y cariño. Nos conocimos hace muchos años y una chispa de empatía, surgió. Nos teníamos un gran cariño y por mi parte una gran admiración. Le llamábamos; el Tío Cándido. Me guardaba cada temporada granadas de su huerto. Respetó como nadie mi situación cuando me enfrenté a mi separación y apretaba mis manos para recordarme que fue el mejor amigo de mi abuelo paterno. Me encantaba verle sonreír. Una sonrisa que me hacía creer en los ángeles. Hace unos años perdió a su mujer y vivía solo en casa. Disponía de todo el tiempo del mundo para recibir a las personas queridas. Mi situación personal hizo que cada vez que he vuelto al pueblo, mi agenda estaba tan repleta de cosas que olvidé visitarlo. En dos años le vi sólo un par de veces. En navidades inesperadamente murió. Ayer, caminé un largo rato al viejo cementerio y por el camino pensé: Qué estúpida fui. ¿Cómo fui capaz de perder tanto tiempo? Desperdiciar tantas oportunidades de poder compartir con él conversaciones, cafés y tardes de primavera o invierno. Le habría encantado verme llegar y yo ahora tendría un montón de sus palabras y consejos. Acunaría imágenes frente a él y el tacto de sus manos rugosas de tanto trabajar, sobre las mías. A cambio perdí mi tiempo con personas que no lo merecían, que me contaminaban de pensamientos empobrecidos. ¡Qué absurda! Creí que tenías vida para siempre. Para esperarme llegar y te cansaste. Siempre me arrepentiré de mi olvido, Tio Cándido. Y ahora te gritaría hasta el Cielo que me perdones y que si hay una mínima posibilidad puedas verme alguna vez. Allá dónde estés te recordaré siempre y atesoraré lo poco y lo mucho que me queda de ti.

                                                                        14-03-2013
Pues no soy partidaria de la figura del Papa. Debería más bien decir no presto demasiada atención pero debo reconocer que a partir de ayer me he interesado por la biografía de Francisco. Me gustaron sus rasgos, su perfil. Esta mañana me ha sorprendido sus primeros gestos, como pagar la factura de la habitación donde ha estado durmiendo y elegir un coche más discreto que el que le habían preparado. Creo que el mundo, incluidos todos, cristianos o ateos, necesitamos una figura que nos marque unos valores éticos. Una referencia que nos abra a la solidaridad, que nos recuerde que en la tierra hay gente que sufre de pobreza y abandono y que el objetivo personal de cada uno debe ser la humildad, compartir y el agradecimiento a Dios, la vida o aquello en lo que cada uno crea. Me apasiona descubrir personas que siguen siendo humanas, capaces de dedicar el tiempo que sea necesario para ayudar a los demás. Que en cada una de sus palabras haya un mensaje que te enseña a vivir mucho mejor encontrando la plenitud interior. No necesito Religiones, Filosofías o sermones que me limiten en mi existencia y me empujen a la intolerancia. Deseo aquello que abra mi mente al respeto total sobre las elecciones de vida de los demás. Aquello que me enseñe a ser feliz rodeada de personas que tienen otro color de piel, otras culturas, pensamientos y formas de vida diferentes. Hace unas semanas descubrí un libro escrito por Ramiro Calle: "Conversaciones con Yoguis" Entrevistó a Swami Muktananda, Vicente Ferrer o la santa Anandamayi entre otros. Me imagino en su día, sentada junto a esas personas observando caer la tarde y llenándome de su sabiduría. Para gente contaminada ya hay bastante en el día a día. Espero que este nuevo Papa aporte sensatez y un punto de encuentro.
Como dijo: Sat Nam. "Que el eterno Sol te ilumine, el Amor te rodee y la Luz Pura Interior guie tu camino"
Que el Eterno Sol te Ilumine, el Amor te rodee y la Luz Pura Interior guíe tu camino”


                                                13-03-2013
Últimamente está muy de moda que en las tertulias de televisión los invitados tengan sobre la mesa una Tablet y el teléfono móvil. La verdad es que la imagen, la mayoría de las veces es patética. Uno habla a otro y éste está cabizbajo manipulando el móvil. Cada uno a lo suyo entre informaciones de internet. Me parece una buena referencia para la educación de los chavales a la hora de explicarles que no deben entrar a clase con los teléfonos. Que una reunión, tertulia o charla supone que prestemos atención. Que aparquemos el twitter, el wassap y mensajes para otro momento. Que debemos crear y conservar el calor humano de las reuniones y no adentrarnos en un mundo cibernético que se está apropiando de todo y nos convierte en robots. Me asusta pensar hasta dónde llegará todo este monopolio virtual. Dentro de nada veremos a la gente con una de esas gafas que te indican hasta el ADN del otro. Me niego a subirme en este carro de hojalata. Me aparco en el mundo del contacto, el aliento, las palabras y el ejercicio de los pensamientos. O, ¿es posible que llegue un momento en el que inventen una maquinita que piense por nosotros? Lo cierto es que a día de hoy comienzo a estar harta que las conversaciones entre adultos se vean interrumpidas porque constantemente a los demás les llegan mensajes de wassap. Que tenga que discutir con los más pequeños para que me escuchen y dejen las maquinitas. Que me entra escalofrío cuando monto en un tren y mi compañeros-ras de asiento no mira mi cara ni para saludarme porque sus mentes están dentro de su iPhone. Al igual que en el metro, en cualquier sala de espera. Sucederá de un momento a otro que alguien me diga: "disculpa he quedado con mi wassap". Añoro aquellos días cuando me sentaba en el escalón de casa esperando a una amiga y mientras observaba el paso dela gente, las nubes o el sol. Era tiempo muerto, tiempo de reflexión. Tiempo importante para meditar. Palpábamos las ausencias. Nos reuníamos en los parques y jardines y compartíamos esos minutos hablando, riendo, intercambiando nuestras experiencias. ¿Dónde queda hoy ese tiempo? Ahora miras un grupo de adolescentes, a las propias familias y están cada uno con su móvil lejos del lugar. Nos hemos creado cárceles que nos aíslan de la realidad. Nos hemos dejado robar lo más preciado de la vida

                                                                              11-03-2013
Dice Ramiro Calle que él es un aprendiz. Con más de 150 visitas a la india. Decenas de libros escritos y una vida repleta de vivencias y a día de hoy sigue siendo un aprendiz. Es tremendamente hermoso escuchar las palabras de aquellos que son sabios y que esa sabiduría la han adquirido a base de caminar por el mundo y escuchar a sus peregrinos. Pocas cosas son necesarias en la vida para colmarnos de lo más bello y poderoso: La sabiduría. Hace unos días escuchando y viendo una de sus entrevistas me emocioné y sentí envidia sana. Un ser que ha conseguido dominar su ego. Que es capaz de tener como gran aliada a la humildad. Que sabe que su corazón y su alma necesita cosas tan grandes como las vivencias, las definiciones de aquellos que pasaron antes, el contenido de otras vidas, sus biografías, los libros. Un mar inagotable, de transmisiones y percepciones, de solidaridad y riquezas emocionales. Rico es aquel que alberga un corazón en sus entrañas. Que su morada es la amplitud del mundo. Su alimento la propia vida, su cobijo; los sueños. Millonario es quien consigue amigos en cualquier punto del camino y los escucha con paciencia, sin prisas. Porque se sabe aprendiz. Ramiro Calle, uno de mis grandes y admirados maestros....

                                                                    10-03-2013
Es curioso. Generalmente con cualquier persona que hablamos sobre la televisión, coinciden en ver todos la segunda y sus documentales. Pero lo cierto es que uno de los programas más visto en estos días es SPLASH. Famosos tirándose a la piscina. la verdad es que es bastante interesante no hay duda. Es un programa que nos instruye y nos pone al día de los michelines de unos y los músculos de otros. Siempre me he preguntado si la tele crea a los ciudadanos o somos los ciudadanos los que hacemos la tele. Programas de cotilleos, telenovelas basura, Jorge Javier Vázquez siendo uno de los favoritos con sus petardeos, cotilleos y bajezas innombrables. Belén Esteban y compañía exponiendo sus vida como en un mercadillo...Y de fondo una España que se hundía. Unos Políticos que nos daban por todos lados, corrupción, estafas, injusticias. La verdad es que lo han tenido fácil. Bastaba con echarnos carnaza sabrosa sobre la Pantoja, futbol y temas por el estilo para que el resto de noticias importantes pasaran de puntillas y con un tupido velo por nuestros telediarios. Y así seguimos. Los políticos tienen la vara perfecta para medir al pueblo. Saben que estamos desunidos, que nada, d momento nos saca a la calle, que tenemos muy mala memoria, que mientras los problemas estén en casa del vecino, nosotros en la potrona y que nos echen fiesta, futbol y eso si SPLASH.

                                                            09-03.2013
Me parece vergonzoso la forma de actuar que tenemos en este País. Es increíble el revuelo mediático que ha levantado el juicio contra Ortega Cano. Parece ser que el morbo es lo que implora por encima de noticias verdaderamente importantes que tenemos sobre la mesa, pero claro, eso mientras que no nos roce es pecata minuta. A mí, me ha parecido sangrante ver a Ortega Cano sentado en soledad y frente a él decenas de cámaras cuestionándole cada movimiento y robándole un espacio que debe pertenecer a su intimidad. Son sus circunstancias, sus equivocaciones y su juicio, algo que no debe compartirse con el resto de España. Esto qué es ¿un circo? La gente juzga, da veredictos, castiga y hasta gritan "asesino" gratuitamente. Disculpen por el vocabulario pero yo me atrevería a decirle a esas personas: ¿Y su culo? Porque aquí a todos les resulta muy fácil la crítica barata y destructiva. Ahora, eso sí, a nosotros que no nos cuestionen. Los demás son asesinos. Si fuera nuestro caso nos llamaríamos "víctimas". Que tire la primera piedra aquél que JAMÁS haya cometido imprudencias de cualquier tipo. Aquellos que alguna vez en su vida no hayan exclamado: "Madre mía de la que me he librado". Todos somos humanos y cometemos fallos con más o menos suerte. Ortega Cano no es un asesino. Es un hombre con una circunstancias que en un momento dado le jugaron una mala pasada. Sólo el hecho de pensar lo que para mí supondría "matar" a una persona ya lo considero una cadena perpetua de por vida. ¿Qué persona de buena fe puede vivir con una carga así sin recordarlo cada día de su existencia? Señores: seamos coherentes, sensatos y humanos. Dejemos de analizar y hacer juicios de valor en las vidas de los demás. Miremos la nuestra que ya tenemos bastante y recemos para no estar en la piel de aquellos a los que les ocurre una desgracia de este tipo.

                                                                    08-03-2013

Hoy el cielo está cubierto de nubes. Hace nueve años, llovía. La gente decía que :"El cielo de Madrid lloraba" Era la mayor catástrofe en España. Ciento noventa y dos personas INOCENTES a las que les robaron sus vidas, subieron a unos trenes malditos. Era la decisión de la maldad que acuna a aquellos que se hacen llamar seres humanos. Gente que a día de hoy viven y respiran. ¿Quién sabe si tapan a sus hijos cada noche? ¿Si son capaces de abrazar y mirar a los ojos de los demás?. Hoy viven. Las victimas, no. Hoy son libres mientras que el recuerdo de los que murieron quedan en la retina de las gente de bien que todavía siguen llorando y lo harán por siempre. Niños que esa mañana todavía llevaban sus ojos pegados por el sueño. Adolescentes que estrenaban deseos e ilusiones. Adultos que jamás esperarían tanta crueldad que rompiera sus expectativas en mil pedazos. Son los interrogantes que a día de hoy siguen sin respuestas. Pruebas perdidas en la incoherencia de los días. Familias marcadas y huecas. Es una fecha marcada por el dolor y la tristeza. Una fecha que nos robó las vidas. Vidas truncadas a las que no les han dejado ni el derecho a la justicia. Hoy los recordamos pero lo hacemos sin PAZ. Sin la tranquilidad de que descansen como merecen. Me quedo y me uno a las preguntas que cada despertar se hace Ángeles Pedraza: ¿Quién y Por qué?

                                                           07-03-2013
Anoche viendo una triste noticia en los informativos, me planteé el sentido de la dignidad de un País. Si tuviera que elegir un titular, diría:" ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?" Y no me refiero a la crisis económica de la que no somos culpables. Pero si a la crisis ética y moral que España padece. Los Políticos y lo que en un País ocurre, siempre es el reflejo de sus ciudadanos. Porque una comunidad unida por unos principios básicos fundados en un buen código ético, jamás puede ser una sociedad indigna. Y siento que nosotros somos lo último. Simplemente comenzaría por el tema de los terroristas. La peor lacra que hemos vivido. Lo recuerdo cuando era una niña. Sentía pánico hacia ellos. Llevo en mis pupilas las imágenes de aquellos atentados, muertes y el sufrimiento de los familiares. Víctimas que ahora exigen un respeto y encuentran Gobiernos que apoyan a los asesinos y un pueblo que se pone de perfil. ¡Que poca memoria tenemos! ¿O, debemos pensar que el ser humano de estos días está diseñado para acunar únicamente aquello que suceda en su casa, obviando el dolor y la humillación ajena? Hace unos días el cómplice de asesinato de Marta del Castillo salió de la pena que le había caído, (jugar a la play Statión) a la calle, tranquilamente, sin reparos. Al igual que El Rafita asesino de Sandra palo que ya lleva su tiempo en libertad y haciendo de las suyas. . Las noticias nos muestran unos padres derrotados, sin demasiado apoyo popular. Con una hija cuyo cuerpo no han encontrado. Con un ministro de Justicia que está a lo suyo y salvo los conocidos y familiares, una sociedad de perfil. Unos padres que cada día y cada noche se preguntarán: ¿Esto vale la vida de mi hija? Entiendo que el padre le dijera a la hija que le queda y a Marta: "Perdonadme por traeros a un mundo como éste". Me sumo a esas palabras diciendo: Perdonadme por pertenecer a una sociedad cuyos actos e injusticias de este tipo no nos ponen a todos en las calles hasta quemarlas si no se cambian las Leyes y se hace DE una vez JUSTICIA. Perdonadme por poder conciliar el sueño cuando considero que la gente de bien con dignidad no descansarían hasta conseguir un país DIGNO donde se pueda vivir con conciencia universal.

                                                                     07-03-2013
Valoro el equilibrio interior de las personas. Ese estado de paz y serenidad que te ayuda a conducirte con tranquilidad en la senda de la vida. Que despeja la mente de oscuridades y fantasmas sociales. El equilibrio es necesario para conseguir conocernos a nosotros mismos y a la vez tomarnos el tiempo indispensable para descubrir a los otros. Es poseer una capacidad que te deja comprender otros pensamientos y formas de vida. Es la fácil adaptación a los momentos y las circunstancias. Ser equilibrado consigue que no tengamos prisa por llegar a ninguna parte y que agradezcamos el regalo que supone una mente despejada, clara y lo más limpia posible. El equilibrio consigue despejar tormentas y saborear el tiempo...Es creer en lo que haces, dices y sientes.


                                                                    06-03-2013
Hoy he escuchado decir a una mujer rusa que su casa de 600 metros cuadrados es pequeña.  Todos somos espectadores de la ambición. Aquellos que parecen tenerlo todo necesitan más y más hasta el punto de robar para terminar sus días en la cárcel de la codicia.. He conocido mujeres que se gastan en estética el sueldo que salvaría a una familia durante un año y otras capaces de gastarse cien mil euros en una tarde de compras en Londres. Pensé que el ser humano era eso "humano" justo lo que no es. Creí que las verdaderas riquezas son aquellas que no se pueden comprar con dinero; el amor, la salud, la amistad, el respeto. Que la humildad era un "don". Supuse que el esfuerzo para conseguir "cosas" era importante dentro de la educación espiritual que nos ayuda a "crecer" como personas. Y que todo aquello que tengamos la suerte de disfrutar debe ser admitido como un regalo de la vida. Pero posiblemente esa forma de vida me la transmitieron hombres de otras generaciones pasadas. Hoy estamos ante un nuevo modelo. Niños que abren la boca y tienen los teléfonos de última generación, regalos de Santo, Cumpleaños, Papa Noel, Reyes. Adultos que para esconderse de la soledad interior necesitan comprar, los Centros Comerciales, móviles de diseño, ropa de marca...Centros de estética. Estamos en época del "aparentar". La falta de solidaridad, el culto a Don dinero, la angustia vital de una existencia vacía e incierta. La veneración a la belleza de plástico. Es el mundo de la derrota y la pérdida de valores. La cultura del mínimo esfuerzo, del sexo regalado suplantando el verdadero y profundo amor. ¿Dónde nos llevará este nuevo camino sin poesía y poetas?


                                                              04-03-2013
La muerte de Pepe Sancho me ha sumido en la tristeza y en esta tarde lluviosa es fácil dejarse llevar por la melancolía. Son muchos los famosos que últimamente nos han dicho adiós. Y otra gran parte de ellos luchan con enfermedades duras como es el caso de Carmen Sevilla. Ellos son aquellos con los que crecimos. Allí estaban. Unos animando las tardes a los niños. Otros en aquel Estudio 1. Las películas de destape, los rombos, el 1,2,3. Ellos nos acompañaban paralelamente en ese devenir de los días y sin darnos cuenta nos despertaron ternura, admiración, costumbre y compañía. Forman parte de nuestra vida y poco a poco nos van dejando. Y sientes que eran el parapeto que actuaba delante de nosotros y que cada día tiene más y más aberturas, dejándonos en la primera línea de fuego. Se van. Y nos queda su legado. Aquí seguimos en un mundo en el que nada es como antes. Ni los payasos de la tele salvaguardando la inocencia de los niños. Ni los rombos que nos protegían de herir nuestra sensibilidad. Ni la picardía tan sublime de los incipientes desnudos. Ni la "palabra" de los hombres que era con lo que se firmaba y se respetaba hasta el final. Tiempos de principios, honestidad, solidaridad y buena convivencia. Descansen en Paz...

                                                             27-02-2013
Estamos perdidos sin lugar a dudas. En manos de poderosos desarmados que nos ofrecen gato por liebre ante la indefensión de los consumidores que somos todos. Estos días estamos conociendo el temido caso de la carne de caballo. Intuí desde el primer momento que había algo más tras la noticia y efectivamente, ahora sabemos que está contaminada y causa graves efectos en la salud. Hace poco conocemos que la mayoría de cremas corporales tienen unas sustancias cancerígenas, lo mismo que gran mayoría de pintalabios. Nos han informado que algunos plásticos transfieren a los alimentos elementos nocivos para la salud de los consumidores. En fin, podríamos elaborar una larga lista de todo lo cotidiano que nos va matando lentamente. Pero la peor noticia de todas es conocer que estamos en manos de desaprensivos que deciden que nuestra vida valga: cero. Todo por conseguir más ventas a bajos costes. La agonía del miserable dinero que les hace vender sus conciencias. Y todos duermen plácidamente por las noches. Al resto nos queda conseguir como libro de cabecera una filosofía que nos ayude a: "Convivir con gentuza sin moral y principios cada día"

                                                                      21-02-2013
Cuando era casi una adolescente, mi visión del mundo era amplio y solidario. Creía que fuera del hogar donde nací, sería fácil encontrar apoyo en todos los sentidos, gentes generosas y preocupadas por el bienestar ajeno. ¡¡Qué absurda!! Son los pensamientos de la inocencia y el desconocimiento. Hoy, en mi madurez me pongo en la piel de esas personas que están viviendo y sintiendo el terrible azote de la crisis. Que se sienten abandonados por la justicia, el sistema, incluso algunos por sus propias familias. ¿Qué pasa por la cabeza de una madre a la que mañana van a desahuciar con dos niños pequeños y que no tiene a dónde ir? ¿Hasta dónde hay que llegar para que su voz sea escuchada? Porque no nos engañemos, cada uno nos cobijamos en nuestra situación, nos lamentamos frente al televisor por las causas ajenas, pero nuestro comportamiento en general, ni es de solidaridad, ni apoyo incondicional, ni nada de nada. El tema de los desahucios es sangrante y excepto pequeñas asociaciones ¿dónde está el apoyo popular? Creo que el ser humano está inmerso en los desahucios pero del alma. Hay un egoísmo que da miedo. Y este es el mundo que hemos creado: El hombre contra sí mismo. Por eso nos levantamos cada mañana con el ataque de lo que somos capaces de hacer; amenazas terroristas, violencia de género, tráfico de mujeres, guerras olvidadas, desahucios, engaños bancarios, adulteración de alimentos, atentados contra la salud, los animales, la naturaleza, corrupción...Y todo ¿Por qué? ¿Por dinero?

                                                                       16-02-2013

"Ni los toros ni el resto de los animales tienen dos derechos fundamentales: el de la libertad y el de la vida". (Toni Cantó).
Esta mañana he leído esta frase. Es para reflexionar y para asustarse. Para mí, supone un ejercicio mental enorme, entender que haya personas que tengan estos pensamientos. Soy incapaz de pisar a una hormiga y lo digo en serio. Llego a un extremo en mi respeto por la vida que cuando algún bicho se cuela en casa, me paso el tiempo necesario para echarlo fuera antes que matarlo que es lo más fácil. Estoy en contra de la caza, de la matanza injusta de los animales. Me apasiona observar el vuelo de un ave, sentir la caricia de un perro y ver como corren libres las gacelas. Es más, envidio a los animales por muchas razones. Sinceramente, algunas "personas"( y poco en tela de juicio el concepto "Personas") están enfermas. Sufren de una falta de sensibilidad aterradora. Me pregunto, Señor Cantó...¿Qué es lo que le hace sentirse más importante que un animal? Le aseguro que mi perro es más compasivo que usted. Ahora haría falta saber qué piensa sobre las personas, donde imagino que en su nivel de apreciación, habrá grupos y posiblemente para usted, muchos tampoco tengamos derechos fundamentales. Que pase un feliz día en su mundo de valores y principios en los que espero que sean pocos los que lo compartan, por el bien de una civilización en decadencia moral.

                                                                         12-02-2013
No podemos permitir que esta crisis se cobre vidas. Pagaremos con nuestro esfuerzo, cambios de vida, la pérdida de nuestro patrimonio conseguido con el sudor de la frente, horas de insomnio, pero no con lo único que tenemos y nada ni nadie nos debe ni puede arrebatar: La vida.
Debemos mantener un referente: Las gentes que sufren el cruel azote de la guerra y eligen buscar un camino polvoriento para encontrar un horizonte. Aquellos que su cuerpo queda mutilado por accidentes y continúan rehabilitándose con sudor para superar cualquier amputación. Personas que pierden de la noche a la mañana a sus familiares y lloran y viven el proceso de un duro duelo, pero VIVEN. Ancianos que sin ninguna esperanza se levantan cada mañana para poder respirar un día más hasta apurar el último esfuerzo. Nuestra vida no es una moneda de cambio. Ella no depende de la adversidad y los reveses que en el mundo encontremos. Sufrir, en ocasiones nos hace fuertes. Nos hace entender y nos empuja a luchar. Una situación no es eterna, al igual que las tormentas, terminan cambiando y llega la tranquilidad. Es posible que deje huellas de su paso pero para eso somos quien somos: VALIENTES. Capaces de empezar de nuevo juto a los seres que amamos y no merecen que su alma quede rota y herida para siempre. VIVIR...Seguro que todos aquellos que nos pierden prefieren dormir en el frío suelo, pero junto a nuestro calor. Jamás en el desasosiego de un suicidio. NI UNA VIDA MÁS.

                                                                                08-02.2013
¿Recuerda cuando bailó conmigo? Fue en el Asilo. Yo estaba visitando a una anciana amiga y usted no podía levantarse de la silla. Le vi tan corpulento mirándome con cierta vergüenza y haciendo esfuerzos para ponerse de pie. Sus piernas le temblaban y había perdido fuerza.
Yo me acerqué y una canción sonaba en la radio. Le dije: ¿Quiere bailar? Y usted se agarró con fuerza a mi mano para tomar el impulso que le ayudaría a levantarse y lo consiguió. Pensarían que estábamos locos...¿Quién baila en estos tiempos? Nosotros lo hicimos durante unos minutos. Yo le ayudé a levantarse y usted consiguió que no me derrumbara ante la desolación humana. Días más tarde volvimos a vernos. En la misma cafetería de aquel Asilo y me regaló unos caramelos y yo le dije que los guardaría como si fueran mágicos. Y los tomaría cuando deseara que un deseo sucediera en mi vida. Los recibí durante unos meses y un buen día cuando decidí comprarle una bolsa grande repleta de caramelos para devolverle toda la suerte que usted me dio. Tuve que dejárselos sobre la mesita de aquella habitación donde llevan a los que van a morir. Nadie me ha vuelto a regalar caramelos mágicos y los echo de menos. Fue un día de invierno, no recuerdo. Quizá un día como hoy y por ese motivo le he recordado y le doy las gracias allí donde esté por pasar por mi lado.


                                                          08-02-2013

Y si no nos educaron para la libertad...¿Por qué nos hablan de ella? Y si tenemos que permanecer atados a un trabajo, un matrimonio y una forma de vida...¿Por qué se muestra ante nosotros el horizonte, y las gaviotas? Si debo permanecer bajo el paraguas...¿Por qué cae la lluvia? ¿Por qué permaneces junto a mí si nuestros labios perdieron hace mucho tiempo el sabor de la pasión y nuestro corazón se marchita al permanecer en esta jaula? ¿Por qué juzgas mis actos y no dejas que otros juzguen los tuyos?¿Por qué lleno mis bolsillos de sueños si sé que tengo cadenas que me atan a la vida que me eligió pero que yo no tuve la oportunidad de elegir libremente? Vivimos la vida condicionados a las reglas establecidas con pocas posibilidades de poder romperlas. Las obligaciones, sentimientos de culpabilidad y los miedos son nuestros guardianes en un tiempo que se nos va...Simplemente aprendiendo.

                                                                      07-02-2013
¿Y si un día nos levantáramos y todo hubiese sido un sueño? Y si en esa realidad a la que despertamos jamás hubiésemos intentado engañar a Hacienda para pagar menos impuestos. Nos negáramos a mantener personal sin dar de alta, a cobrar dinero en B, a negociar ilícitamente, a enriquecernos de manera ilegal. A no vivir por encima de nuestras posibilidades endeudándonos hasta las cejas. Y si hubiésemos sido equitativos con la Sanidad pública sin crearnos arsenales de medicamentos innecesarios en nuestras casas y aprovecharnos de las tarjetas sanitarias de los jubilados. Y si en esa realidad no se hubiera permitido el primer escándalo de corrupción y el pueblo se hubiera lanzado a la calle a pedir la dimisión de aquellos que se manchaban las manos con el dinero público. Y si nunca hubiésemos permitido que las televisiones se llenaran de bazofia, porquería para incultos y hubiésemos exigido a los jueces que se penara con dureza a los asesinos y delincuentes y se cumplieran todas y cada una de las leyes impuestas. Y si no hubiésemos consentido que ante la justicia existieran los ciudadanos de primera y segunda clase. Y hubiésemos exigido que en todo lo que concierne a nuestros ahorros se nos hubiese explicado con detalle la letra pequeña hasta entenderlo y nos hubiésemos solidarizado con las causas injustas ajenas luchando juntos contra la barbarie de ETA y sintiendo el dolor de cada una de sus víctimas. Y si no hubiésemos permitido que la falta de respeto se instalara en nuestros adolescentes y que los Políticos no nos hablaran como si dialogaran con ineptos. Y si hubiéramos valorado los puestos de la Administración como si se tratara de un trabajo privado con exigencias y respuestas rápidas. El verbo “Haber” en pasado forma parte de nuestra realidad. El verbo “Deber” se nos olvidó y quedó en el sueño de lo que pudo haber sido. ¿Y si hubiésemos sido consecuentes con nuestro “deber”.? ¿Estaríamos hoy en esta situación?


                                                            07-02-2013
El sentimiento de impotencia es devastador y generalmente va acompañado de una gran soledad. Hoy he visto lágrimas en el rostro de una mujer que está de okupa con dos niños dentro de su propia vivienda. No tiene donde ir, tampoco quien le ayude. Es la representación de muchos casos hoy en día en España. La frustración, el ahogo interior, la desesperanza y la insolidaridad, acompañada de una injusticia atroz. Creo que estamos en un momento en el que las personas de verdad debemos hacer un ejercicio individual de empatía y acercamiento a aquellos que necesitan humanidad a su alrededor. Ancianos solitarios, niños, familias que se encuentran al borde de la desesperación. No podemos permitir que existan lágrimas de angustia y aflicción. Dice un refrán que el mundo puede cambiar si cada uno de nosotros transformamos aquello que nos rodea. Quizá sea este el momento más apropiado para hacerlo en contra de la indiferencia y crueldad de los bancos y Políticos. Estoy convencida que los españoles somos buena gente y por ese motivo NOS HAN TOMADO EL PELO.

                                                                     05-02-2013
Todos nos hemos sentido en muchas ocasiones pequeños veleros naufragando en medio de las aguas del mar. Son esos momentos en los que valoramos el horizonte, sus colores, sus puertos. Hay veces que es necesario formar parte de la tormenta y así destapar la fuerza interior que podamos tener. Hay ocasiones en las que saber mantenerte a flote sólo depende de ti, te ayuda a nadar y buscar la orilla por ti solo. Llegar o hundirte. Flotar o naufragar. Forma parte de la existencia y es una elección personal. Es una asignatura pendiente para muchos y superada por otros. Hay quien tiene miedo y quien sabe que debe cruzar ese trayecto en la inmensidad de la soledad más absoluta para llegar al  embarcadero de la libertad.. Dicen los marineros que en ese silencio puedes escuchar el sonido de tu propio corazón y a la vez conocer el ritmo de tus latidos. Dicen que entre las aguas sin caminos señalados, aprendes a ser tu propia brújula. Cuentan los navegantes que cuando se levanta la luna comprendes que eres tremendamente pequeño, que estás solo y es cuando las lágrimas comienzan a caer y las estrellas te dicen. " Llora todo lo que desees y deja que tu dolor se mezcle con las aguas del mar. Que tus frustraciones desaparezcan que no quede ni un resquicio de desesperanza, de abandono personal, de falta de autoestima. Llora con fuerza y observa como todo lo que llevabas dentro se mezcla con las aguas transparentes y se convierten en espuma que desaparecerá lejos" Y es entonces cuando te levantas de nuevo siendo quien eres de verdad renovándote y reconociéndote y lo más importante; aceptándote tal como eres.


                                                            02-02-2013
La libertad personal se encuentra en los bolsillos de nuestra mente. El grito que un día enterré en un recodo del alma para tirar la llave lejos y construir la propia cárcel de mis sentimientos que arañaban por salir de la pobreza de aquellos muros vestidos de riquezas ficticias. La búsqueda por ese vuelo que nunca me enseñaron y que equivocadamente elegí como bandera. Mezclé injusticia con bondad, intolerancia con perdón y en ello perdí mi identidad. Soñé que el mundo en el que creí, existía en alguna parte de la realidad y encontré teatros con sabor a quimera que se desvanecían antes de que me acostumbrara a ello. Permanecí en esa vida que elegí porque creía que sus colores eran auténticos y jamás se desvanecerían con las tormentas. Que su pincel dibujaría los detalles escondidos en mi corazón. Abracé, creí, admiré y seguí lo que no me pertenecía porque implicaba no ser yo misma en toda mi esencia. En medio de un mundo me encontré desnuda sin capas, artificios ni representaciones. Soy yo y ahora sé quien soy.

                                                                     01-02-2013
¿Qué somos y qué valor tenemos las personas? ¿Qué somos cuando la vida decide que seamos inquilinos del tercer mundo? ¿Qué valor tenemos cuando nuestra cuenta corriente está a cero? ¿Qué somos cuando caminamos descalzos por la calle, con la cara llena de roña y las manos vacía? ¿Qué valor tenemos cuando una enfermedad como el Alzheimer nos hace dependientes? Detesto esa manida frase de: "Tanto tienes tanto vales" Rechazo que si no acepto tus normas, dejaré de formar parte de tus prioridades. Aborrezco los intereses personales. El poco esfuerzo que hacemos para saber cómo es realmente una persona y qué necesidades tiene. Me causa nauseas comprobar como desaparecen los amigos cuando más se necesitan. Escribo y tengo ante mi a una persona a la que hace años la gente la buscaba. Necesitaban de ella porque tenía una cualidad muy preciada en estos días; escuchaba y hacía suyos tus problemas. Era incapaz de abandonar a sus amigos, les pasara lo que les pasara. Allí estaba con lo mucho y lo poco que pudiese tener dispuesta a entregarlo todo. Hoy, tiene Alzheimer y su teléfono apenas suena, excepto por los familiares más allegados. Su maravilloso mundo de amigos en los que ella creía, han desaparecido justo en el momento en el que ella más necesita esas sonrisas. No cabe otra pregunta que: ¿Qué somos las personas cuando dejamos de dar lo que los demás esperan? Cuando la vida te abofetea en tu mejor momento. Pero en el fondo, prefiero estar en ese bando. En el de la fragilidad y la indefensión. Por que...¿Qué son aquellos que juzgan, son intolerantes, crueles, castigan, rechazan, muestran indiferencia y etiquetan?

                                                                          31-01-2013
Bienvenido un día más al País de Corruptolandia. Es fascinante ver el enfrentamiento de los Políticos y como van destapándose unos a otros sus miserias. Me recuerda el circo romano pero al revés. El pueblo en las gradas y los Reyes en el ruedo Pocos saldrán ilesos de esta batalla que espero nos lleve a una nueva etapa.
 




                                                                                    30-01-2013
Ha caído en mis manos un artículo sobre la frescura de la adolescencia y cómo tras observar sus rostros y su actitud, es difícil que encontremos esa vitalidad en los adultos. Yo creo que el problema es cuando el verbo "asumir" comienza a formar parte de nuestra vida diaria. Asumimos las situaciones, circunstancias, vicisitudes...Asumimos. En la vida deberíamos tener y mantener la obligación de recapacitar sobre nuestras vidas y lo que en ella hay. Asumir el derecho a cambiarlas, a buscar y elegir la felicidad y las personas que deseamos que en nuestro camino estén. Pero, no. Nos quedamos con las relaciones que un día elegimos porque consideramos que en ese momento eran perfectas. Nos equivocamos y seguimos manteniéndolas, aunque eso implique que nuestro rostro se tiña de inexpresividad y descontento. Asumimos un trabajo que no nos gusta ni nos hace sentirnos realizados, pero nos entregamos a ello cada mañana y eso consigue apagarnos el corazón y las esperanzas. Asumimos vidas y relaciones rotas y nos apaga la vitalidad. Si es cierto, la adolescencia lleva consigo ese desconocimiento de la vida que te hace tener sueños, ser espontáneo, dejar que el corazón lata ante el enamoramiento... Los adultos tenemos la posibilidad de recuperar el vigor interior, poner color a nuestros días, soñar y mantener las esperanzas aunque eso implique ROMPER con situaciones. Pero...¿Lo hacemos?

                                                                         29-01-2013
Hoy me he dado cuenta que el sentimiento de la empatía es aplicable dependiendo del grado de la situación. Se puede sentir empatía, ponerte en la piel del otro cuando ha perdido su trabajo, tiene mal de amores o esas situaciones típicas que nos rodean a diario. Pero...Cómo empatizar con alguien que dice: "He perdido a 25 de mis amigos en la catástrofe ocurrida en una discoteca en Brasil". Esas han sido las palabras que he escuchado en el telediario de una chica que pudo salvarse. No tengo 25 amigos, pero si los pocos que tengo murieran todos a la vez, en las mismas circunstancias. En una noche que prometía ser mágica y que la penumbra tiñó de crueldad y desesperación. Si los sueños de mis amigos quedaran truncados entre las llamas, si jamás pudiera volver a ver sus caras y mirar sus ojos...¿Qué podría sentir? Muchas veces la realidad supera la ficción. Las suerte no tiene que ver con el dinero. No se compra ni se vende. Sucede...Por eso entiendo que pasar por esta vida y mantener a los tuyos, es el mayor de los tesoros y nos convierte en privilegiados. Descansen en paz todas las víctimas y que aquellos que permanecen bajo el dolor de su pérdida, tengan la fuerza suficiente para poder seguir adelante....


24-01-2013
La mayoría de la gente se levanta cada mañana sin valorar demasiado su significado. Yo tengo la buena o la mala suerte de despertarme y pensar: "Que suerte tengo de estar bien. Que las personas a las que quiero también lo estén". Otros ven un día como algo normal y cotidiano que parece eterno. Yo, tengo la buena o la mala suerte de pensar que: "Es un día más y un día menos para compartir". la mayoría de la gente mira a otras personas y sienten que forman parte cada minuto de sus vidas. Yo los miro y me embarga la emoción. Tengo ganas de abrazarlos y decirles lo mucho que los quiero porque no sé dónde estará nuestra fecha de caducidad. Cuentan que está de moda no acercarte a una persona que está tirada en la calle por miedo. Yo seguiré haciéndolo aunque ello me traiga disgustos, pero no cometeré el error de que alguien necesite de mi y pasar de largo. Dicen que no hay que dar dinero a la gente que pide y así no fomentar el poder a las mafias que hasta allí los llevan. Pero no dejaré de mirar a sus ojos cada vez que me cruce con ellos y sonreírles. Hay mucha gente que se cruza conmigo y bajan la vista para no saludar. Yo siempre respondo con un "Buenos días" me cuesta mucho esfuerzo responder con esa indiferencia. Creo que hoy en día, alguien como yo es IDIOTA pero prefiero formar parte de ese clase de tontos que abogan por la sensibilidad. Estoy convencida que vale la pena.
 
23-01-2013
Detrás de un corrupto se esconde una persona que decide lo qué quiere hacer. Un Político es una figura que está para representarnos, velar por los intereses del pueblo, defender los derechos de los ciudadanos. Es aquél en el que depositamos nuestras esperanzas y confiamos plenamente en su equidad. En España, la mayoría de Políticos nos han estafado, nos han robado nuestro dinero, velan por su propio interés y nos han dejado sin derechos. Eso es igual a un Pueblo desesperanzado. Unas Leyes de risa. Unos debates vergonzosos. Una imagen deprimente fuera de nuestras fronteras. Ciudadanos perdidos, desahuciados de sus viviendas, con sus negocios en quiebra. Jóvenes universitarios emigrando. Adolescentes sin futuro. Un corrupto se esconde tras la palabrería fácil y es tan vil que permanece en el mismo escenario a sabiendas que la opinión pública conoce su indecencia y se cree con autoridad para criticar a otros por su mismo delito. Todo esto es lo que ocurre en España sumando algo que es para echarse a llorar: Seguimos votándoles.


23-01-2013
Me resulta desagradable cuando veo las charlas del Presidente o Rubalcaba en sus distintas sedes, como reciben los aplausos de apoyo y me pregunto: ¿Cómo se puede aplaudir con esa fuerza? Entiendo que vaya incluido en el sueldo, aún así, esos aplausos deberían escucharse leves, decaídos, obligados....Ninguno de nosotros, deberíamos pronunciar la frase más asidua en reuniones o bares: "Los otros robaron más" Nadie debería poner de ejemplo a unas comunidades o otras dependiendo de quien gobierne en ellas. Mientras que exista la justificación de los ciudadanos a los corruptos, los chorizos permanecerán ahí, activos, respaldados...Y eso ¿en qué nos convierte?. Debemos empezar a mantener nuestra dignidad y saber, que no defendemos ideologías; tapamos a gentuza. Por encima de un Partido y la lealtad deben existir unos principios y eso nos une a TODOS en un argumento claro: ¡A la cárcel! Que devuelvan el dinero y que no volvamos a saber más de ellos. Limpiemos el País y los Partidos de la corrupción, pero comencemos en nuestras conciencias. Que ni siquiera nuestro pensamiento nos traicione diciendo: "Los otros han robado más que los míos"

22-01-2013
Somos los espectadores de un cambio importante en nuestro país. Es una interrogación pero con una respuesta inmediata, no hay duda.
Hemos llegado al límite en un sistema corrupto tanto por las altas esferas como en el día a día de la calle. Corrupción en los Políticos y pillería en la población. Todos abanderados por la misma bandera; la de la impunidad. Los Políticos roban porque saben que nada les pasará. El asesino mata porque conoce que serán pocos los años que pasará en una celda. El carterista roba, porque está acostumbrado a entrar y salir de las comisarías varias veces al día. Los ciudadanos no cumplen las leyes porque no hay un miedo por incumplirlas. Hasta la banda más sanguinaria en España, ETA tienen más derechos que las propias víctimas. Somos un país sin autoridad, basado en ejemplos permanentes de gestiones sucias, falta de justicia y una pérdida de respeto impresionante. Hay mierda en la Casa Real, en todos los Partidos Políticos, en la Justicia. Una mierda que ha ido salpicando al resto, porque: ¿Quién tiene legitimidad moral en estos momentos para decirnos que sigamos un camino recto? La única forma para que un país salga adelante y se levante. Está claro. O comienza a ir gente a la cárcel. O, se paga lo que se hace mal. O se crea una justicia JUSTA, o nos hundimos como el titanic.

19-03-2013
Siento tristeza por aquellos que son malos y me planteo...¿Qué culpa tiene una persona de nacer con malos sentimientos? Es como el que nace feo, blanco o negro, alto o bajo... Nadie elige cómo quiere ser en la vida. Se ha inventado la cirugía para poder modelar el cuerpo y el rostro, pero no hay nada que pueda reparar el alma. La gente que es envidiosa, mala persona...¿Puede cambiar? ¿Puede modificar su carácter, su forma de ser? O, simplemente está predestinado a convivir con lo que le ha tocado. Quizá, sea el único motivo por el que puedo mantener la filosofía de la reencarnación y ese mensaje que dice que dependiendo de cómo eres en la vida, así serás en la próxima. Porque es una mala pasada que la naturaleza te cree un ser cruel, sin escrúpulos y tener que vivir con esa cruz toda tu existencia. A mí me costaría ser despiadada. Más bien diría que es imposible. Y al que es atroz...¿Le supone lo mismo ser buena persona? Cuando me miro en el espejo, quiero ver lo que soy más allá de una imagen y me deja respirar el hecho de no ser capaz de perjudicar a nadie. Me convierte en una privilegiada y sé que ninguna otra belleza podría causarme mayor gozo.

18-01-2013
Me gusta pararme cada día en un punto dentro de la naturaleza y observar. Ahí permanece, sintiendo, emanando al segundo la vida. Los cambios no le afectan. Es una roca, un árbol, una hoja que se deja acariciar por el sol, la lluvia o el viento. No tienen preguntas, ni buscan respuestas. Se nota que agradecen cualquier roce, signo de vida. No tienen prisas y tampoco pausas. Miro esas pequeñas florecillas a las que sólo se les concede días de vida y puedo apreciar la misma fuerza. Conoce su fin, su función, su limitación. Pero...¿Qué importa? Lo importante ha sido existir plenamente, entregada a la vida. Miro a las personas, corriendo de aquí para allá. Inmersos en problemas cotidianos que no les permite mirar las formas que dibujan las nubes sobre sus cabezas. Miro a aquellos que tienen tanta prisa porque su agenda está llena de citas profesionales y apenas disponen de unos minutos para mirar a las personas que les quieren de verdad. Miro a los poderosos destruyendo el mundo que manejan sin valorar las vidas que se cobran porque les han puesto un precio; indiferencia. Observo a los egoístas ambiciosos, que se ponen el traje de Políticos llenando sus bolsillos del sucio dinero que les arrebata la verdadera esencia de la existencia. Y me pregunto con lágrimas en los ojos: ¿Qué mundo hemos creado? Quiero ser como la roca, el árbol o la pequeña florecilla que crece y a la que no le dará tiempo a respirar la contaminación de un mundo que manchará su pequeño corazón...

17-01-2013
Dedicado a cada una de las personas inocentes que pierden la vida en guerras y enfrentamientos absurdos. Por cada uno de sus sueños...
"Soñé un sueño hace tiempo. Cuando las esperanzas eran grandes y valía la pena vivir. Soñé que el amor no moriría nunca. Soñé que Dios perdonando estaría. Entonces era joven y no sentía miedo. Y los sueños se hacían y se usaban y se desperdiciaban. No había sobornos por pagar, ni canción sin cantar, ni vino sin probar. Pero los tigres vienen de noche, con sus voces tan suaves como los truenos. Así como destrozan la esperanza, es como convierten tus sueños en desgracias. Y sigo soñando que vendrá a mí. Que viviríamos nuestras vidas juntos. Pero hay sueños que no pueden ser y hay tormentas que no podemos soportar. Tuve el sueño de como sería mi vida. Tan diferente de este infierno en el que vivo. Ahora tan diferente de como parecía. Ahora la vida ha matado el sueño que una vez soñé"
"Soñé un sueño" de Los Miserables

17-01-2013
¿Hasta cuándo piensa usted, Señor Rajoy que continuará el pulso que mantiene con el pueblo? ¿Con qué legitimidad moral el Gobierno puede pedir a los ciudadanos que no cometan fraude fiscal? Ustedes que hacen cada día la vista gorda a decenas de robos por parte de los políticos. Y ahora, ¿Quiere meter en la cárcel a aquellos que realicen "chapuzas" para poder comer? Pues deberá construir nuevas prisiones porque no tendrá espacio para tantos. Gracias a que las familias se ayudan y existe la economía sumergida que ustedes provocan, gracias a eso, todavía podemos andar tranquilos por las calles y seis millones de españoles pueden salir adelante. ¿Por qué no pena con cárcel a los Políticos que cada día han llenado, llenan y llenarán sus bolsillos con el dinero público? Estoy convencida que el ahorro sería suficiente para sacarnos de esta crisis. Pero es más fácil atacar y presionar al débil. Su gestión es deplorable. Y tarde o temprano explotará no lo dude. Por cierto...¿Y la vivienda social? Cuando he escuchado los requisitos que se solicitan para poder acceder a una de estas viviendas se me ha atragantado el desayuno. Hace unos meses, después del tremendo fracaso del anterior Gobierno, usted parecía una opción, ahora nos hemos quedado solos. El problema es que la gente puede ser pacifista, generosa, amantes del futbol y de la Pantoja. Pero todo tiene un límite y me temo que habrá un día cercano que España parezca Colombia. Gracias a un Gobierno que estrangula a su pueblo

16-01-2013

Hace una semana me senté en una butaca de un cine cualquiera. La película; Los Miserables. Desde la primera escena, nota musical, sentí una intensa emoción que me hizo llorar varias veces. Se removió mi interior y pude entender muchas cosas de mi misma. Reconocí que me siento plenamente feliz entre las personas humildes. Que encuentro una gran belleza en los rincones donde el amor, la solidaridad y la superación, existen. Que necesito abrir mi mano para sentir el calor de aquellos que la cogen. Comprendí el error que cometí al intentar anular lo que soy, al pensar que mi idea romántica sobre la vida y las personas podía ser errónea. Acepté mi rechazo por el lujo, el aparentar y las personas hipócritas que me juzgan. No quiero estar cerca de la miseria humana, aquellos que me contaminan con su intolerancia y falta de equidad hacia las demás. No quiero relaciones donde constantemente tengo que hacer esfuerzos para sentirme bien. Horas con personas que no consiguen emocionarme, o despertar en mi, sentimientos que me ayuden a ser mejor persona. En todos estos años de existencia puedo contar con los dedos de mi mano las personas que me han marcado espiritualmente. Personas que ya no están por la gran diferencia de edad que nos separaban. Ellos han sido mi revulsivo. La fuerza que me ha sostenido ilesa en un mundo al que a veces creo no pertenecer. Hoy sé lo que quiero. Cosas sencillas. Abrazos de verdad y que mis sentimientos no dejen de estar a flor de piel. Que nada ni nadie me resulte ajeno. Quiero abrir los ojos y no sólo mirar, sino ver los pequeños detalles de la naturaleza y el alma. Quiero vivir con dignidad y aceptar simplemente lo que soy. Una romántica idealista de la vida....
 
16-01-2013
Lo peor ya no es que tengamos una crisis social y moral. No es que cada mañana nos levantemos conociendo más información sobre todo lo que los Políticos de turno han robado en este País. No es que veamos ante nuestras narices que no tendrán un juicio justo, porque posiblemente la justicia esté comprada y además están protegidos por el resto de Políticos, lo que les coloca al mismo nivel de mezquindad. Lo peor no es que depende del diario que leamos, la radio que escuchemos y la televisión que veamos, nos muestren una información sesgada y con tintes diferentes. O, que TODOS los partidos políticos nos engañen y manipulen creando terror en los ciudadanos. Lo peor y más vergonzoso, indignante, decepcionante y vomitivo de todo es que los ciudadanos defendamos a estos individuos, de los que gran parte deberían estar en la cárcel. ¿Cómo se puede defender esta barbarie? ¿Cómo se puede ir a votar a cualquiera de ellos? Mientras que esto no cambie, seguiremos tragando con ruedas de molino. Además merecidas.

15-01-2013
Deberíamos dejar que la gente se toque y se quiera, sea del sexo que sea. Todos merecemos la felicidad, pero hay a quien le molesta y pierde su tiempo en analizar y criticar las vidas ajenas. Y yo me pregunto ¿a ti qué te importa? Posiblemente tú que te dedicas a criticar la homosexualidad, tengas una vida de pareja vergonzosa, carente de sentimientos y una sexualidad plena. Te atreves a tratar de enfermos a los homosexuales cuando no hay mayor enfermedad que creerse juez de otras personas. La gente irrespetuosa e intolerante como tú, son los que consiguen cargarse la armonía del mundo y la libertad. Las personas no tienen valor por sus inclinaciones sexuales, lo tienen por su capacidad de consideración y solidaridad con aquellos que son diferentes. El mundo no eres tú y lo que piensas. El mundo somos todos con nuestras diferencias incluidas. Vive y deja vivir.


14-01-2013
El avance en la telefonía móvil ha conseguido su objetivo: esclavizarnos. Ayer las últimas noticias eran que dentro de muy poco habrá teléfonos con los que se pueda hablar o chatear desde la ducha...¡¡¡Genial!!! Es impresionante ir en el metro, en el tren, avión. Estar en la estación, en la fila del banco, o simplemente dando un paseo. El mundo pasa ajeno a mi presencia, los ojos de la mayoría de gente que veo están centrados en el recuadro de su móvil. Voy en el coche con mi mejor amiga a la que no veo desde hace meses y le suena sin parar el Wassap, hasta tal punto que no conseguimos mantener una conversación cara a cara. Y además, estoy convencida que está comenzando a existir una especie de dependencia sin control a este medio. Mi compañero de tren hace unas semanas se pasó dos horas de viaje chateando. Creo que ni siquiera vio mi cara y lo mismo sucedía con los pasajeros de las demás filas. Grupos de adolescentes están sentados en los bancos del parque y cada uno a su rollo. ¿Habrá gente que haciendo el amor estén hablando por el wassap? Somos la generación de la esclavitud más absoluta gracias a la tecnología. Atrás quedan las conversaciones sin sonidos metálicos. la posibilidad de perderte horas sin que nadie pueda reprocharte que tu teléfono estaba desconectado. Las amistades que se propiciaban en los largos trayectos de tren...Atrás quedan tantas cosas...
 
13-01-2013
Ayer escuché en las noticias que en los EEUU se están planteando cuestionar si los videos juegos agresivos influyen en la conducta de los adolescentes y son un acicate para provocar esta ola de asesinatos que allí se está padeciendo. ¡Qué pena! Hace falta que mueran personas inocentes, niños que tranquilamente juegan en el jardín de un colegio. Personas que tienen la mala suerte de encontrarse ese día en el lugar equivocado, para que de una vez por todas revisemos lo que estamos haciendo con los chavales. Hace años que la violencia se instaló en nuestras vidas. Cine, Televisión, Video juegos...¿Cómo puede una mente frágil navegar entre tanta influencia negativa y conseguir no dañar su cabeza y su espíritu? El maltrato, la corrupción, los asesinatos, la falta de respeto son los contenidos diarios que nos acompañan en la comida y la cena. Los niños conviven con escenas dramáticas y además se encierran en sus cuartos para jugar a matar todo lo que se mueve en juegos súper violentos. Las empresas que los fabrican los defienden, claro y estoy segura que se hará caso omiso a esta cuestión que genera cantidades de dinero, posiblemente más importantes que la vida de las personas y la construcción de una sociedad digna y libre de violencia. Todo se nos escapa de las manos.
 
12-01-2013
Hay quien dice que el hombre por naturaleza no es malo...¿O, si?
Me pregunto que sentimientos hay en los granjeros chinos cuando cada día extraen la bilis a más de ocho mil osos a los que mantienen encerrados en jaulas más pequeñas que ellos mismos. Los mantienen cautivos con una goma en su vesícula. Qué sienten aquellos que disparan al cuerpo de un elefante por el solo hecho de conseguir sus colmillos o colocar la cabeza en uno de los salones de su casa y poder decir: "Lo maté yo". ¿Qué hay en el alma (si es que la tienen) de los patrones en el Congo que obligan a excavar la tierra a los niños y adentrarse por pequeños orificios para extraer el valorado Coltán? Se estima que por cada dos kilos de ese preciado mineral, mueren tres niños.¿ Y los
empresarios que contratan mano de obra "tirada" en el tercer mundo para confeccionar sus prendas? ¿Y los que maltratan y castigan a sus mujeres, a los niños? Me pregunto qué grado de equidad tienen los Políticos indecentes que se llenan los bolsillos mientras que exprimen al pueblo? No, señores no. He dejado de creer en el ser humano y en su naturaleza de bondad.
 
11-01-2013
Vivimos en un País lleno de incoherencias difíciles de asimilar. No entiendo, entre otras cosas, cómo un Ministro nos cuenta que se come los productos caducados, ya que ha visto muchas cosas en la India y no pasa nada. ¿Se trata de una recomendación para que los ciudadanos no tiremos productos y comencemos a comerlos caducados ya que según ellos no pasa nada? A mí me parece el colmo. Por la misma regla, hay países donde se comen a los perros y nadie se muere. ¿Podría ser esta otra recomendación contra la crisis? Elegante es, que nos informen sobre la posibilidad de alargar la fecha de caducidad ya que los alimentos pueden durar más tiempo que hasta ahora la fecha indicada. Chapuza es, que lo hagan de esta forma, aconsejando a la población que no hay problemas al saltarse las fechas de caducidad. Hace unos años, consumí una tarrina de queso fresco caducada sin darme cuenta. Después de media hora de tomarlo en la ensalada comencé a vomitar sin parar y seguidamente se me descompuso el cuerpo como jamás me había pasado. Creí que me moría. Revisé lo que había ingerido y comprobé que el queso llevaba una semana caducado. En fin, con las recomendaciones del señor ministro y su clase de humildad, lo siguiente que nos espera es ¿ que lleguemos a un restaurante y nos sirvan salmón caducado? No sé, como lo ha dado a entender el Ministro...Espero que los ciudadanos tengamos más coherencia que los políticos, o de lo contrario: ¡¡La llevamos clara!!!
 
20-12-2012
Esta última semana el mundo ha asistido a la terrible matanza en Connecticut. Veinte niños y siete adultos. De ellos hemos conocido sus rostros, el color de su pelo. Páginas de diarios de todo el mundo nos han mostrado su día a día, sus familias, recuerdos, barrios, amigos. Conocemos sus nombres, sus sonrisas...Hemos podido llorar su fatídica muerte, llevar peluches y flores y mensajes al lugar de la tragedia. Han sido enterrados dignamente y permanecerá por siempre su recuerdo. Por estas personas un Presidente de los Estados Unidos pide justicia y solicita que se busque la forma de que no vuelva a ocurrir y eso es lo justo. Aunque todo es poco. Jamás debería haber ocurrido, pero sucedió y es justo cada uno de los detalles que el resto de personas hemos hecho por ellos. Pero hay algo que me conmueve de igual modo. Paralelamente a la tragedia escuché en un informativo que nos informaba de la muerte de otras 27 personas a causa de una bomba en Siria, entre ellos niños. Un triste titular. Unas escuetas palabras. No hay fotos, ni nombres. No se derramarán lágrimas por ellos y posiblemente ni siquiera serán enterrados. No habrá peluches, ni notas de desolación por su triste pérdida, ni plegarias. No habrá un Presidente de Gobierno que diga: "Esto no puede volver a suceder" ni ciudadanos que arropen a sus familiares. No les llegaran cartas de pésame. Son ciudadanos de tercera o cuarta. Olvidados. Niños que hace unos días jugaban como el resto y hoy no están. Lo tremendamente triste es que sus amigos de juegos seguirán muriendo y posiblemente sus hermanos, familiares...Y no habrá fotos con sus sonrisas que queden plasmadas en la historia del mundo. Al igual que cualquier otra persona: Descansen en Paz
 
06-12-2012
Me levanto cada mañana y me encuentro con más y más tertulias en todos los medios de comunicación. Al final cabe pensar que a muchos periodistas les ha venido bien la crisis para estar cada día de plató en plató hablando siempre de los manidos temas.
Me levanto cada mañana y observo como los Políticos juegan a los equipos que luchan entre si con el solo objetivo de ganar votos, dejando a un lado los verdaderos problemas, las luchas por conseguir una mejor calidad de vida para los ciudadanos. Porque en realidad lo que nos pase a ellos les importa un huevo. Y además nos toman por tontos, nos engañan y lanzan temas que nos mantengan ocupados mentalmente. España es un País fácil para esas cosas.
Lo cierto es que cada mañana las filas del paro son más largas. Las cifras de personas que pierden su trabajo escandalosas y cada vez sale más mierda de todos lados. Allí donde hay políticos hay corrupción, egoístas, viciosos del dinero y el poder. Incluso aquellos que nunca han tocado un duro que no les pertenezca forman parte del juego por continuar apoyando a gentuza que se merece estar en la cárcel.
Me levanto cada mañana y lo que encuentro en mi país es vomitivo, asqueroso y repugnante. Los médicos luchan por lo suyo. Los desahuciados por lo que les afecta, pero NADIE lucha por lo que le pasa al vecino. Cada uno a salvar el culo y a los demás que les den. Todo se traduce a insolidaridad, a grupos, porque no somos capaces de tener un sentimiento colectivo que nos una y haga que un país, sea del gremio que sea, tenga o no paro, salga unido a las calles a luchar por una sola cuestión: justicia. Y hay una sola verdad: Sólo nosotros seremos capaces de poder soportar y superar esta crisis. Cada cual creando, manteniendo y luchando por su trabajo. Nadie nos va a dar nada, están ocupados en salvar a los bancos que son mucho más importante que las personas que tienen que ir a comer a los comedores públicos.
 
04-12-2012
Cuando era pequeña mi navidad eran mis padres y mis hermanos. Me encantaba celebrar las Nochebuenas con ellos. Mi madre hacía pasteles navideños y mi padre esa noche nos ponía películas familiares que el mismo había grabado. Me encantaba. Recuerdo el intenso frío y todos tapados con las faldas de la mesa para calentarnos en el brasero. No había calefacción pero el calor familiar era tan intenso que era imposible sentir frío.
Mi padre se fue, demasiado pronto y tuve que buscar otra navidad. La encontré en mi hijo. La ilusión de la Noche de Reyes, el juego de buscar la estrella que más brillaba en el cielo porque eran los reyes que se acercaban casi un mes antes. El montaje del belén y el árbol. Pero mi hijo creció y dejó de creer en esas fiestas.
Encontré a Nina. Una anciana con 100 años que hasta los 104 vino a casa para colocar nuestro árbol navideño y arroparnos con una manta en el sofá muy acurrucadas para ver una película navideña. Apurábamos el tiempo hasta que tenía que volver al asilo donde vivía. Pero un día Nina también tuvo que irse y su vacío tan intenso me hizo dejar de mirar la Navidad. Hoy, después de dos años he sentido una sensación dulce y al cerrar los ojos he presentido que ella había venido para encender las luces de navidad en mi corazón. La sociedad ha podido convertir estas fiestas en consumo y superficialidad, pero yo se que la Navidad son muchas cosas para mi que no tienen que ver con eso. La Navidad es mi Padre, mi familia, la magia de la infancia y mi mejor amiga, Nina.

03-12-2012
Los hombres vamos demasiado rápido. Pasan las noticias, los desastres, las buenas cosas. Cambian las sociedades, los políticos, los sistemas. Subimos, bajamos, corremos. En definitiva vivimos y morimos. Crecen nuestros hijos sin darnos cuenta y envejecen nuestros padres hasta perderlos. Pero...¿Qué ocurre en el trayecto? A mí personalmente me cuesta adaptarme a esta celeridad. No consigo asentar las situaciones del día a día para que todo esté amueblado en mi interior. No me da tiempo. A veces presiento que soy como un desván donde aparco trastos viejos que necesito y deseo limpiar y ordenar. Estoy convencida que el ser humano necesita tiempo para la contemplación, la meditación y el sosiego. Sin esas premisas no se consigue una paz interior, ser como deseamos SER, hacer lo que realmente ansiamos. El tiempo es como el agua que dejo reposar en mis manos. Gotas que se van sin poder retenerlas y que a tal velocidad nos empuja a cometer injusticias y a olvidar lo verdaderamente importante. Al final recurrimos a esa manida frase: "Mañana lo haré" ¿Lo haremos?

21-11-2012
Que tristes imágenes las que nos llegan desde Israel. Cuerpos de niños sin vida en los brazos de sus padres. Criaturas que no han tenido tiempo de entender el por qué de su muerte. Han nacido para ser víctimas de la crueldad y la sin razón de los hombres. Hoy, me planteaba el sentido de la Paz. Aquello que afortunadamente respiramos los que hemos nacido en esta parte del mundo: PAZ. Un derecho que no todos tienen y que nos llena de sosiego y serenidad mientras que su ausencia baña a otros de sangre y desesperanza. Paz una costumbre, una forma de vida y para ellos un estado desconocido que no les permite la oportunidad de vivir para buscarla. Paz...


20-11-2012
Murió Miliki y antes Fofo y Gabi. Aquellos payasos que nos llenaban la pantalla del televisor en blanco y negro. Como un leve pero imparable goteo de lluvia se van marchando personas que formaron parte de nuestro pasado y nuestro presente. Unas más lejanas y otras tan cercanas que se llevan una parte de nosotros. Gotas y gotas y siempre pensando que no seremos nosotros, que no serán aquellos a los que amamos. Pero tarde o temprano la lluvia somos todos. Los que fueron, los que somos y los que serán. Creo que esta es una reflexión obligada para recapacitar sobre nuestra forma de vida. Valorar si somos felices, si hacemos felices a los demás. Una consideración que no nos deje aparcar aquello que deseamos para después. Que nos permita acostarnos cada noche con la sensación de haber vivido, sentido y amado. Murió Miliki, amigo de nuestra niñez. Sirva para que su sonrisa nos haga VIVIR con más intensidad. Nunca sabemos cuando formaremos parte de la tormenta...


19-11-2012
Dicen los expertos que en la infancia, los sucesos que en ella ocurren, nos afectará en el desarrollo de nuestra personalidad. Me pregunto: ¿Cómo serán los niños de hoy dentro de unos años? Estoy convencida que la sociedad en la que vivimos dejará una huella de frialdad en muchos de ellos. Y eso no sería lo peor. Los niños de hoy no tienen la posibilidad de trepar los árboles para hacerse cabañas. La televisión sólo les ofrece noticias catastróficas de un mundo inhumano, racismo, violencia, discriminación, faltas de respeto, corrupción, hambre y en los momentos de respiro, cotilleo. Los niños de hoy son esclavos de una tecnología que se nos ha impuesto como la herramienta de contactos cibernéticos. Hasta me atrevo a decir que muchos tendrán sus primeras experiencias sexuales a través de una cámara. Los juegos más de moda siempre son de "matar" marcianos, animales, lo que sea, el caso es la violencia. Las películas de terror que tanto gustan ahora, para mi, no sería ese el término. Yo las llamaría sadismo puro y duro. ¿Dónde están los espacios de dibujos animados o programación infantil que antes encontrábamos en la mayoría de cadenas? ¿ Y las series normales para adolescentes? ¿Dónde quedaron las películas de aventuras, incluso intriga que al menos te dejaban dormir por las noches? ¿Y las relaciones piel a piel? ¿Y las canicas, los tejos, los cromos...? Ni siquiera Jack el destripador tuvo una infancia así de eso estoy segura. Sinceramente si yo fuese un niño de hoy diría: "Que paren el mundo que yo me bajo"

17-11-2012
Vengo de una familia donde casi todos por parte de mi madre han sufrido Alzheimer. Sus abuelos, tíos, primos. Ahora ella lo padece. En muchas ocasiones me pregunto: ¿Algún día me olvidaré de mi vida? ¿Dejaré de saber quién soy? Y entonces estoy convencida que aunque quien lo sufre parezca ausente, dentro de sí lleva el calor de los besos que un día dio y recibió. Alberga aquello que le erizó la piel. Abraza rostros y nombres. La mente quizá olvide, pero el corazón no debe. Sería un sacrilegio robarnos la esencia de lo que hemos sido. No puede estar permitido arrebatarnos el alma a mordiscos. Si eso me ocurre, me abrazaré a lo que amo, repetiré un millón de veces los nombres que no quiero olvidar. Los marcaré en mi piel y gritaré hasta morir: "Que nada ni nadie tiene derecho a arrebatarme lo que es mío, lo que me pertenece, lo que me hace existir"
 
17-11-2012

A mis profesores de la niñez se les olvidó decirme que no perdiera el tiempo intentando buscar fuera lo que no sea capaz de hallar dentro de mi misma. Postergaron enseñarme que en los fracasos no hay culpables, que ello forma parte del crecimiento en la vida. No me contaron que las personas cambiamos cada día, evolucionamos, crecemos y necesitamos estímulos distintos y que tenemos derecho a decidir lo que queremos hacer con nuestra vida. Me engañaron en esa materia que decía que cuanto más concedes que otros se pasen y si además pones la mejilla, eres mejor persona. Aprendí un diccionario que cambia, pero he necesitado años para conocer el verdadero sentido de la vida. Me he caído en el camino, he cometido errores y las enseñanzas las he adquirido en cada una de mis lágrimas y derrotas. Mis profesores me contaron que tocaría el cielo con las punta de mis dedos si conseguía licenciarme en alguna profesión y nadie, absolutamente nadie, me susurró al oído "Sé tu misma y ante todo sé grande como persona es la mayor licenciatura"

16-11-2012
Recuerdo hace muchos años en la parada de un autobús. Una señora que tendría unos sesenta años me dijo ante mi desesperación por el retraso del bus: "No tengas prisa. En la vida no hace falta correr. Se llega a todas partes" Con el paso del tiempo me ha vuelto a la memoria aquella reflexión sabia. En la vida no hay que correr. Y no hay que hacerlo porque el camino está lleno de pequeñas situaciones en las que no nos fijamos. Y todos esos momentos son importantes. En definitiva es aquello que compone nuestra vida, si los perdemos, ¿ qué nos queda? Ahora vivo todo con una especial calma. No tengo prisa por llegan al fin del trayecto. He entendido que lo que realmente me llena no es la meta, sino los pasos que me llevan hasta ella. He comprendido que cuanto más corro más me dejo en el camino. Atrás se quedan personas que la vida me robó y de las que yo quiero saciarme. Atrás se quedan años que no volverán. Atrás dejo detalles que quizá no vi por las prisas, Se quedan palabras escondidas en mi corazón que no grité con la fuerza merecida, besos que no pude dar por falta de tiempo. Ahora soy yo aquella que dice: "No tengas prisa. En la vida no hace falta correr. Se llega a todas partes"

13-11-2012
Me pregunto en muchas ocasiones: ¿Dónde queda el alma de los corruptos? ¿No tienen? ¿Es tan grande su afán de poder que la dignidad deja de existir? Charlatanes, siempre con el discurso oportunista preparado para engañar a la gente. Estoy convencida que los políticos de nuestro país, dentro de sus círculos, opinarán del pueblo que somos "borreguiles" y razón no les falta, pero me temo que están llegando a su fin. Que España es un conjunto de ciudadanos que están despertando de un letargo donde hemos permitido de todo. Quizá el precio que estamos pagando lo hayamos ganado a pulso y esta crisis sirva para hacer una limpieza amplia y profunda tanto individual como colectiva. Quizá los Políticos son el reflejo de una sociedad enferma. Creo que cada uno de nosotros nos debemos una reflexión y la obligación de no permitir más corrupción y más injusticias en nuestro alrededor, en el día a día. Que debemos solidarizarnos con las causas honestas y así cambiaremos el sistema y a la vez recobraremos valores perdidos importantes para vivir.
 
13-11-2012
Es triste que para descubrir toda la porquería y artimañas de nuestros políticos hayamos tenido que esperar a una crisis como la que vivimos donde los perjudicados somos los ciudadanos. Ellos continúan en su línea de actuación con pensiones vitalicias, gastos intolerables y todo aquello que deseen hacer ya que es gratis. Nos hemos acostumbrado a levantarnos cada mañana y ver que todo está corrupto en las grandes esferas. Es decepcionante que tengan que morir tres chicas para que veamos la poca seguridad que tienen nuestros hijos. Aquellos que deben velar por su integridad están en otras cosas bastante habituales como es llenarse los bolsillos y enriquecerse. Es irritante que se descubran con muertos y más muertos los puntos conflictivos de una carretera para que se tomen medidas y se solucione. Me pregunto si para conseguir una España cuyos gobernantes tengan conciencia: ¿Tendrá que hundirse primero?
 
12-11-2012

Mucho se habla sobre esa etapa de la vida que tarde o temprano todas las mujeres debemos pasar: La menopausia. Dicen que la edad media está en los 52 años, una edad crítica en las personas sean del sexo que sea. Pero yo tengo mi propia visión sobre esta etapa de la mujer y no ( de momento) por experiencia propia, pero si estoy convencida de algo: Dicen que en ese cambio la mujer suele padecer, sofocos, sentimiento de vejez, dolores de cabeza, sudores, insomnio, problemas en las relaciones sexuales por falta de apetito sexual, etc...

Creo que las mujeres pasados los cuarenta deberíamos sentarnos en el escalón de nuestra vida para dar un repaso exhaustivo a lo que vivimos. Mentalizarnos que no nos envejecen los años sino el abandono personal.

Nos sofoca coartar nuestras ganas de vivir y permanecer entre las normas establecidas cuando lo que deseamos es transgredirlas. Nos duele la cabeza, sudamos y sufrimos insomnio por las noches cuando no creamos sueños que mantengan nuestros pensamientos y el corazón ocupados en la pasión de hacerlos realidad. Tenemos problemas con la lubricación de nuestra vagina y sentimos dolor en las relaciones sexuales, porque posiblemente no deseemos mantenerlas con las personas que lo hacemos dentro de relaciones desgastadas y oxidadas. Aumentamos de peso cuando la ansiedad que envuelve nuestra soledad y el hastío nos domina. Nos deteriora físicamente no tener razones por las que luchar. Nos desgasta no darnos la posibilidad de que se nos erice la piel de nuevo y nuestras emociones despierten de su hibernación. Pero nos resulta más fácil culpar a la fase de menopausia. Hay una frase de Paulo Coelho que dice así:

"El tercer síntoma de la muerte de nuestros sueños es la paz. La vida pasa a ser una tarde de domingo, sin pedirnos cosas importantes y sin exigirnos más de lo que queremos dar. Pero, en verdad, en lo íntimo de nuestro corazón, sabemos que lo que ocurrió fue que renunciamos a luchar por nuestros sueños"

07-11-2012
Carta a los racistas:
Me apetece hablar contigo porque antes te observaba a lo lejos y últimamente te veo con frecuencia frente a mí. Quiero decirte que cada vez que tu dedo se levanta para señalar a otro, estas auto discriminándote. No olvides jamás que otros te señalarán a ti. Me pareces pobre en tus argumentos. En esos derechos que te has creado por encima de otras personas. En tu sentido de las propiedades. .¿Dónde lo aprendiste?¿Es innato? Pobre iluso. Tan sólo eres un accidente, como yo, como aquellos que nos leen. Has nacido en una parte del mundo por casualidad y gritas a los cuatro vientos que este es tu país. Que aquellos que llegamos de otras tierras, o tenemos otro color, debemos ponernos los últimos en la fila para con un poco de suerte recoger las migajas. Supongo que en esos pensamientos denigrantes te crearas fronteras para nunca salir de ellas. Fuera eres aquello que juzgas y criticas, dentro eres uno más, con una diferencia: Cobijas pensamientos intolerantes que dañan y marginan. Si pudiera, te enviaría al centro de la selva y te pondría en manos de una tribu para que conocieras tus errores y comenzaras a dejar vivir a las personas dignas que forman parte de un mundo donde debemos tener TODOS y en cualquier rincón los mismos derechos.
 
06-11-2012
Hoy me he enterado que son 12.000 las personas desaparecidas en España. Olvidadas, sin investigación. Me pregunto cómo se sentirán sus familiares cuando ven que los casos se van cerrando o aparcados sin apoyo alguno. Hoy escucho en un programa de radio que el padre de una de las niñas del caso Alcacer fue condenado a un año de prisión y a pagar 3.000 euros de multa por desacato al fiscal, al declarar que no estaba de acuerdo con lo que estaba pasando. Es decir, matan, violan, y descuartizan a unas niñas y es el padre quien paga una multa. Hoy conozco que las cifras de delincuencia, intrusión en los hogares españoles con gente dentro está subiendo de forma desmedida pero que no se nos informa desde el gobierno con veracidad. Nos engañan. Detrás del caso Madrid Arena se huele de todo, apesta y nuestros hijos salen cada fin de semana sin una seguridad. No es necesario que hagamos una huelga sin sentido. Es necesario que salgamos TODOS los españoles a abarrotar las calles. Tenemos que reaccionar de una vez y ser coherentes con la realidad.

05-11-2012
Jamás debemos decir: "De esta agua no beberé" porque cuando menos lo esperas la vida te sorprende realizando todo aquello que nunca creíste que harías. Viviendo situaciones que las veías lejanas a ti. Todo gira, todo cambia y nos envuelve. Quizá la firmeza de una actitud un día se vuelve indecisión. Una vida dulce y tranquila pasa a ser desasosiego y amargura. La estabilidad de tenerlo todo se convierte en la soledad más absoluta. Y lo mismo al revés. Vivir es un ejercicio de fortalecimiento interior, pero no podemos manipular a los que nos acompañan en el mismo camino y tampoco que su reacción y decisiones sean las que esperamos. Eso nos tambalea. El tiempo me ha enseñado a aceptar lo que ocurre de la mejor manera y luchar por aquello que si puedo cambiar, aunque cada día sea un comenzar de nuevo.

05-11-2012
Brad Pitt ha cobrado la cantidad de siete millones de dólares por ser imagen en un anuncio de Chanel en su perfume Nº5. Cristiano Ronaldo cobra al día casi 1,5 veces el sueldo anual de un español. Irina Shayk, su novia cobra 900.000 dólares por una pequeña campaña publicitaria. Javier Bardem cobra diez millones por película y ya conocemos las cifras de los sueldos de Mariló Montero, famosos y políticos. Ni que decir de la cantidad que quieren ofrecerle a Paquirrín por tres entrevistas en una revista cuando nazca su hijo. Me parece descomunal. Un insulto. Y lo peor de todo es que el resto de ciudadanos de a pie somos los que fomentamos todo esto. Porque reconozcamos que nos da igual. No escucho a casi nadie quejarse por estas cosas. Se compran esas revistas mientras que los libros de sabios se cubren de polvo en las estanterías. Nos sentamos frente al televisor para sumar cifras de seguidores a programas bodrios. Se pagan millones de euros a actores (algunos) de pacotilla mientras que conocemos que investigadores se quedan sin presupuestos para terminar de crear antibióticos contra el cáncer y el Alzheimer. Y aceptamos todas estas injusticias de forma natural. ¿Cuántos niños podrían salvarse si se les entregara estas cantidades de dinero? Los seres humanos somos de vergüenza. Debemos crear nuestra pequeña lucha personal por lo que consideramos justo.


03-11-2012
Creo en la bondad, honestidad, solidaridad aunque sólo la tengan unos pocos. Pero no creo en ningún tipo de justicia si no es para todos. Me pregunto por qué el hombre está tan confundido y equivocado en un mundo donde se permite y se seguirá permitiendo el dolor y la barbarie. Nadie para las guerras porque en ellas hay un lucro. Nadie cambia el destino de los que sufren, porque no importan. ¿Qué podemos esperar de gobiernos que ayudan a los bancos y hacen caso omiso a todas las familias que quedan en la calle desesperadas porque esos bancos les quitan sus casas? Parte de las grandes organizaciones que dicen ayudar a los más desfavorecidos se quedan con el dinero. Se trafica con órganos, niños, se maltrata a las personas, a la naturaleza, a los animales. Prefiero ver a Heidi que poner los informativos. Todas las noticias son catastróficas. ¿No sucede nada bueno? El dinero y las ansias de poder parece justificar cualquier mal acto. La justicia casi siempre es tardía y eso si llega. Cada día escuchamos decenas de conversaciones, leemos artículos, vemos debates sobre la crisis. Nos retumba esa cifra de parados; seis millones. Pero llega la noche y nada cambia para ellos. Bueno si, más impuestos, injusticias e indiferencia. Si cada uno de nosotros hiciéramos una reflexión. Si la bandera que nos uniera fuese la solidaridad. Si valoráramos los problemas de los otros, al menos, como los nuestros propios. Seríamos una gran fuerza y saldríamos a las calles en un mismo grito: Justicia. Entonces cambiarían las cosas. ¿Es una quimera?

02-11-2012
La vida debería tener de fondo una banda sonora. Estoy convencida que todo sería distinto. La música es la fuente de mi inspiración. Cierro los ojos y siento como mis emociones se manifiestan. Los abro y todo lo que miro parece tener alma, hasta lo más insignificante. Me pregunto: ¿Cómo un simple instrumento puede crear tanta sublimidad? Admiro a los compositores. Ellos han conseguido que la belleza y la sensibilidad se haga sonido. Ellos y sus creaciones me arrancan las lágrimas de lo más profundo de mi ser. Me ayudan a acariciar lo incierto, me estremecen. Todo aquello que he hecho con pasión ha sido siempre provocado por la música. Un espacio, un silencio...Necesito la música pare respirar, ser, sentir...Quien inventó la música debía tener pleno conocimiento del alma humana. Por eso la música es alma...Nuestra alma.

31-10-2012
Me acurruco algunos momentos en estas tardes otoñales, al calor de mis pensamientos. Recuerdo una pregunta que repiquetea con insistencia en mi mente: ¿Por qué los hombres nacemos puros y nos vamos contaminando con los años? ¿Por qué no es al revés? Deberíamos nacer contaminados y volvernos puros en el recorrido de nuestra existencia. Impregnarnos de valores, en vez de deshacernos de ellos. Sorprendernos de las cosas y no sentir que todo está manido y roto. Enamorarnos como los niños, pisar los charcos y valorar el sentido de "vivir". Quisiera no correr cuando se aproxima una tormenta y dejar que caiga sobre mi purificándome el alma. Desearía no tener consciencia del tiempo, porque ese espacio está diseñado para respirar y ser feliz. Conseguir que una caricia erice mi piel, que mi instinto me domine sin analizarlo. Los seres puros prisioneros en cuerpos de adultos no tienen cabida en este sistema. Son etiquetados de forma peyorativa y relegados a otro plano. Pero ellos...los pocos que quedan son unos grandes privilegiados.

20-10-2012
Jamás podré entender a aquellos que se suben a la barbarie del racismo. Que se consideran con más derechos que otros por nacer en una tierra, dentro de unas fronteras, otorgándose privilegios. Que te hacen culpable por el color de tu piel, o los fracasos de tu país. Nunca quisiera estar en los zapatos de los clasistas. Aquellos que te miran por encima del hombro si no respondes a un nivel social, que brindan con el cava más caro, a sabiendas que en la otra parte la gente recoge las sobras en los contenedores. Cada vez que veo o escucho situaciones de este tipo siento una inmensa rabia y una profunda tristeza ante la intolerancia y la discriminación. Creo que la riqueza mayor que un ser humano puede poseer es la humildad. Saber mirar a los otros de la misma manera que deseas que lo hagan contigo. Practicar la justicia y no dañar gratuitamente al prójimo es una obligación, nunca una elección.

15-10-2012
¿Qué alguien me explique cómo se pueden pagar siete millones de dólares a una persona por grabar un anuncio de perfumes? Es lo que ha sucedido con Brad Pitt. No concibo que unas cantidades tan astronómicas puedan ser depositadas en una sola cuenta corriente. Jamás terminaremos con las injusticias en el mundo. Con siete millones de dólares...¿Cuántas personas podrían comer? ¿Cuántas vidas salvaríamos? hemos perdido el sentido común y lo peor de todo es que el resto de la humanidad que vivimos con pequeños sueldos, algunos trabajando ocho y nueve horas por 800 miserables euros al mes, seremos los que promocionaremos la compra de esa fragancia y conseguiremos que unos pocos se enriquezcan. No existirían los ricos sin los mediocres. Miles y miles de personas mitómanos que no nos paramos a valorar la inmoralidad que alimentamos en un mundo codicioso.
Niños mueren cada día de hambre mientras otros cobran siete millones por la fragancia de la insolidaridad.


13-10-2012
A veces tenemos la suerte de encontrarnos con miradas que expresan sueños, deseos frustrados, ilusiones, esfuerzo y decepciones. Miras el brillo de unos ojos que empiezan a apagarse por el cansancio de lo injusto. La vida es un recorrido que en ocasiones nos muestra pendientes escarpadas. Alguien te dice: ¿Qué sentido tiene vivir? y sabes que tus palabras conseguirán una emoción positiva o negativa. Y observas a tu alrededor. Y percibes la vida. Esa existencia que no se detiene, no ofrece treguas. En ocasiones cruel, otras clemente. Y sin desearlo aparece ante tu imaginación el pasado. Recuerdos que forman lo que somos. Y presientes aquel día que alguien te dio un beso y aquel otro en el que el desamor te desarmó. Y buscas de nuevo esos ojos que esperan tu respuesta como una tabla de salvación en el inmenso océano del desconcierto:
!No te mueras! El mundo necesita de ti. !No desees coger las maletas que tienes preparadas para nunca más volver! Tu pincel es el latido de aquellos que disfrutamos de tu arte innato. Ese pincel debe pintar de colores nuestro día a día. Porque aunque no lo creas, un día, alguien inesperado aparece para compartir un tiempo señalado y jamás conseguiría ser la misma persona si tu espacio está vacío. Pinta...crea...siente. "El mundo es de aquellos que piensan en quimeras irrealizables" dijiste y ese es tu mundo, nuestro mundo de fortaleza infranqueable. Conviértete en el corazón del payaso que una vez creaste y cubre de estrellas la realidad. Acúnate en los sueños de la noche como cuando eras un niño y deja que las mariposas de la magia hagan que sumes días, meses y años...

Pero, por favor, nunca te vayas...El mundo sin el pulso de tu pincel no sería el mismo.
08-10-2012
Sólo era un bebé de nueve meses. Arrullado por los brazos de su madre en la fría noche de una patera. Alguien les prometió la libertad cruzando ese mar a la nada. Nueve meses de vida donde al calor de un pecho, otros decidían su triste futuro. Un pequeño niño que se ha quedado en las aguas de la muerte y la injusticia humana. Ni siquiera los informativos dicen su nombre. Tan sólo que ha muerto al volcar la patera donde viajaba con su madre y otras personas. Ella, su madre, ha llegado a España con los brazos vacíos de una parte de su vida. Ha sido el coste de una promesa con un destino cruel. Otra tragedia más en medio de las aguas de un mundo roto. Descansa en paz
08-10-2012
Siempre he intentado ser objetiva pero la verdad es que los sucesos que ocurren últimamente no tienen defensa alguna y además cualquier clemencia de la justicia pondrá en peligro la integridad de los ciudadanos a los que nos debería dar miedo salir a las calles.
La semana pasada nos enteramos que un chico de 21 años tenía casi todo preparado para una matanza el 20 de Abril en la Universidad de Baleares. Los detalles sobre ese escabroso futuro hecho son escalofriantes. Hoy su abogada nos dice, sin poder mirar a las cámaras, que era algo así como una broma y que además pensaba devolver los ingredientes con los que iba a atentar. Vamos que;!jajajaj que gracioso y a tu casita! Y¿ a esta defensa que parece de película de Mister Bean la creerá alguien? ¿Qué medidas habría que tomar? Tengo claro que dejarlo en libertad, NO.

Hace unas semanas nos enteramos que la doctora que asesinó a tres personas y dejó otras tantas heridas, a quien le diagnosticaron esquizofrenia paranoide, le han concedido un permiso que le permite salir a las calles los fines de semana, ¿qué pasará? Hace unos meses dejaron en libertad provisional al asesino de una niña de 9 años y antes de un mes ya violó a una joven en Madrid. Parece ser que fue un excarcelado quien ha montado la salvajada del secuestro del niño de 8 años al que dio la orden de cortar en pedazos si no conseguían el dinero del rescate. Un niño al que han mantenido en un cuarto oscuro atado y pinchándole de todo. ¿Y quién nos protege a los ciudadanos? ¿Nos convierten sin darnos cuenta en conejillos de indias para comprobar si todos estos asesinos son capaces de reincorporarse a la sociedad? ¿Cuántos más deben morir para que se les aplique lo que merecen?. Lo que está claro es que no hace falta ir al cine para ver películas de terror. La vida misma se ha convertido en un film espeluznante.

04-10-2012
Ayer me resultó chocante una cosa. Un periódico americano ha publicado fotografías de la España actual. La parte oscura de estos días. Personas desahuciadas de sus casas por culpa de los bancos. Gente que busca entre los contenedores y otros haciendo larga fila en los comedores públicos. Inmediatamente esas fotos tuvieron una respuesta. Se tomó la iniciativa de enviar a la web del diario fotografías en color de otra visión española. Las palmas, el arte, un café en las terrazas de la playa, en fin, la alegría de vivir. Y me pregunto: ¿Es esta la solución que tenemos? ¿A quién se le ocurrió la brillante idea de lavar la cara a una realidad, forma parte de aquellos que recogen la basura en los contenedores y hacen fila en el paro? Señores, la realidad es la que es. Y me puede gustar poco o nada que esa sea la imagen de mi país en el extranjero, pero esas personas EXISTEN. Esas fotos en blanco y negro tienen protagonistas, sufrimiento, realidades. Merecen el respeto de tomar otras decisiones para que cuanto antes pasen a formar parte de un pasado. Lo que NO merecen es que los tapen con otras diapositivas que muestran a aquellos que no están pasando por su misma situación. Somos unos hipócritas. ¿Cómo se habrán sentido esas personas que comiéndose un plato de sopa caliente en un comedor ven las noticias y descubren que sus patriotas tapan su triste situación? Imagino que como a mi cuando lo escuché. Pido perdón a todos ellos por la insolaridad y lo bien que se nos da echar la mierda debajo del felpudo. Ahora eso si: España sol y fiesta. En definitiva: Fotografías en color.
03-10-2012
Crecí en Hellín en un barrio humilde de gentes trabajadoras. La pequeña tienda del barrio era regentada por un matrimonio mayor. Se llamaban Belen y Gregorio. No tenían hijos. Desde que tenía apenas cuatro o cinco años de edad, se despertó en mi un amor incondicional lleno de una gran ternura hacia ellos. Gregorio era como un padre. Me vió crecer día a día. Me sonrió cada instante. Me regaló respeto y un gran cariño. El tiempo pasó y me marché a otra ciudad. No los volví a ver más. Ella murió y supe que el todavía vivía. Hace unas semanas, en una visita al pueblo, lo busqué y después de 30 años, llamé a su puerta. Ya no era la niña de coletas y la cara llena de nocilla. El abrió la puerta con la imagen de sus 95 años. Me reconoció. Se emocionó y me dijo estas palabras: " No te he olvidado en estos años. Te he llevado siempre en mi pensamiento, porque para mi fuiste una niña especial a la que he deseado ver todo este tiempo". He conocido personas de mi edad que a lo largo de nuestra vida han hecho grandes cosas. Todas las que yo he hecho han sido pequeñas. Pero en ese momento entendí que sin ser consciente hice algo grandioso. Un ser bueno, decente, honesto y especial me ha echado de menos durante treinta años.
03-10-2012
¿Con qué fin se hacen los informativos?¿ Para inyectar una dosis de optimismo a los ciudadanos, o para hundirnos en la miseria? Ayer, durante una hora todas las noticias eran patéticas y deprimentes. Me recordaba a aquel periódico que leían los abuelos cuando yo era pequeña; "El caso". Muertes, asesinatos, guerras, catástrofes. Señores que somos de carne y hueso. Que tenemos un pequeño corazón que de momento late y siente. ¿No hay alguien a quién le toque la lotería? ¿Personas que superen enfermedades?¿ Gente creativa y actos de justicia? La contraposición a lo negativo. Cada vez que enciendo el televisor para conocer lo que pasa en el mundo cambia mi estado de ánimo. Que alguien me muestre la parte bella de la vida.
01-10-2012
Recuerdo cuando era pequeña, el tiempo pasaba lentamente. Siendo una adolescente, creía que los cuarenta años estaban a años luz. Entonces todo era pausado. Había tiempo para la familia, los amigos, incluso los sucesos permanecían. El tiempo me daba la oportunidad de reflexionar, vaguear y mirar a la gente reir. Ahora, todo va demasiado rápido. Tanto, que siento que no soy capaz de analizar los sucesos de mi propia vida. Pasan a gran velocidad las noticias, los amigos, incluso aquellos que mueren parecen quedar atrás en el olvido antes del duelo. ¿Por qué esta velocidad? Que alguien se quede conmigo sentados en la atalaya del tiempo que no tiene prisa. Que mis lágrimas tengan sentido y las tuyas. Que mis anhelos puedan ser compartidos sin observar en la cara del otro el estrés. Que las primaveras y los otoños caigan lentamente y seamos capaces de arrullarnos con la tranquilidad, sin prisas. No se puede admirar una sonrisa corriendo. Quizá por eso nos perdemos tantas cosas en estos tiempos. 

30-09-2012
Ojala y esta crisis nos ayude individualmente a crear solidaridad. Ojala y nos devuelva la posibilidad de recuperar los valores que perdimos. Que seamos capaces de desnudarnos de todo lo material que nos sobra y pasemos a buscar las emociones y el cariño de aquellos que nos rodean. Ojala y aprendamos de nuevo a valorar a los otros, a compartir, estrechar nuestra mano y dejar que fluyan palabras como; te quiero. Que "escuchar" forme parte de nuestros días, las sonrisas y los abrazos. Ojala que nuestra vida no se convierta en una tarde de domingo cualquiera donde las ilusiones quedan perdidas sin más.
Ojala y la crisis nos devuelva el tesoro de volver a ser personas humanizadas y ojala y podamos compartirlo juntos.


19-09-2012

No llegamos con la libertad bajo el brazo como aquellos bebes que según algunos traen un pan. La mayoría llevamos anudadas a nuestro cuello cadenas que otros se encargarán de desarrollar con el paso del tiempo.

Descubrir la libertad en la madurez no es tarea fácil. Es más, creo que es una asignatura demasiado elevada con muchas posibilidades de suspender. La libertad está principalmente en nuestra mente. Y deshacerse de todo lo que durante años te ha ofrecido una seguridad ficticia a la que nos hemos agarrado como a un salvavidas en medio de un océano es todo un reto.

Una casa, ropa, utensilios, coche, incluso una cuenta corriente no nos salvará de una caída a la inseguridad un día cualquiera. El ejercicio de despojarte de cada una de esas cosas y sitios a los que permanecemos atados, el el verdadero elixir que te proporciona lentamente el placer de la libertad. No hay duda alguna que debe existir esa guerra interior entre el verdadero "yo" y el creado que se sujeta a nosotros mismos con una fuerza abismal. Aquellos que sienten de verdad la necesidad de liberarse de las cargas, sibilinamente ganarán la partida y si sus pies descalzos tocan las finas arenas de lugares recónditos, sus ojos cristalinos se encuentran con otras miradas lejanas, la cama donde reposan es de distinta forma cada día, entonces podrán decir que han llegado a una vida real. Una existencia donde cada minuto es elegido por ti y al que no te ata lo superficial de la seguridad.

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida"


Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) Escritor español.
03-09-2012
Cuando me levanto algunas mañanas, pienso: ¿Cuántas víctimas inocentes perderán hoy su vida? ¿ Cuánto sufrimiento deparará el día?
Me asomo a la ventana del mundo y puedo ver todavía en sus hamacas a los poderosos, coleteando los últimos días estivales. Son los que deciden sobre nuestro futuro. Hombres, mujeres y niños huyen de la muerte en Siria para buscar refugio en otros paises, donde se discute todavía de dónde les llegará el dinero para sobrevivir. Trece inmigrantes están en una isla cerca de Melilla esperando solidaridad por parte de alguien. ¿Por qué deben pasar situaciones de este tipo? Entiendo que se cierren las fronteras, pero no que se ejerzan leyes ambiguas y las decisiones se tomen cuando la vida de inocentes corren peligro. Una buena lección de vida individual sería que todos comprobáramos como se vive en situaciones límite.
Espero que esa equidad que reivindico se ejerza también sobre Bretón, si por fín se conoce que ha sido el autor de un hecho tan espantoso y su ex mujer no tenga que vivir con la sombra de saber que cualquier día se lo encontrará en una esquina y la matará a ella también.
Los Políticos tienen sed de poder y los pueblos hambre de justicia. El poder está en el pueblo si este permaneciera unido. Traspasemos juntos los muros de la "ceguera". Unámonos al menos en España para que no nos tomen el pelo, para que seamos un país con ciudadanos dignos. Para que el lema de nuestro partido sea: Honestidad, ecuanimidad, cohesión y trabajo entre los ciudadanos.
30-08-2012
La verdades tienen alas y son como esas mariposas que te cruzas en el camino. La sutileza es etérea y se transforma en el viento que roza tu cara. La libertad es como las letras desordenadas que juegan con las mariposas de la verdad y la transparecia de lo sutil. Nos equivocamos y no por ello debemos llevar un estigma como la letra escarlata sobre nuestra frente. Pocos luchan por mantenerse de pie en una sociedad que empuja constantemente a la mentira. ¿Quién conoce el lenguaje de los silencios, de aquello que se grita sin palabras desde lo más hondo del corazón? ¿Por qué se cierran las ventanas a los guerreros? ¿Por qué permanecemos estirados ante los indefensos y débiles? ¿Por qué necesitamos que nuestras palabras sean reconocidas como portadoras de certezas absolutas? Crecemos junto a otros y desconocemos el equipaje que arrastran. ¿Dónde están los Maestros que puedan conseguir que me desnude de mi ego? Que me abrace al desapego de lo material. Que me sienta parte del camino que se adentra a los bosques, de sus misterios, discreción, firmeza. Que mi mente se quede aparcada sobre las piedras del sendero. Que mis pies se eleven con las hojas que arrastra el viento y sea capaz de jugar con los detalles del tiempo. Las flores que se entregan a la vida, los charcos que se forman cerca de los cauces del rio. Que mi susurro sea el sonido que cantan los árboles movidos por el vendaval, que la humedad traspase los poros de mi piel. Que los aromas me embriaguen y pueda verte a lo lejos. Son tus huellas aquellas con la que soñé. Tus preguntas las respuestas que busqué. Tus ojos el brillo que iluminaba a la niña que llevo dentro. ¿Eres el Maestro de mis días? ¿El poseedor de ese tesoro que permenecía escondido? ¿Llevas 200 años en el mundo? ¿Gozas de los conocimientos humanos y la sustancia irracional de los halcones? ¿ El ahuecamiento en tus extremidades son la entrada de las alas que te permiten alzar el vuelo cada noche hacia lo desconocido y me acercas el idioma de los enigmas en los sonidos que te permiten describir tu viaje y que escucho entre sueños? Si cierro los ojos puedo verte. ¿Has despertado en mi la fuerza de la pasión? Prenden de mi tus enseñanzas aunque nos separen los días y las noches. Sólo podría describir el amor contigo similar a una novela de caballerias. De emociones inacabadas. Sólo podría describir el amor con un nombre: El tuyo
30-08-2012
La vida es ese escenario donde debes trabajar duro para crearte tu propia obra. Nada pareces tener, excepto un guión que pusieron en tus manos el día que aprendiste a decir: "Papá" Un argumento muy parecido al de los actores que te acompañan en el camino. Es fácil aprenderlo, abandonarse a sus directrices, porque la mediocridad en grupo no pide esfuerzos. Se duerme el corazón, lo aletargamos, no puede ser de otro modo. Y la cabeza está en un perfecto recorrido rutinario. Son las normas, formar parte del gran engranaje social. El hecho de que un día las cosas puedan cambiar su curso, supone un ejercicio de reposición. Las puertas de la vida se cierran a la comprensión, a la pasión, a lo desconocido. Cada vez creamos cadenas más fuertes que te atan a la seguridad, ideologías, vidas frustradas. Envidié siempre a los vagabundos de normas. Que sus primeras palabras fueron sonidos indescifrables. Que no aceptaron el guión, porque su intuición era más fuerte y les marcó un código personal. Porque exponen sus ideas frente al mundo sin temor. Son alumnos de la escuela que los hace únicos. Su corazón permanece despierto, vivo, en perfecta armonia de latidos. Su pensamiento se auna a su propia naturaleza, impulsos y corazonadas. Son capaces de empatizar con cualquier razonamiento nuevo y se bañan en los rios de la pasión desbordada. Vagabundos de la libertad. Uno de ellos rozó mi mano y una corriente de aire fresco me elevó a un mundo que sólo me pertenece a mi. Destapó mi alma errante y descubrí a los actores que me acompañaban en el camino. Mis páginas están cada día en blanco. No hay planes. El día escribe su propio recorrido de existencia con la tinta que nos pertenece. Vivo en la lluvia que cae, la niebla que levanta en el camino. En las raices de los árboles y los tejados de nieve. Vivo en los sentimientos y las emociones, en el juego de niños. Vivo...
28-08-2012
Hoy alguien me ha dicho una frase hermosa: "La belleza es sólo para los hombres que ven"
Y es cierto. Quien no sabe mirar desde el corazón, jamás podrá apreciar la belleza que se esconde en los pequeños detalles de la vida.

Hoy he comprendido en la fortuna que es tener cerca a seres especiales. Esos que te llenan la vida de magia y el corazón de emociones.

17-08-2012
Un número no debería servir para marcar muertes. 25 personas han muerto en Siria, decían esta mañana en los informativos. 15 niños han fallecido en un atentado....Seres humanos que sólo son números por su muerte. Otra parte de la humanidad son números en la seguridad social, en sus cuentas bancarias...Ellos no han tenido esa suerte.
Me gustaría que tuvieran nombres y apellidos y los escucharía todos. Merecen lágrimas. Merecen recuerdos. Merecen homenajes. Merencen ser en el mundo algo más que números olvidados. Ellos forman parte de las hostilidades la malicia y la codicia del ser humano. Son victimas de enfrentamientos sin sentido, las injusticias y la crueldad.

Los años nos muestran estas realidades y es dificil poder soñar con alcanzar la luna. Tan sólo nos queda mirarla y en ese instante pensar, que esos niños la puedan volver a ver mañana. Que dejen de ser números en el polvo del camino, pasto de la metralla. Que los hombres encontremos la cordura que nos falta y la lacra de las guerras desaparezca de la faz de la tierra. Por cada uno de vosotros a quienes hoy en mi interior, visto con nombres y apellidos. Lo siento

14-08-2012
¿Qué es lo normal?
¿Lo normal es que un ciudadano defienda, hagan lo que hagan, a los Políticos?

¿Lo normal es que esos Políticos se vayan de rositas sin dar la cara por lo que han robado?

¿Lo normal es que arda España de forma intencionada y nadie ponga medios?

¿Lo normal es que justifiquemos cualquier tipo de delito siempre que no supere a Bankia?

¿Lo normal es que los etarras estén en las instituciones?

¿Lo normal es que la infanta Cristina no vaya a juicio?

¿Lo normal es que los asesinos de adolescentes estén sueltos?

¿Lo normal es que asumamos que la justicia está unida a la Política?

¿Lo normal es que acribillen a impuestos a los ciudadanos mientras se subvencionan a los sindicatos y partidos políticos?

¿Lo normal es que a esas personas que han muerto apagando fuegos, hace un mes le quitaran su paga de navidad y recortaran el sueldo?

¿Lo normal es que tengamos durante años y años a Políticos corruptos que jamás dejarán ver la luz a aquellos que son decentes?

¿Lo normal es que dejen libres a violadores y asesinos que a los dos meses de su excarcelación, vuelven a matar y violar?

¿Lo normal es que el pueblo no se una en defensa de nuestros derechos, la justicia y la honestidad?

¿Lo normal es que consintamos que ciertos Políticos defiendan el hurto y las amenazas?

Que alguien me diga qué es lo normal, porque yo siento que me he perdido.
10-08-2012
Ver los informativos me crea una sensación de impotencia tremenda. Pero...¿Qué clase de Políticos nos gobiernan? ¿Cómo pueden consentir que un señor, Alcalde de un pueblo, que parece haber perdido el norte, consiga ser portada de los diarios europeos, dejando el nombre de España por debajo de los suelos? ¿Y la Justicia? En las manifestaciones se actua de manera indiscriminada contra los ciudadanos y en este caso vergonzoso, donde se debería proceder sin premisas, la policía se queda pasiva y además, observando la situación? Vivimos un momento muy delicado para que se deje a un especimen de este tipo predicar con un ejemplo que puede llevar a la ciudadanía al mimetismo, y entonces ¿qué?.
Si paso página nos encontramos con el PSOE de lleno en un caso de espionaje. El Presidente de Bolivia diciendo que el pollo tiene hormonas femeninas y hace que los hombres al comerlos digan tonterias. Hugo Chavez por el estilo y la Presidenta de Argentina patética.

Estos son los Políticos que los pueblos han votado. Si ellos son el reflejo de la ciudadanía, no quiero ni pensar como son los pueblos. La crisis que vivimos no es sólo financiera. Padecemos una grave crisis de valores que no se solucionará inyectando dinero a los bancos, incluso a los paises. El esquema educativo ha sido erróneo. El inicio, los cambios deben comenzar en primaria, creando personas humanas con una sólida arquitectura de valores. Hombres decentes capaces de gobernarse a sí mismos. Me considero una persona con capacidad de mirar con optimismo la vida, pero reconozco que ante esta grave situación que nos ha tocado vivir, no encuentro una esperanza próxima. Creo que el ejercicio es individual y cuando abres la ventana del mundo...¿Brilla la esperanza?
30-06-2012
Me apasiona escuchar con detenimiento el sonido que produce un arco sobre las cuerdas de un violín. Me hace encontrar semejanzas con las personas. El alma debe ser algo parecido a una sonata. Todo el mundo tenemos una música interior, unos acordes. Pero no todos tenemos el control del arco. No todos nos paramos para analizar los matices de esa canción que debe ser única e intransferible. Porque es nuestra melodía y a nosotros nos toca crear su letra. Un violín no suena sin sus cuerdas, al igual que el alma no tiene voz sin sensibilidad. La delicadeza nos une a la pasión y ese entusiasmo a la generosidad. Son los resortes que conforman la belleza humana. La vida no es plena si no somos capaces de ejercer como propios compositores de nuestra existencia. No importa el lugar, el momento, las circunstancias. Importa que debemos pararnos en ese justo instante en el que nuestra voz interior nos grita: !No sigas!. Nada nos debe pasar de forma indiferente. No se puede dejar un día sin lluvia de emociones, sin sembrar anhelos, sin correr tras los sueños del día anterior. No debemos ausentarnos de las miradas cristalinas y puras para desatar la locura del amor. Cada día debe tener una danza. Una coreografía basada en aquello en lo que creemos. Ni una sola de nuestras horas, debemos permitir que alguien consiga robarnos nuestras aspiraciones. Las partituras estan en blanco. Sólo la tinta de tu fuerza conseguirá darle forma para enredarte en los tiempos, en sus silencios, sus altos y bajos, su magnitud....
29.06.2012
Observé un gato que tranquilamente jugaba con una pelota, ajeno a la guerra. A su alrededor decenas de personas morían. Seres humanos mutilados y aquel pequeño animal...jugaba. Miré una foto de un niño africano. Sentado en medio de un camino desértico, su esquelético cuerpo agonizaba, mientras que unos cuervos esperaban ansiosos su muerte. El sol lucía como cada día. La devastadora guerra de Siria nos muestra su cara en algunos telediarios. La voz acostumbrada de la locutora, habla de familias y niños muertos, violados, enterrados entre los escombros. Nosotros recogemos mientras tanto las sobras de los platos para tirarlas a la basura, y nos miramos el ombligo fastidiados por la mala suerte que tenemos; nos han bajado el sueldo. Contemplo manos que se estienden ante mi en las calles, demandando unas monedas. La mayoría por imposición de las bandas que los obligan a permanecer así el resto de su vida. Intuyo la soledad y el abandono de cientos de ancianos aparcados en asilos, o en la soledad angustiosa de sus hogares, mientras otros se aburren en sus casas sin saber qué hacer. La palabra justicia suena en muchos sitios. Una palabra hueca y vacía que forma parte de un diccionario y que sólo usamos para expresar que nos faltan cosas. Los políticos del primer mundo coinciden en un objetivo: llenarse los bolsillos, mientras que los rebaños defienden las ideologías y dentro de ellas a los corruptos. Muchos amparamos la mala calidad de esas personas tan sólo por recoger las migajas que tiran y nos hacen vivir en la "supuesta seguridad" a cambio de entregar la dignidad como ser humano. De niña creía que la vida era solidaridad y ahora estoy aprendiendo la difícil materia de la autoprotección. Pocas personas me van a mirar con la pureza que espero. Con la esencia de entregarme todo a cambio de nada. Pocos me enseñaran los conocimientos del alma, el sentido de los amaneceres, la calidez de las caricias y la autenticidad de los sueños. Aunque como me dijo alguien muy querido: "En las charcas más putrefactas, si miras con detenimiento, puedes encontrar pequeñas florecillas". !Qué suerte rozarlas!
28-06-2012
Las personas somos como un puzzle. Nos componemos de pequeñas piezas y todas ellas bien encajadas nos permiten la plene felicidad. Uno de esos fragmentos es la familia y dentro de ella cada uno de sus miembros. La ausencia de uno es crucial. Perdí a mi padre hace 20 años y dede entonces mi puzzle no encaja. He encontrado en el camino alguna persona que me ha dicho: "Yo seré como un padre para tí" Pero no ha sido cierto. Nadie ha conseguido ser como mi padre. Nadie te quiere de manera incondicional. Nadie da nada sin intereses. El tiempo me ha enseñado a vivir sin esa parte, aunque en ocasiones sigo cerrando los ojos para sentir que una leve brisa roza mi pelo, mi mejilla y consiga erizar mi piel. Quizá detrás de ella se esconde aquello que deseo con todas mis fuerzas, un liviano roce, que calma mis emociones y me ayuda a refugiarme en los recuerdos de la niñez, cuando él se acercaba a mi cama para dejarme un beso en mi mejilla de buenas noches. Cuando mis ojos se abrían para mirarlo sin saber lo mucho que le iba a necesitar el resto de mi vida. Afortunados aquellos que han visto como el rostro de sus padres se ha ido cubriendo de arrugas por el paso del tiempo. Que cada vez que necesitan su abrazo pueden tenerlo. Yo cruzaría el mundo por tan sólo una vez más poder volver a sentirlo. Y decirte: "Felicidades papá por tu 73 cumpleaños".
06-06-2012
Todos y cada uno de nosotros nos enfrentamos a batallas dentro de este barco que es la vida. He tenido siempre una filosofía; todo tiene solución. He "valorado" el problema y siempre me he ido a la cama pensando, que no es demasiado importante si podemos respirar. Pero llevo un año frente a algo que me ahoga y me roba el sueño. Debo mirar cara a cara los estragos del Alzheimer en alguien tan importante y querida para mí, como es mi madre. Con sólo 70 años le han robado los recuerdos, su ilusión, sus ganas, su personalidad, sus sueños...Ella, mi amiga, mi confidente, mi hermana mayor, mi referente, el timón de mi barco, ahora, se esconde detrás de nuestros pasos para conocer el recorrido que debe hacer. Es incapaz de caminar paralelamente a tu lado, tiene miedo. Sigue manteniendo la belleza serena de su rostro, pero pierde las palabras que quiere pronunciar. Ha pasado de ser alguien vital, a esconderse en su propio silencio, su mundo preferido. Un lugar donde no nos está permitido entrar, o simplemente no sé encontrar su entrada. Tararea canciones y cuando me mira, noto como hace esfuerzos para reconocerme. La niebla espesa de lo que no podemos controlar cae sin tregua y buscar la salida requiere fuerza interior. Quedan pocas cosas y una de ellas es pronunciarle palabras que pueden ser mágicas: "Te quiero, mamá". Quedan pocas cosas y una de ellas es aprender y conseguir traspasar la huella física del Alzheimer para verla por dentro y sentir la esencia que esa persona lleva en su interior y seguir hablándole a ella, abrazándola a ella y admirando su hermosura. Nada podemos hacer, salvo buscar la forma de amarla,sentirla, abrazalar, y dar gracias a la vida por tener a personas tan especiales y maravillosas como ha sido, ES y será MI MADRE.
05-06-2012
Ha sido fantástico el reflejo del ser humano en las urnas de ese pequeño pueblo de Cáceres donde su Ayuntamiento ha llevado a los ciudadanos a participar en un curioso referéndum. 15.000 euros para destinar a las fiestas patronales, los toros, o crear trabajo para las familias más afectadas por la crisis. El resultado todos lo sabemos: Ganan los toros. Estoy convencida que si algo así se hiciera en toda la nación pasaría lo mismo. Me levanto cada mañana y lo único que leo son artículos contra la crisis, ríos y ríos de tinta desperdiciada.
!Qué pena! Deberíamos hablar más y cuestionar los valores humanos. De aquello en lo que se ha convertido el hombre, razón por la que nos vemos sumidos en este mar de corrupción y egoismo, envidias y demás placeres que al parecer nos hemos adaptado como un guante a la mano. Pero no culpemos sólo a los Políticos. Todos somos culpables. En cualquier entorno donde te asomes existe la corrupción y el engaño, la codicia y los intereses, por pequeño que sea. Todos vamos a ver lo que timamos, lo que conseguimos sumar a nuestras cuentas bancarias, a costa de lo que sea y si es del dinero público mejor que mejor, como no es de nadie. Somos el país de la picaresca. El que más consigue es el más listo. Cuando veo a los parados en las filas del Inem, a los chavales jóvenes sentados en los bancos de los parques desalentados, sin esperanza próxima de un futuro, se me desgarra el alma. Sobre todos ellos estan los poderosos que jamás miraran su situación, porque no les importa. Sólo son cifras con las que juegan. Al resto de ciudadanos lo que interesa es que ese maleficio de la crisis no entre en nuestras casas, si le pasa al vecino, pues mala suerte. Yo cierro mi puerta y como calentito, ah, y eso sí, voto que los 15.000 euros vayan destinados a las fiestas del pueblo y los que sufren de pobreza que sean más listos y se busquen la vida. !Qué verguenza! Un aplauso para ese pueblo de Cáceres donde la solidaridad les resbala. Felices fiestas.


30-05-2012
Existir es un maravilloso regalo. Aprender a vivir un reto y saber vivir es un gran aprendizaje que no todos tenemos la suerte de tener. Atesorar en nuestra mochila interior valores básicos que cimienten nuestros pasos a diario, es la posibilidad de valorar cuando uno abre los ojos cada mañana y sientes que nada te duele. Poder mirar a los seres que quieres, tocarlos, escucharlos, es un privilegio. Mantener la capacidad de ser optimista, regalar sonrisas, estrechar tu manos a aquellos con quien te cruzas en el camino nos hace crecer. Es suficiente con llenar nuestros bolsillos de arena, como decía Manolo García, para que seas quien seas, te permita mantener los pies en el suelo. Nada nos dará más placer que esas cuatro cosas. La vida no nos permite comprarlas y además se van. ¿Hace falta que tengamos que padecer una enfermedad para valorar nuestra salud? ¿Es necesario que la vida nos tenga que dar el revés de perder a un ser querido para apreciar a los que nos quedan? Tener los pies en el suelo es lograr encontrar esos pequeños resquicios de luz por los que colarnos manteniendo siempre la calma. Recuerda que; nada es para siempre. Todo se transforma y de todo tenemos la obligación de aprender. Pase lo que nos pase en la situación actual, aunque nos haga pasar momentos de incertidumbre, cambiar nuestra forma de vida, seguimos siendo privilegiados. Con lo poco, o lo mucho que tengas, espero que sobretodo seas poseedor de un gran corazón. De cada uno de nosotros depende, elegir la melodía que nos acompañe. Bienvenido y feliz día.
29-05-2012
Hay quien dice que los sueños no existen. Algunos se rien de aquellos que los albergan. Generalmente las personas soñadoras estan mal vistas en la sociedad. Se las tacha de idealistas y se les augura un futuro de desengaño y frustración. Admiro a los soñadores. Aquellos que día a día alimentan su pasión interior por lejana que parezca. Un hombre que posee un sueño jamás está sólo. Nunca decae. Porque los sueños fortalecen el espíritu. Se alimentan de ilusiones y esas ilusiones son las que nos hacen permanecer vivos. Nadie puede decirte que tu sueño no es válido. Lo que ocurre es que existe mucha gente incapaz de crear en su imaginación lo que realmente quiere ser. Que nadie te convenza de que las emociones que erizan tu piel cada vez que cierras los ojos forman parte de un ideal. Si eres capaz de sentirlas significa que hay gente como tú que lo hace de la misma forma. Los soñadores forman parte de aquellos a los que no les gusta su realidad. La insatisfacción tiene varios caminos. Unos deciden amoldarse a lo que les ha tocado y permanecen en vidas vacías. Otros construyen su destino paso a paso, visionando el mundo que aspiran tocar. No aparques tu fantasía. Evita a los que te llamen ingenuo. Deja que la inquietud que domina tu alma te haga libre. Que tus alas sean el romanticismo, la realización de tu creatividad... Vive y hazlo siendo fiel a ti mismo es lo que realmente tiene valor en esta vida.
28-05-2012
Mueren los niños en Siria y no pasa nada. Se convierten en números. Trozos de cuerpos envueltos en sábanas blancas. Criaturas, angeles que no han tenido ni la mínima posibilidad de preguntarse; ¿en qué mundo estoy? Les han arrebatado el tesoro de la vida, sólo porque otros lo deciden. Naciones unidas, las grandes potencias miran hacia otro lado. Son vidas que no significan intereses. Niños que juegan, rien y corren entre una guerra sin sentido, bajo la crueldad de los hombres que ejecutan y mercadean con ellos y los que miramos a otra parte. Esos niños tenían un nombre, pero nacieron sin derechos, sin derecho a soñar, a una mínima posibilidad de continuar respirando. La vida de los seres humanos no vale nada, excepto la de aquellos que tienen dinero. Los derechos humanos parecen quedar en un libro bajo tierra, desempolvado para unos pocos privilegiados. Muchos millones de personas jamás tendrán la fortuna de justicia, de sentirse tranquilos y libres y cada vez que uno de ellos se va, siento que una parte de mi alma se apaga. Detesto este mundo cruel y absurdo en el que me veo embarcada. Me da pánico el ser humano y una gran desconfianza. No creo que sean posibles soluciones, excepto que el mundo toque fondo y vuelva a emerger con valores sólidos. Lo cierto es que este presente, es la decadencia humana con la que nos ha tocado vivir y tendremos que acostumbrarnos a ello, pero; ¿cómo?. Es díficil no ponerse en la piel de una madre, un padre, esas personas a las que aún lejanas, siento su sufrimiento. Sus lágrimas me ahogan y sirven para algo: Me enseñan a ser más humana y más justa en mi entorno. Que todos esos niños a los que ayer mataron descansen en Paz.

15-05-2012
Hoy leyendo un artículo me ha hecho pensar en cosas. Cuando era pequeña me daban diez pesetas y a mi me encantaba comprarme un tebeo de "Lili" y algunas chucherias. Deseaba que llegara el fin de semana para recibir aquellas monedas y comprarme un nuevo tebeo. Después los cambiaba en la tienda del barrio. Merendaba bocadillos de chocolate, aceite y sal, vino con azucar. Mi madre compraba en el mercadillo fresas y no podíamos tocarlas hasta después de la comida. Los domingos eran geniales porque había asado y las gambas en casa sólo entraban en navidades. Siempre soñé con tener unas botas rojas que nadie me compró y pasé muchas horas mirando a través de un escaparate un libro de historias que jamás tuve. Mis leotardos tenían agujeros en los dedos y mi abuela me los cosía. Los zapatos los destrozaba por la suela y recuerdo andar varios días tocando parte de mi pie el suelo hasta que me compraban unos nuevos. Mis juguetes eran inventados con cosas inservibles. En casa jamás tuvimos calefacción y nos protegíamos del frio sentados todos alrededor de la mesa al calor del brasero. Mi madre nos ponía calcetines en las manos cuando nevaba y puedo decir que eramos felices. Cualquier cosa era bienvenida por pequeña que fuera. Jugaba con mis hermanos y amigos a los cromos, el escondite, el mate. Corríamos libres por los campos y en verano me hacía una cabaña de madera en los árboles. Ahora nos hemos acostumbrado a vivir como Reyes. Gastamos nuestro dinero en cosas totalmente innecesarias. Familias con cuatro coches, seguros, teléfonos, ordenadores, ropa de marca, calzado, tiramos comida, libros, cd. Los armarios de los baños guardan de todo tipo de productos. Para la limpieza usamos un montón de cosas diferentes, salimos a comer, cenar fuera de casa, después nos vamos de copas y cuando me siento depre me voy a comprar. Celebramos los cumples, los santos, aniversarios de cualquier cosa. Yo jamás tuve una celebración de cumpleaños y fuí feliz. Ayer sin querer me lavé el pelo con gel y me di cuenta que se me ha quedado igual que con el champú especial que llevo usando desde hace años. Diría que casi mejor.Gasto una crema para la cara que me cuesta 6 euros. Es la marca más barata de un supermercado en Suiza y tengo la piel mejor que nunca. Hace más de un año que no visito los centros comerciales para comprarme ropa y uso todo lo que he amontonado durante décadas y me sobra mogollón. Tengo el móvil de más baja gama del mercado y me sirve igual. Mi gimnasio son las caminatas diarias y la escalada de montañas es gratis y me mantiene en perfecta forma. A todos nos ha afectado la crisis en mayor o menor medida y la adaptación es importante. No somos mejores por tener más cosas, nos convierte en mejores personas no necesitarlas. Las carencias nos hace valorar. La austeridad nos une. Ahora la gente se reune en casa con los amigos y familiares. Comenzaremos a educar a nuestros hijos con otros valores y a transmitirles que nada es fácil y todo merece un esfuerzo. Saber valorar las necesidades básicas como una gran suerte y no como una obligación nos hará ver que somos afortunados. Quizá sea cierto aquello de: "No hay mal que por bien no venga"

08-05-2012
Creo en el amor, la justicia, solidaridad, honradez, la prudencia, el altruismo. Creo en las personas capaces de empatizar, comprender y escuchar. Creo en la posibilidad de tener sueños y perseguirlos, incluso me arriesgo a decir, que creo en su conquista. Soy intolerante con la falta de respeto, mezquindad, crueldad, corrupción, abuso, la maldad, el egoismo, los intereses...¿En qué me convierte ser así? Imagino que en una idealista. Y hoy en día los idealistas somos la sombra de la equivocación en este mundo "real".

07-05-2012
He descubierto la posibilidad de convertirme en un velero dentro de mí misma y dar la dirección elegida al timón de mi vida. Con el tiempo he conseguido navegar por ese pequeño resquicio de luz que se abre en el horizonte cuando crees que la tormenta te arrastrará. Todo es cuestión de mirar con los ojos bien abiertos y no rendirnos ante las adversidades. Nada permanece quieto durante mucho tiempo. la vida es un constante vaiven de cambios. El sol termina introduciéndose entre las nubes y la esperanza surge. Pase lo que pase, aprender a buscar, luchar y encontrar lo positivo que hay dentro de cada uno de nosotros, es la llave que tarde o temprano nos conduce a la felicidad. Cada instante del día debe ser bello por insignificante que nos parezca. Abrir los ojos por las mañanas, sentir el sol, la lluvia o el viento. Saludar a la gente, respirar a los seres queridos, aceptar lo que eres. Centrarnos en los pasos que damos y valorarlos como únicos, con el firme propósito de llegar a la cama diciendo: "Hoy soy feliz porque así he querido que sea . Hoy he respirado". Te deseo ese día.

25-04-2012
Los seres inteligentes son aquellos capaces de entender la realidad humana. Mirar al horizonte sin plantearse que ahí termina la vida, sino que es el comienzo de muchas otras, que aunque lejanas y desconocidas, existen. El dolor y las miserias no deben ser ajenos e indiferente a ningún ser humano y si lo es no mereces poseer lo que otros no tienen. El viento que respiramos no sólo nos trae polución, arrastra las miserias que vamos albergando en el alma, desprovista de calidez y solidaridad. Nuestras inquietudes nos llevan a los centros comerciales y a las últimas generaciones de zapatillas y móviles. Nos hemos acostumbrado a las injusticias, la corrupción y el engaño que llega siempre de la mano del poder. Nos sentimos victoriosos cuando ganamos una lotería, o somos capaces de hacer trampa en un examen de la vida. pero la pureza radica en la humildad y la nobleza. En sentirse afortunado con la esencia de la vida y lo que nos regala al poder tocar y respirar a nuestros seres queridos. El día que nos demos cuenta de lo pobre que somos con diferencia al pensamiento y agradecimiento a la vida de los que apenas tienen para llevarse un trozo de pan a la boca, entonces podremos decir que hemos recobrado el sentido común y seremos victoriosos en la lotería de la justicia.
24-04-2012
Luchemos contra el racismo. Quisiera cambiar todas las injusticias que día a día permanecen en el mundo. El dolor y las miserias de aquellos que por nacer en otro sitio no tienen las mismas posibilidades que nosotros. Miro el agua que corre por el desagüe de la ducha y pienso en lo que darían por cada gota los niños del desierto. Veo como la gente celebra cada uno de sus cumpleaños rodeados de la familia y los amigos y muchas otras personas no saben ni la edad que tienen, sólo son nómadas que cuentan con un rebaño y ellos mismos. Las mujeres de nuestra sociedad pagan grandes cantidades de dinero por quitar las arrugas de su rostro y mejorar su aspecto. Admiro a la model africana, Waris Dirie que ha dicho lo siguiente: "Mis piernas están arquedas, pero no las cambiaré, porque son hijas de mi malnutrición infantil y ellas me recuerdan quien soy" Nos quejamos de mala suerte y las personas que viven condenadas a la mutilación diaria de sus órganos genitales comentan: "tenemos que dar gracias por estar vivos". La gente que sufre de verdad son aquellos que luchan con valor y sin parar por cambiar las cosas y conseguir la paz, el amor y el respeto en un mundo podrido por la mano ejecutora del hombre. Tenemos la oportunidad de haber nacido en un mundo fácil. No dejemos que ello nos ciegue el corazón para poder ver a los que necesitan de nuestro apoyo y consideración. Que entrar en nuestro coche nos recuerde que muchos niños, mujeres y ancianos se suben a las pateras para buscar un mínimo de felicidad. Ojala y entre todos consigamos que la encuentren.
22-04-2012
Nadie debe organizar nuestra vida, ni los políticos, familia o jefes. Al menos, debemos ser los dueños de esa parte interior que nos dirige al centro de lo que queremos ser y vivir. La angustia, la presión y las obligaciones no deben encadenarnos a una existencia vacía que no nos llena. La valentía por luchar por aquello en lo que creemos debe ser la bandera que cada día nos guie. Ser nosotros mismos en cada uno de los pasos que damos, o en la mayoría de ellos, es la libertad que nos hace sentir que vivir tiene sentido. Persigue lo que buscas aunque todos digan que estas loco. Asume tus aciertos y derrotas. Pero lo que leligas hazlo por ti mismo. Eso es VIVIR.
29-03-2012
Me gusta abandonarme a esas situaciones que no elijo, no espero y de repente; ocurren. Aquello que lo cambia todo. Que consigue que vayas en otras direcciones a las que habías establecido. A veces, estoy predispuesta a que aparezcan y abandonarme a esa suerte que parece estar predestinada para mí. Aires que no habría respirado, personas a las que no hubiese tocado. Me encanta que la inercia de la vida decida por mí y me regale lo espontáneo, así cada noche me voy a la cama pensando: ¿Y, qué ocurrirá mañana...? ¿Entrará ese aire fresco de la mañana inesperado?
28-03-2012
A veces, me detengo a escuchar el tic tac del reloj y comprendo que son segundos que se restan a mi tiempo. A este paso por la vida que me ha tocado vivir. Nada se para. Nada se detiene. El tic tac del reloj se lleva mis momentos felices y los tristes. El tic tac me roba a seres queridos y reconozco que no fue suficiente el tiempo que pasé con ellos.
El tic tac me hace recapacitar en lo absurdo de esas muchas horas que pierdo en banalidades. Me empuja con impetu a desear saborear, respirar y vivirlo todo. Ese tic tac es el ayer, el hoy, pero no sé si será el mañana. Lo cierto es que hoy formamos todos parte de este tiempo que pasa. Aprovechemoslo sin perder demasiados segundo. Nada es importante salvo VIVIR , tocar y respirar a y con los que viven.

 23-03-2012
Ayer por la tarde me ocurrió uno de esos hechos preciosos. Acompañé a una persona querida a poner gasolina en su coche. Me quedé sola sentada en el asiento del acompañante junto al surtidor, cuando me di cuenta que había un coche aparcado, paralelo al nuestro. Un chico de unos treinta años me estaba mirando. Tenía sindrome de Dwon. Me observaba y escondía su mirada en una sonrisa tímida. Le saludé con mi mano y el me saludó con la suya. Comenzó a reirse y me contagió su alegría. Allí estábamos, de pronto, haciéndonos ambos gestos de todo tipo, con las manos, la cara, el pelo, riendo a carcajadas sin control. Sin darme cuenta me envolví en algo tan maravilloso como es la espontaneidad, algo que no recordaba de esa misma manera desde que era una niña. No importaba la gente que pudiera ver aquella escena y no entenderla. El mundo se paró en ese preciso instante donde la pureza y los encuentros del alma se encuentran. Una señora mayor entró en la parte del conductor en el coche de mi amigo sin percibir nuestra complicidad. Arrancó y durante toda una rotonda los ojos de aquel chico se pegaron al cristal sin parar de saludarnos con nuestras manos, atados en sonrisas. Se perdió en el atardecer. Me embargó la tristeza y cierta soledad. Sé que cada vez que vuelva a ese surtidor le recordaré y buscaré de nuevo su coche para volver a perderme en la magia de las sonrisas que se regalan sin más. Gracias amigo.
21-03-2012
Una de las asignaturas en nuestra infancia, debería enseñarnos a "meternos en los zapatos del otro". Sólo así podríamos entender la vida y sentir en nuestra piel, parte del dolor ajeno. Me asusta el ser humano. Esa capacidad para dañar, mostrar indiferencia, insolidaridad. Esa fuerza para albergar rencores, ser egoístas, almacenar poder y dinero y llevarnos un buen bocado a la boca mientras que la televisión nos muestra la miseria humana. Sé que anida la bondad en mucha gente, pero nada me sirve si se permite que una sonrisa, no se refleje en la cara de millones y millones de seres humanos que JAMÁS tendrán la posibilidad de disfrutar de sus derechos como personas. Individualmente podemos cambiar cosas. Abriendo los ojos dentro de nuestro entorno y solidarizándonos directamente con aquellos que sufren y necesitan apoyo. Cada uno de nosotros podemos ser parte de los granos de arena que crean kilómetros de playas. Para mí, hoy en día, tal y como estan las cosas: Es la única solución.
15-03-2012
Tenías un corazón grande. Eras humilde y ese valor lo transmitías cada día de tu vida. Eras optimista y tremendamente sensible. Tus ojos azules como el mar se humedecían ante los pequeños detalles que la mayoría no eramos capaces de ver. Eras emprendedor y creativo. Confiabas plenamente en las personas y eras desprendido. No tenías ningún interés por el dinero, perseguías la felicidad. Amante de tu familia, devoto de tus hijos. Eras mi padre. Aquél que cada noche llegaba del trabajo y me impregnaba su olor a tinta y papel en cada uno de sus besos ansiados por mi. Tus manos eran rugosas y en invierno sangraban. Eran las manos del esfuerzo y el trabajo de 12 horas diarias. Pero tú siempre sonreías y alegabas que eras feliz trabajando. Te fuiste con sólo 51 años y durante todo este tiempo te he buscado muchas veces en la soledad o el murmullo de las noches y los días. En muchas ocasiones te encuentro en pequeños detalles o sensaciones. Estas en las olas del mar. En algunas voces que suenan cerca de mí y me recuerdan la tuya. Estas en los abrazos de las personas a las que quiero, en el sonido de la leña en el fuego. Los periódicos, los libros, la tinta y el papel me siguen emocionando cuando los estampo contra mi cara hasta perder el olfato en ellos. Te presiento en las sendas del camino y en las bifurcaciones. En el calor del alma y en las lágrimas que ahogo o dejo ecapar. Todos dijeron: !Que pena era un hombre bueno! siempre quedan así, en esa frase la mayoría de personas que se van. Pero para mí no sólo eras un hombre bueno. Para mí LO ERAS TODO.
14-03-2012
Soy una enamorada de las personas ancianas. Siento una gran devoción hacia ellos. Me parecen cajas de secretos, de experiencias que necesito conocer, de conocimientos necesarios para enfrentarnos a la vida. Los ancianos deberían ser venerados en todo el mundo y especialmente en nuestro país. Adoro sus sonrisas dibujadas en pieles llenas de surcos que muestran el largo recorrido por su existencia. Siempre que paso cerca de un anciano, intento adentrarme en alguna conversación. Es fácil. Ellos necesitan que les mostremos atención y afecto y es por eso que su entrega es total. Su vulnerabilidad me subyuga y todas las personas ancianas que he conocido han dejado una profunda huella en mí. Jamás olvidaré a mis abuelos. Si cierro los ojos y huelo a aceite puro de oliva, a jabón recien hecho, a cuentos bajo las mantas en invierno, al chirriar de la mecedora, todo ello me acerca a mi abuela. Si el aroma es a tabaco liado, a conversaciones tranquilas bajo un atardecer en verano, al agua que corre apacible por las acequias, a las primeros frutos del campo, entonces me llega la evocación de mi abuelo. Los ancianos son bellos y en ellos radica la esencia de los pasos que deberíamos dar en nuestro futuro. La sabiduría forma parte de cada uno de ellos. No importa que jamás hayan ido a la escuela. Nadie como ellos lee en la naturaleza, en los gestos,los sentimientos, en la lluvia y las tormentas. Cuando me siento triste y perdida, cierro los ojos y escalo una montaña, en lo alto me espera uno de esos ancianos sabios de barbas largas y gesto enternecedor. Me siento frente a él y allí dejo todos mis problemas. Lo hago desde que era niña y me ayuda. ¿Por qué será?.
14-03-2012
¿Y...quién soy realmente? Es una pregunta que me hago con frecuencia. Hace tiempo, un día, me quedé en silencio para "escuchar" algo que venía de mi interior. Era una llamada de atención que había aprendido a obviar. Esa voz indicaba una forma de actuar diferente, me dejaba ver a una idealista con la cabeza llena de sueños. Sueños de los que me habían enseñado, que no me llevarían a ninguna parte. Creo que la mayoría de personas actuamos por mimetismo, a empujones. Por una educación inculcada en un entorno que ni tan siquiera elegimos. Creemos ser libres pero jamás lo seremos si no somos capaces de expresarnos con toda nuestra autenticidad. Todos tenemos una voz interior real y sólo seremos felices si la seguimos. Nos lleve donde nos lleve. La oportunidad de ser tal cual somos es el mayor respeto que podemos mostrarnos a nosotros mismos. Nuestros rasgos internos primitivos y naturales son el sello de originalidad que marcará nuestras relaciones. Ser conscientes de esa libertad nos abre a la creatividad, a la felicidad que produce el bienestar de no sentir presiones, ni falsedades, ni cargos de conciencia. No debemos responder a lo que socialmente se espera en cada momento de nosotros, sino a nuestras necesidades como personas emotivas. La vida es corta, ya lo sabemos y saber quién somos y qué queremos realmente es un camino farragoso. Quizá nos lleve toda esa vida encontrarlo, pero habrá valido la pena por sólo ese momento de gloria.



 
13-03-2012
Hoy pensaba en esas personas tan queridas y respetadas por todos nosotros, que son la tercera edad. Ese sector de la población que han pasado la posguerra cuando eran unos niños. Padecieron escasez de recursos, sudaron para conseguir lo que hoy en día tienen. Ellos nos hicieron una España con posibilidades y nos facilitaron a nuestras generaciones poder tener acceso a la riqueza que se saltaron para depositarla en sus hijos, nietos...

Hoy, afincados ya en una edad que debería ser tranquila, de satisfacciónes personales por su esfuerzo y entrega, hoy, vuelven a retroceder en el tiempo para sufrir otro zarpazo. Sufren por sus hijos, vuelven a estrecharse el cinturón para ayudarlos, sus pensiones estan al filo de la navaja , algunos pierden sus casas por apoyar a sus familiares años atrás con lo único que tenían. Conozco casos de personas mayores que no pueden recuperar sus ahorros que depositaron en fondos de bancos y cajas. Se encuentran ante una situación desbordante en todos los sentidos y casi sin fuerzas para afrontarlo. Lo siento. Y además siento verguenza del teatro fantasmal que les hemos regalado. A todos y cada uno de ellos mi más sincero reconocimiento. Personas honestas, que jamás cogieron nada de lo que no era suyo. Que abrían sus casas al mundo y compartían hasta el único bocado que tenían. Gente corriente, humilde, desinteresada, con valores que ya son desconocidos para nosotros. Que vivían de sol a sol y eran felices, sin tantos avances. Que jamás les faltaba tiempo para una conversación y un chato de vino en el bar, o la partida de cartas los fines de semana. Mujeres con las manos manchadas de harina, pero con el corazón lleno de calor. Calor del fuego humano. calor de hogar. Suerte.


  10-03-2012
La paz interior es ese estado que consigues con una gran lucha y trabajo. En una sociedad donde nos han contaminado de un lastre que nos obliga a nadar en los lodos creados por otros. Sentir esa tranquilidad significa recorrer cada uno de nuestros actos para contemplarlos desde la atalaya de un atardecer y respirar un aire de seguridad y buenos hechos. Albergar Paz interior es lo mismo que ser feliz y no tener prisas para llegar a ninguna parte. Es el sosiego de sentir cada movimiento que sucede, cada una de las palabras que se escuchan. La paz interior se encuentra porque te pertenece. Forma parte del legado que muchos seres humanos llevan en el momento en el que por primera vez abren los ojos al mundo. Ocurre que en muchas civilizaciones te la roban y te empujan a un camino de búsqueda por lo que es tuyo y donde es posible que te dejes parte de la piel y el alma. Puedes estar dentro de una vorágine buscando el pequeño orificio que te muestre la luz perdida. Párate con tranquilidad a reconocerla, a identificarla contigo y entonces verás como crece y te atrae. El imán que nos lleva a la realización de nuestra verdadera identidad se esconde bajo los influjos de la quietud, es el único camino que nos une a nuestra verdad.




09-03-2012
Esta mañana me cuestionaba la "maldad", de lleno, de bruces. Ese sentimiento, yo creo, innato. Alojado en muchos hombres pero dificilmente exterminado. Me aterra la maldad, siento un desprecio tremendo hacia ello y pánico ante los seres que saben canalizarla y usarla en contra de los demás. Hay gente realmente mala que además es inteligente, lo que les hace astutos y son capaces de aplicar un dominio constante hacia los otros. Son sigilosos como los gatos. ¿Cuánta gente está sometida por gentuza que además tienen el poder y usan a las personas como si fueran papel higiénico? Humillándolas como si de ello sacaran el elixir de la vida. Luego están los que más abundan; los que no son nada y se creen algo. Los que no tienen poder y se mueren de envidia. Estos para mí son muy peligrosos. Atacan como las fieras cuando menos te lo esperas. Son mentirosos y retorcidos, rencorosos y siembran una sensación de malestar. Hay quien por razones que a ellos mismos se les escapa, no pueden conseguir ser felices, pero además son un freno para su familia, amigos, pareja, hijos...Hay que aprender a no aceptar a estas personas, a no dejar que te sometan, humillen, agredan, insulten y nos roben el tiempo que tenemos para disfrutar. Ser buena persona, o al menos perseguirlo es el mejor de los regalos que podemos poseer en esta vida.
08-03-2012
Las personas pasamos por fases a lo largo de la vida y hay una en la que nos convertimos en adultos. Eso no siempre significa que en nuestro interior no mantengamos encerrado a un niño que necesita ser tratado con ese cariño especial que te ayuda a seguir adelante ante las dificultades. No evidencia que todo está aprendido, que seamos capaces de levantarnos solos ante las caídas que producen las adversidades en el camino.Yo necesito la mano de los demás. Necesito el refugio desde donde se escucha el latido de otro corazón. Necesito el aliento que me haga sentir cerca, muy cerca a aquellos que quiero. Ser adulto no implica haber aprendido lo necesario, para tejer el parapeto que te protege de los ataques que llegan desde cualquier dirección. Para mí ser adulto ha significado que me duelan mucho más las cosas que cuando era una niña y que las entienda menos. Crecer no es creerte que eres "importante". Más bien creo que soy mucho más consciente de que no soy absolutamente nada. Los días y las noches me han hecho conseguir mirar a los otros como grandes tesoros a los que cuidar, aunque la mayoría de las veces no sepamos hacerlo. Me siento imperfecta y me gusta. Eso me permite la libertad de equivocarme una y mil veces. Y además me enseña a pedir perdón,uno de losl actos más nobles que he conocido. Ser adulto hace que me sienta más liviana de cargas, dejo todo lo material al borde del camino porque no tiene el más mínimo interés para mí, en cambio, busco incesantemente los tesoros que se esconden en las miradas cristalinas y puras. En los corazones que comprenden y sienten. Busco aquellos que me enseñen a encontrar el camino que me pertenece sin miedos, que me ayuden a desprenderme de toda esa contaminación social que ha ido pegándose a mi piel y parte de mi corazón y mi mente.
20-02-2012
Cuando vuelvo a mi punto de partida. El pueblo donde nací y viví hasta los 20 años, siento una especial emoción al reencontrarme por la calles con personas conocidas. Todos hemos cambiado. 25 años no pasan sin dejar huella, para bien o para mal. El tiempo a cada uno nos ha colmado de vivencias, lecciones de vida y páginas que han ido cayendo en el calendario individual de nuestras vidas. Lo cierto es que cuando éramos jóvenes siempre estaban aquellas "redecillas" de adolecentes novatos que nos creemos por encima de todo. Personas a las que simplemente conoces por coincidir en los sitios de ocio, el colegio, o por las calles pero con quien jamás has cruzado una palabra. Ahora con el paso del tiempo cuando los veo me causa una grata ilusión. No importa que no haya hablado nunca con ellos. Importa que nos conocemos, sabemos de nuestra existencia y siento ganas de decirles: !Que guay estamos vivos!. No lo hago por verguenza pero siempre les sonrio y generalmente recibo indiferencia. Parece que eso de celebrar la vida sólo me ocurre a mi. !Que boba!. Espero que eso signifique que sus vidas han sido tranquilas, que no han sufrido la pérdida de amigos y familiares, esas situaciones que te hacen relativizarlo todo y pensar que es una suerte levantarte cada día, poder regresar a los sitios de los cuales un día partiste y abrazar a todos los que dejaste. Pero hay quien al parecer recuerda hasta los cromos que no le cambiaste en el cole, o el novio que le robaste en la puerta del instituto. Hoy al llegar a casa y comenzar a escribir, mi vida ha pasado ante mí como un video y me doy cuenta que seguiré saliendo a la calle y sonriendo a los demás, a los antiguos conocidos y a los nuevos por conocer. Que he tenido la suerte de madurar y entender que la vida es eso; dar aunque recibas lo mínimo. Olvidarme de los malos rollos y aprender que cada día sea una pequeña lección positiva que me ayude a ser mejor persona.
15-02-2012
  Una mujer sabe cuando alguien salta la línea que la hace sentir humillación y falta de respeto. Estoy convencida que salvo casos muy excepcionales, cada una de las mujeres que han sido, son y serán maltratadas tuvieron ese inicio que un día justificaron. Un insulto, una bofetada, una agresión, nada de eso merece el silencio. Jamás callaras en el alma estos hechos. Alguien que comete un delito de ese tipo no merece tenerte cerca, no es acreedor de tus miradas y mucho menos de tus sentimientos. El maltrato tiene unos inicios y es justo en ese instante cuando se debe tomar medidas y para eso una persona debe estar preparada. Difícil cuestión cuando se trata de aquellos a los que amas. No somos maestras de la vida sin límites para tener que aceptar actos violentos con las palabras o los hechos. No se debe buscar un refugio en la educación, el qué dirán, incluso la religión y mucho menos pensando que nos quieren. No sé si hoy por hoy la solución es la justicia, pero lo cierto es que hay algo que nos pertenece y es gritar. Gritar al mundo el acoso. Gritar los miedos que se apoderan del alma. No callar. Hay una línea que un día alguien se saltó. Lo hizo de puntillas y pensaste que no tenía importancia. Abriste una carpeta en tu corazón que se llamaba: “Olvidos” y comenzó a llenarse de doblegamiento y resignación. Un día aquellos que dejaron de respetarnos se creyeron los dueños de tu vida, con el derecho a dañarte, destrozarte, incluso arrebatarte la vida. Recordemos siempre que nadie nos querrá más que nosotras mismas. Que somos nuestros mejores guardianes. Que no debemos permitir esa primera vez. Hagamos de esa primera vez la última y probablemente nos permita respirar el resto de la vida.
13-02-2012
Hoy una noticia impactante ha aparecido en imágenes frente a mí. Los niños soldados. Ha sido por casualidad y han convertido un día "normal" en una marca dentro de mi calendario. Es importante que la vida nos muestre la fortuna que tenemos para que todos aquellos conflictos que nos creamos se conviertan en detalles minuciosos, pero no deseo que suceda de esta manera, frente a la crueldad que viven seres humanos con la terrible desgracia de nacer en el peor lugar del mundo. Allí donde sus vidas no tienen ningún valor. Son niños y sólo sirven para ejecutarlos. Forman esas barreras en primera línea de combate frente a una muerte segura con la que ya han nacido. Sus cuerpos son aquellos con los que buscan las minas escondidas en la sangrienta tierra bajo un cielo que nos une. Un cielo que al mirarlo me produce una derrota interior ante tanta miseria humana. Duele. Me abruma la desesperanza de personas que jamás tendrán oportunidades. Me ahoga la sensación de impotencia y siento una profunda decepción. Aquellos que tienen la fuerza de poder cambiar las cosas, no lo harán. Si cada uno de esos niños, de esas vidas reportaran un dinero, todo cambiaría. Una vez más aparece el lastre del horror que nos llegan de muy lejos y lo único que puedo sentir es verguenza. Resulta dificil volver a la normalidad y formar parte de las pequeñas quejas que bostezamos día a día. Mientras que una parte del mundo se reparte las riquezas y vive entre algodones, otros mueren miserablemente. Que sirva para reflexionar y valorar lo que tenemos que es mucho. Y que cada una de esas miradas y sonrisas de los niños soldados vuelen lejos; libres y en paz...


 
11-02-2012
La Política me parece un adoctrinamiento que se apodera de las mentes y en muchas ocasiones nos lleva al fanatismo. Como en casi todo en la vida, considero que creer en una ideología no conlleva seguirla y practicarla llegando a dejar de ser uno mismo y justificando todo lo que digan o hagan aquellos que en determinado momento y lugar dominan la bandera con las palabras y hechos. No debemos permitir crear "dioses" y tampoco "idolos". El mejor credo es aquel que nos deja vivir en libertad y respeto con aquellos que nos rozan. Es el ideario que nos invita a perseguir la consecución de nuestros sueños y la verdadera identidad que llevamos grabada de forma natural y que sin lugar a dudas si tiene nombre y apellidos. Eso nos hará justo. Nos llevará a no analizar y juzgar a los demás con mentes perturbadas por una serie de pensamientos que ni siquiera reconocemos porque son pura imposición social. Cuántas personas han muerto a causa de las ideologías. Cuántos otros han dado su vida a la fidelidad de lo que ni entendian. ¿Cuándo recobrará el ser humano la razón y será consciente que en la arena no hay escrituras ni estatutos? Que la vida es simple y que el auténtico prnicipio es justamente el que constantemente nos saltamos y por ello necesitamos ser prisioneros de las normas que constantemente nos imponen nuestras creencias. En este momento social, ya no sé quién es inocente o culpable. Nadie pone sobre la mesa de análisis unos hechos, constantemente es una ideología lo que juzga y hace que nos posicionemos en una parte o en otra. En definitiva: Hemos perdido la cordura.



07-02-2012

De niña estaba convencida que la sabiduría estaba en las personas de estudios. Aquellos que conseguían ser algo en la vida, como decían nuestras abuelas, guardaban los conocimientos y el buen hacer. El tiempo me ha demostrado que eso no era del todo cierto. En muchas ocasiones me he sentado con personas que no aprendieron a leer y escribir y han conseguido ser grandes sabios de la vida. Ellos me hablaron de las posibilidades de encontrar ese camino que todos buscamos por distintas direcciones y que te lleva hasta ti mismo. Tienen los conocimientos de la naturaleza, y han explorado el corazón de la gente. Sus miradas transmiten ese brillo casi desconocido hoy en día, destellos de sencillez, gestos de tranquilidad y sosiego. Son perfectos narradores de historias verídicas, intuyen la mentira y cuando las palabras se les quedan cortas, resuelven el problema con un abrazo. No conocen los contratos en documentos, sólo el estrechamiento de la mano y la palabra, compromiso de los hombres. Perciben el lenguaje de los animales y saben leer en los árboles y el cielo. La música del viento y la lluvia les indica el pronóstico de los próximos días sin temor a equivocarse. Una vez hace muchos años, conocí a alguien así. Era muy mayor y se escondió del mundo en una pequeña cabaña junto al mar que el mismo construyó. Compartí algún tiempo con él. Pero no creo haber sido una buena alumna, demasiado contaminada ya por una sociedad que nos va dejando huellas imborrables. Aún así, después de 20 años en su ausencia física, muy de vez en cuando le recuerdo, en esos momentos en los que el corazón se torna gris, o se llena de la esencia de las cosas. Aparece como una leve brisa y pienso en él y en algunas frases que me marcaron. En esos momentos presiento que los grandes Maestros que te tocan el corazón sin apenas darte cuenta permanecen siempre con un mensaje eterno. Gracias Clemente.
Felicidades por lo que acabo de leer. Ha sido todo un descubrimiento caer en  tu blog y así poder tener acceso a tu novela. Su lectura atrapa desde el primer momento, está muy bien construida y dominas el lenguaje, así mismo  eres una magnifica conocedora del alma humana y eso, unido a tu capacidad de observación hace que las páginas pasan sin darte cuenta mientras tu cabeza se va activando así como el propio corazón o lo que nos quede de él. como colofón ese magnifico y sorprendente final que no quiero destripar aquí, pero que te devuelve la alegría y la ilusión por la vida y el amor.
No tardes mucho en tu nueva entrega  pues yo al menos, ya la espero con verdadera ansiedad
.Ramón Herráiz

<!-- Código contadorweb.com ver. 5.3 -->
<script language="javascript" src="http://www.contadorweb.com/c2.php?digit=amini&page=631c03bac85efc2e8944"></script>
<br><font size=1><a href="http://www.contadorweb.com" target="_blank">Contador web</a></font>
<!-- FIN Codigo contadorweb.com -->